Las Personas sobre el Papel.

Quado


Hoy enfóquense en las relaciones. Con su familia, con sus colaboradores, con su jefe y con sus clientes. Con personas con las que aún no se ha encontrado.

El sendero para el éxito depende de las relaciones. Ustedes pueden pensar que su éxito depende de su trabajo y en lo que hacen, pero realmente depende ante todo de las relaciones.

Ustedes serán recompensados por su trabajo si tienen buenas relaciones con la gente que tiene el poder para recompensarlos. Ustedes solamente serán reconocidos por sus talentos y contribuciones si los custodios entre ustedes y aquellos que ustedes desean alcanzar, les permiten pasar. Sólo les será otorgado el beneficio de la duda por la gente que haya aprendido a confiar en ustedes. Solamente tendrán un amor satisfactorio y relaciones familiares si ustedes los nutren.

Si ustedes se pasan la mayoría de su tiempo analizando lo que deberían hacer, estableciendo objetivos, escribiendo para hacer listas y planes detallados, se asombrarán de cuánto pueden realmente hacer que suceda, simplemente levantando el teléfono.

Las relaciones son todo. Ellas son lo mejor y el camino más rápido para conseguir un nuevo trabajo, aprender a cómo lograr lo que desean y abrir las puertas que parecen estar cerradas para ustedes.

Y cómo aprenden a construir buenas relaciones? Como cualquier otra cosa, a través de la práctica y el ensayo, cometiendo errores y aprendiendo, observando los resultados y evolucionando. Ustedes saben lo que necesitan saber para comenzar; después de todo, cada uno quiere lo que usted quiere. Ellos quieren ser respetados. Quieren que los otros le presten atención a sus necesidades. Quieren reconocimiento. Quieren ser escuchados. Y quieren ser amados por la gente apropiada.

Cuanto más fuerte estén ustedes en su propio centro y cuanto más profunda sea su verdadera confianza y paz interna, será entonces más fácil dejar de lado las demandas estrepitosas de su ego, para escuchar cuidadosamente a la gente en su vida y mantener conversaciones en las que escuchan; más que lo que piensan y hablan.

De esta manera continúen sus rutinas matutinas para centrarse, luego tomen una profunda respiración, llenen su corazón de coraje y levanten el teléfono. Pidan lo que desean. Pidan esa entrevista, esa referencia, esa cita. Pidan ese trabajo. Pregunten la información que necesitan. Pregunten el negocio de su potencial cliente. Y si ellos dicen no, pregúntenle a ellos qué necesitan.

Empujen el montículo de papeles frente a ustedes, enfóquense en la gente y observen que todo comienza a cambiar.


www.carriehart.com - www.PowerAnimalsUnleashed.com - carriehart@msn.com
Traducción al español compartiendo la Luz: Alicia Virelli

10244 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo