Suaviza tus plumas

Quado


Suaviza tus plumas

Hay días cuando somos misteriosamente elevados por el flujo, como capturando una brisa y todo lo que se necesita hacer es desparramar sus alas y deslizarse. Otros días cuando están escalando la cara de una abrupta montaña con manos sangrientas, preguntándose porqué es su destino pelear. Y hay días cuando ustedes alcanzan la cima de la montaña y se dan cuenta que el coraje y el esfuerzo valía la pena después de todo.

Pero incluso en este momento del triunfo, es importante saber que un día las nubes que rodean esa montaña los elevarán y ustedes observarán que existen muchas más montañas por escalar, cada una más alta que la siguiente, extendiéndose en todas las direcciones. Y entonces un rayo de sol iluminará uno de los picos montañosos y ustedes sonreirán y suspirarán, entonces descenderán de esta montaña y ahí descenderán de esa montaña en otra y continuarán hacia la próxima.

Y así sabiendo esto, ustedes podrían también gozar del viaje. Sabiendo esto, ustedes podrían aprender a gozar la sensación de sus músculos mientras ellos se expanden, la expansión de su corazón mientras excavan por más coraje, la compañía de los otros escaladores que se unen en un grupo de vez en cuando, y las hermosas vistas que tienen por todo el sendero.

Y uno de estos días una brisa puede surgir que invoca tu nombre y tú repentinamente recuerdas que tienes alas. Te lanzas de un salto de la montaña, atrapas la brisa y solamente abres esas gloriosas alas, listas para el paseo de toda la vida, elevados y transportados, girando en círculos entre todas las montañas, experimentando cosas que nunca soñaron, viajando por la corriente sin esfuerzos.

Y entonces esa corriente, esa respiración del viento, comenzará a caer y se asirán muy fuerte sobre la saliente de la montaña cercana, para encontrarse nuevamente observando un pico que aparece amenazador sobre ustedes, especulando lo que le sucedió a la brisa y el porqué no fueron transportados por todo el sendero hacia arriba.

Pero esto es simplemente su forma, la manera en que las cosas son en esta gran aventura de vida.

Ah…perciben ese aire refrescante, esa pequeña brisa? La perciben comenzando a crecer más fuerte y fluyendo hacia ustedes? La escuchan llamando su nombre? Sí, sí, suavicen sus plumas, abran sus alas. Encarámense aquí al borde de este risco y estén listos para saltar y hacer un viaje. Oh… qué extraño privilegio es estar vivo!

8535 lecturas

2 Comentarios de lectores

17/02/2012

Un texto muy motivador! mañana mismo estaré atento a esa suave brisa que nos lleve al mas puro y fragante climax.
LIGHTWORKER.

Marc desde Espania

16/02/2012

Cuando iba leyendo esto, recorde algo que alguien me dijo: "si ya estas de viaje, no quieras regresar...lo mejor es disfrutarlo hasta que termine..." Gracias Quado! Namaste.

Dina desde Argentina