Manual del Trabajador de Luz. 4/5. El Sistema. Parte 2

Kryon


Esta es la última Lección del Manual. Nos dice cómo funciona el sistema, y cómo funcionar con él. Nos da algunos ejemplos muy graciosos de cómo funciona la sincronicidad.
Afectuosos saludos de Cris.

-.-.-

Manual del Trabajador de la Luz, Lección 5

“El Sistema – Parte 2"

Saludos, queridos, Yo Soy Kryon del Servicio Magnético.

La puerta se abre rápidamente con mi socio, y la razón es que nunca me voy. Él se ha acostumbrado mucho a la energía de Kryon; siempre estoy del otro lado de la puerta. Tal vez esto sea difícil de imaginar para ustedes. No se diferencia de hablar con su Yo Superior. Siempre hemos invitado a la humanidad a canalizar. Lo pueden llamar como elijan. Cuando miran el gran arte del planeta, ¿pueden dudar de que vino de Dios? Canalizado; así fue. Cuando escuchan la música más grandiosa de su planeta, ¿no entienden que vino fluyendo por el conducto?

Tú, que estás del otro lado del velo: está disponible; es parte del sistema. Y para ti ha sido un día desde que hablé la última vez, desde la última comunicación. Para mí solo fue un momento atrás. Entonces continuamos con la enseñanza. Para repasar: lo que estábamos tratando era el sistema. Este repaso, les dijimos, es un lugar de confusión: la interdimensionalidad que ustedes llaman “el otro lado”, les dijimos que no es un lugar en absoluto. El estado interdimensional es una energía; una energía en la que pueden colocarse en cualquier momento que elijan. Debido a su experiencia 3D, ustedes quieren estar en un lugar. Pero si recuerdan la enseñanza, entenderán que está siempre todo a su alrededor. Y cuando se colocan en ese espacio, suele parecer caótico. Parece confuso. Cuando existe ese estado, no puedes encontrarle sentido a lo que está sucediendo. Ahora, déjenme empezar a dibujar la lógica.

En ese espacio que es interdimensional, están todos los potenciales de ustedes. Los potenciales de qué harán, con quién se encontrarán, y cuál es su propósito en la vida. Y la razón por la que parecen confusos, es que ninguno de ellos se ha manifestado todavía. Entonces, en este entramado de trabajo de energía, todos los potenciales de ustedes. Tú y otros.

La lógica es esta: que cuando vas a ese lugar a propósito, participas en esa energía interdimensional, estás entonces dibujando líneas de energía y buscando los potenciales que estás pidiendo. Y, en tanto podrías pensar que no tiene sentido, hay otros que están haciendo la misma cosa. Y donde estas se encuentran, está la sincronicidad. No espero que entiendas esto.

Ayer les dijimos que el día sería práctico, porque llegaríamos a hablar de los humanos y del sistema, y así será.

Vamos a empezar dándoles 6 postulados. Vacilamos en decir “reglas”, diremos que son sugerencias de ayuda. Son indicaciones para ayudarles a manifestar el sistema. Con “manifestar el sistema” queremos decir realmente contactarse con él, y usarlo. En ningún momento les pediremos que lo entiendan. Han oído muchas veces la frase “Dios trabaja de maneras misteriosas.” Misteriosas solo para una criatura 3D, pero no son misteriosas en absoluto.

El primer postulado es el más importante: No hagas suposiciones sobre ninguna cosa. Esto puede significar que tengas que dejar de lado tus conceptos tridimensionales en lo que se refiere a ti y al Espíritu. Cuando se trata de trabajar con el sistema, no hagas suposiciones sobre nada. Esto es lo más difícil de hacer para un ser humano. Hasta en sus meditaciones, hace suposiciones. Se sienta y abre esa puerta y trata de entender de dónde vienen las voces. Y qué significan.

En principio, te decimos que no intentes entenderlo. En cambio, decimos: úsalo.

Número dos: verte a ti mismo como el corazón del caos. No estás solo, aparte, como una criatura tridimensional que de pronto es colocada en esta sopa de potenciales. En cambio, tú eres uno de los potenciales en la sopa. De modo que te pedimos que reclames ser parte del sistema. A veces decimos: asume esto, hazlo parte de ti. Tú dices “Bueno, eso es fácil, haré eso.” No es fácil. Porque siempre te ves a ti mismo como aparte de Dios. Dices: “yo estoy aquí, Dios está allá, estoy tratando de llegar a Dios.” Te estamos diciendo que en cambio te veas como parte del sistema.

Número 3: no tengas miedo de entrar en él. Y esto lo puedes hacer de muchas maneras. Te hemos dicho durante muchos años que la mejor cosa que un humano podría pedir es sentarse y decir “Dios, dime qué es lo que necesito saber”. Esto eres tú, entrando en el sistema.

Entonces los primeros tres postulados tienen todo que ver contigo, no haciendo suposiciones, asumiendo el sistema y entrando en él. Entiende que la mayoría de los seres humanos no lo hacen así. Nuevamente: el concepto de Dios es que tú estás aparte, no estás junto con Dios. Y estás aquí sentado en la Tierra, incluso el metafísico, ve la energía del Espíritu como separada, aparte. Si quieres usar el sistema cada día de tu vida, tendrás que colocarte dentro de él. No que lo entiendas; prepárate para él.

Estos son los tres postulados siguientes: El primero es este: confía y sigue tus primeros instintos. En un momento te diré cuál es la voz de Dios. Confía y sigue la primera intuición. ¿Cuántas veces has tenido una situación, y en esa situación dijiste “Oh, ¡si solo hubiera hecho lo que pensé primero!” Y te diremos que es parte del sistema. Esa es la manera que se te ocurre. Suele ser el mismo primer instinto que tienes en cualquier situación. Algunos lo llaman intuición. Más que eso.

Y algunos deben aprender a hacer esto, porque muchos no están acostumbrados ni siquiera a cómo se siente el primer instinto. Entonces, parte del sistema es entender cómo son el primer instinto y la intuición. “Bueno, Kryon, ¿y cómo hacemos eso?” ¿Qué tal si lo pides? Querido Espíritu, permite que reconozca las señales cuando las sienta y las oiga, y me dé cuenta de lo que son. La promesa es que siempre las recibirás. Y cuán brillantes aparezcan en tu mente, depende de ti. Realmente hay algunos seres humanos que suprimen a su instinto; no les gusta. Interfiere con su lógica. Hay muchísimos que no piensan con el corazón; y a menudo el primer instinto está allí.

El siguiente, el número 5, muy mal entendido. Y se fueron los tiempos en que el ser humano se sienta a esperar que Dios haga algo. El sistema está todo a tu alrededor, listo para facilitar tus necesidades. Pero si nunca abres la puerta, nada va a suceder. Y sin embargo, los humanos hacen eso. Rezan, y rezan, dicen “Quiero mucho esa sanación”, “Quiero tanto esto”, “Me gustaría mucho tener una pareja en mi vida”, “Quiero saber qué hacer con mi vida”. Y los amigos dirán, “Bueno, ¿y qué estás haciendo al respecto?” “Me paso todo el tiempo rezando y meditando, todos los días, nunca salgo de casa; constantemente rezando.” Es una gran manera de conocer una pareja, ¿no es así? (se ríe) Tienes que salir, y empujar las puertas. Esto es lo que significa eso: tiene que haber acción de tu parte. Y viene de muchas formas, sean cuales sean las que tu cultura apoya.

Pero en general significa salir de la casa e ir a lugares donde puedas interactuar con los potenciales de la sincronicidad, no importa qué estés buscando. Podría ser muy sencillo. “Querido Espíritu: muéstrame qué es lo que necesito saber.” Y te sientas allí y no sucede nada. Y luego otra vez, y no pasa nada. Y entonces, en desesperación, te levantas y vas a la librería esotérica. Caminas solo por el pasillo, y un libro cae sobre tu cabeza (se ríe). Dios recién te ha hablado. Y lo miras y dices, “Oh, este es el libro que he estado buscando. Es una revelación para mí. Gracias, Dios.” Y así es cómo funciona. Tienes que levantarte y salir.

Y cuando sales – número 6 - el grande: espera la sincronicidad. La sincronicidad se define como energías que se alinean con el propósito pero parecen ser accidentales. Escuchen, esta es la clave. Ustedes han oído decir que no existen las casualidades. Los que están en otro sistema de creencia te dirán que eso es una locura, que no es correcto. Pero así es como funciona. Sincronicidad: parece coincidencia, parece accidental. Y no lo es. Eres tú en el momento correcto y el lugar apropiado, con los potenciales alineados. Pero si vas a tener sincronicidad y potenciales alineados, tienes que estar ahí para experimentarlos, ¿no es así? Ves, tienes que salir.

Y ya sea una llamada telefónica, o una comunicación electrónica, o si eres tú con tu cuerpo, poniéndote en lugares donde la sincronicidad puede funcionar. Y lo digo para quienes están en este salón y para los que lo están escuchando ahora. Hay algunos de ustedes que igual no van a hacer esto, porque creen que hay alguna cosa sagrada en quedarse quietos y rezar.

Y esos son los 6. Esos son los postulados, y ahora les voy a dar algunas cosas prácticas. Vamos a discutir algunas situaciones; les mostraremos cómo trabaja el Espíritu. Algunos de ustedes conocen estas cosas, pero nunca las integraron.

La primera y la más difícil para el ser humano, es la programación en el tiempo. Ayer dijimos que su reloj no es el reloj de Dios. También les dijimos que es imposible aplicar un marco de tiempo 3D a un potencial interdimensional. Es frustrante para la humanidad que Dios entregue cosas, no cuando las piden, sino solo cuando las necesitan. Verás, para nosotros no tiene ningún sentido darte una respuesta para que la pongas en tu bolsillo, porque cuando llegues al lugar en que pensabas que la necesitarías y la sacas de tu bolsillo, es una respuesta equivocada. Tiene que adecuarse al escenario de la sincronicidad y a la energía del momento.

Déjenme contarles de un ser humano que pensaba que estaba usando el sistema, haciendo lo mejor que podía. Realmente no entendía que hacía algunas suposiciones. Ahora bien, este ser humano tenía una tarea a la mano. Era un hombre muy amable, y trabajaba en una fábrica, y estaba a cargo de muchos trabajadores. Era un buen supervisor, porque amaba a sus empleados, conocía a sus familias y respetaba a todos. Sin embargo, estaba a punto de despedir a uno de sus empleados, Había llegado información de su jefe que él tenía que hacer un recorte. Por tanto, uno de los hombres a su servicio debía perder su trabajo.

Ahora bien, aquí hay un atributo común, práctico, de la vida. Entras en una situación y quieres saber cómo manejarla. Es una buena demanda, ¿no es así? Una petición honorable a Dios. “Querido Espíritu, conozco a este hombre, lo amo, amo a su familia. Por favor, dame guía, ¿cómo hablaré con él, cómo manejaré esto con él? ¿Cuál es la mejor forma? Estoy ansioso por eso.” Y cayó de rodillas y pidió esto. Tenía una entrevista, sabía que tenía que hacer esto dentro de los tres días. Y no recibe ninguna respuesta. No recibe ninguna intuición, que de ella depende. No tiene instinto ninguno; parece que Dios está de vacaciones. Y ni siquiera es un mes de agosto (se ríe). ¡No hay respuesta! Al segundo día se arrodilla otra vez: “Sé que he estado escuchando, pero no he recibido nada en absoluto. Tengo que saber, porque tengo una entrevista mañana.

Querido Espíritu, dame la información, para que yo sea capaz de hacer esto de manera honorable. ¿Cuál es la mejor manera de abordar esto?” Nada; ninguna respuesta en absoluto. Aquí es donde el ser humano se frustra. “Estoy atascado, Dios no me escucha. A Dios no le importa nada de mí. Tengo algo importante que se aproxima y he estado orando y no hay ninguna respuesta”. Allí es cuando algunos humanos renuncian. No saben nada del sistema.

Si alguna vez no recibes ninguna respuesta, ¿qué piensas que está sucediendo? Te lo diré: en ese lugar que llamas caos hay otras cosas sucediendo. No hay respuestas, excepto una: quédate quieto. Quédate quieto, familia mía, y confía en el Espíritu.

Llegó el tercer día, el hombre entró en su oficina, Entró en la oficina y se sentó. Todavía ninguna respuesta. Aquí estaba, a segundos de tener que hacer esto, y todavía ninguna respuesta. Él mira al hombre, el hombre sonríe, como siempre. Piensa en sus hijos, le duele el corazón, este trabajo significa mucho para este hombre. Le ofrece un café, y luego, antes que pueda empezar a hablar, el hombre habla primero. Dice “Estoy muy contento de que me haya llamado a su oficina. No sé cómo decirle esto, pero he encontrado un trabajo mejor. Lo siento, pero tendré que dejar la fábrica.” Así es como funciona. Eso se llama sincronicidad. ¿Estás entendiendo esto? No puedes ni empezar a entender lo que aparenta ser caos.

Podría haber una tentación para ese ser humano de decir “¡Qué coincidencia!” sin darle ningún crédito a Dios ni a sí mismo, pero la realidad es que todo el tiempo esto estaba en el sistema. No hagas suposiciones sobre el tiempo. Hemos dicho esto desde el principio: cuando los seres humanos piden, ellos sienten que han comprado un boleto para un tren, y dan golpecitos con el pie, esperando que aparezca el tren con Dios en él. Pero no funciona así. No es un boleto en absoluto; es un pedido de sincronicidad. Sin hacer suposiciones.

Podríamos decir lo mismo sobre la entrega de respuestas. Esta es la otra cosa que hacen los humanos. Preguntan o piden algo y esperan una respuesta completa. Eso es lo que se recibe en 3D. Cuando vas a un negocio y compras un automóvil te dan el coche completo, ¿no es así? ¿Y no es eso lo que sería normal? Probablemente objetarías si te dieran hoy los neumáticos y el vehículo mañana. Pero así es como funciona la sincronicidad. Y entonces decimos que muchas veces la respuesta viene en pedazos, y necesitas conectarlas juntas para tener la cosa completa. No hagas suposiciones sobre cómo la respuesta va a llegar, o si estará completa o incompleta, o de dónde vendrá.

“Kryon, ¿cuál es mi camino? ¿Qué se supone que debo estar haciendo? ¿Cuál es mi propósito en la vida?” Oímos esto muy a menudo. Oh, queridos seres humanos, qué tridimensional de su parte. Deciden que tienen un camino, qué singular. ¿Eso es todo lo que pueden hacer? Se supone que vienen al planeta a hacer una sola cosa, y pasan su vida preguntando al Espíritu ¿Cuál es esa única cosa que se supone que yo haga? Realmente la estoy buscando. Todavía no sé cuál es.” Como si fueran a encontrar algún premio en la ruta, que lleva su nombre en él. Y luego puedes usarlo durante el resto de tu vida (se ríe). Oh, querido ser humano, no tienes idea; tus potenciales son muy complejos.

Ya te hemos dicho esto antes. El camino que tienes en tu ADN es para hoy. Y la ironía es esta: muy bien puedes estar en él, haciendo eso, participando en él, mientras, al mismo tiempo, haces suposiciones y te sientas en el piso llorando a Dios “¿Cuál es mi camino?” El sistema necesita anclas de luz. ¿Dónde vives? ¿Dónde trabajas? ¿Es difícil? Tal vez ese sea tu camino: poner luz en las áreas donde es difícil. Crear sacralidad en la oscuridad. Mantener la alegría y ser la única persona en hacerlo. Porque eres bueno en eso. Y todo el tiempo estás diciendo “No hago nada por nadie. Tengo que saber cuál es mi camino, tengo que encontrar mi camino.” Sin entender que tu camino es esto que estás haciendo tan bien. Cada día de tu vida sosteniendo un lugar, una luz para que Dios entre, y brille en lugares donde no hay nadie más que tú. ¿Alguna vez pensaste en esto? Hay tantos caminos como días en el año. Esto es sincronicidad.

¿Cuál es tu pasión? Si la sigues, allí estará tu camino. Se puede cambiar, no es una sola cosa. Muchas veces los humanos deciden que serán una sola cosa: “Voy a ser un sanador”, dicen. Y piensan que eso es lo que Dios quiere. Tienen todo resuelto, ¡hacen una suposición! Tienen algún tipo de encuentro con Dios y Dios les dice ¡Sí! Esto es lo que debes hacer. Y sin que lo sepan, hicieron todo por su cuenta, y Dios ni siquiera estuvo allí. Y luego, cuando tienen obstáculos, dicen “¿Cómo puede ser esto? ¡Se supone que soy un sanador!” Hicieron la suposición de que lo que ellos quieren es lo que van a hacer. No hay sincronicidad en eso. No son parte del sistema, verás, no son parte del sistema. Están arando un surco propio en 3 dimensiones. A veces esto es difícil de explicar a gente 3D, seres humanos que funcionan todos los días en tres dimensiones.

¿Cuál es la voz de Dios? “Querido Espíritu, estoy esperando respuestas. Necesito algo específico.” Y piensan que lo van a oír en sus cerebros. De alguna manera estará escrito en una pared. Les voy a decir otra vez: la razón por la que te decimos que sigas tu primer instinto es que el vehículo para la comunicación es la intuición. Y esta intuición es producto de la sincronicidad. Es una forma muy real de comunicar con la humanidad. Y a ustedes no les gusta porque parece como si ustedes la hubieran pensado. Después de todo, están esperando una respuesta de Dios. Y luego recibes un pensamiento en tu cerebro, y dices, “Bueno, eso lo pensé yo mismo. No puede ser de Dios” Eso es exactamente de quién es. Pero eso eres tú en la sincronicidad, porque tú fuiste quien entró en ella. ¿No mereces recibir estos mensajes de esa manera? ¿Acaso no eres sagrado? La intuición es la vía. Así es como funciona.

Pero otra vez: la suposición es que Dios es grande y tú eres pequeño. Por lo tanto, lo que tú piensas de manera personal, no es lo que Dios te está diciendo. Acostúmbrate a que la intuición sea la respuesta.

Cuando mi socio empezó este proceso de canalizar, aun cuando él había abierto la puerta para Kryon, aun cuando recibía mensajes que no podía ni posiblemente conocer por sí mismo, aun cuando había validación de quienes saben y pueden verlo, con su mente intelectual se fue a casa y dijo “lo estoy inventando”. Porque cuando canalizas, se siente como si involucrara el cerebro humano. Y así es; tiene que ser así. Involucra todo tu ADN, tu estado emocional, tu intelecto. Y finalmente sueltas, y te encuentras que el canal estaba abierto. Allí fue cuando se hizo más claro. Confía en tu intuición; esas son las palabras de Dios.

Algunos han dicho incluso que son mensajes de lo que llaman el Espíritu Santo., que es otra forma de llamar al Yo Superior. Muchas religiones tienen diferentes nombres para la misma cosa. Siempre se trata de cómo recibes el mensaje. Sabes, eres parte del sistema.

Se han hecho muchas preguntas sobre los negocios; ya les dije que esto sería práctico. Les daré dos cosas: uno es el consejo para quienes hablaban de trabajos y cómo desarrollar la abundancia que necesitan para que la sociedad pueda vivir; Dios no está en la oscuridad; Dios conoce la sociedad en que ustedes viven. Él entiende que necesitan abundancia para permanecer en el lugar en que están. Para comprar la comida, para el transporte. Dios no está en contra del dinero. En cuanto entiendan eso, estarán mejor. De hecho, depende de ustedes manifestar por medio de la sincronicidad la abundancia que necesitan para vivir. En otras palabras, el dinero es parte del sistema. Es divino, tal como cualquier otra parte de ustedes.

¿Alguna vez alguien te dijo que el Espíritu quería que sufrieras un poco? ¿Caminar solo, sin vehículo, tal vez no comer? ¿Estar a la intemperie por un tiempo porque no puedes encontrar un hogar? ¿Qué clase de trabajador de luz es ese? Cuando otros te miren, que digan “Quiero ser tal como tú” No, gracias. Indigente, infeliz, hambriento, no tiene sentido, ¿no es así? No; es justo lo opuesto. El Espíritu quiere que estés en la abundancia, Y la abundancia se define como el sustento para cada día a la vez. Los israelitas estaban en abundancia, cuando caminaron en círculos durante cuarenta días y cuarenta noches que se volvieron cuarenta años. Empezó de modo muy sencillo, y duró dos generaciones. Y cada día recibieron alimento. Léanlo. Algunos dirán, “Eso es una metáfora. No sucedió realmente.” No solo sucedió, sino que hubo ciencia detrás de eso, y algún día sabrán cómo se pudo hacer tal cosa. Eso es abundancia.

No tenían que preocuparse por eso; cada día de su vida recibían alimento de la Fuente. ¿Cómo está tu fuente? ¿Te preocupa eso? ¿O lo consideras parte del sistema? ¿Se lo das al Espíritu, o lo secuestras porque piensas que Dios no entiende el dinero? Bendito es el sr humano que integra todo en su sociedad y en sí mismo y lo llama divino. Porque este es un trabajador de luz; sano, y con movilidad. Para hacer una diferencia en el planeta. Eso es negocios.

Otra parte de los negocios es esta: esto es verdaderamente un consejo; si vas a asociarte con alguien en un emprendimiento, será mejor que uses el sistema que acabo de darte, que es la sincronicidad, y los potenciales. Y si lo haces, va a encontrar a alguien que te ama espiritualmente, y esa asociación durará tanto como elijas. Y nunca habrá una traición. Rodéate de aquellos que aman a tu corazón, y las asociaciones durarán. Estoy hablando de finanzas, estoy hablando de lo que sea que hagas en tu sociedad, que sea comercial. “Qué extraño, Kryon está hablando de asuntos comerciales”. Pero si vives en esta sociedad, esto es parte de ti. Si vives en la cultura, también es parte de ti. Entonces, ¿por qué no usar las herramientas divinas que tienes para hacerlo funcionar? Eso es parte de ti.

Relaciones (se ríe). Tan difíciles. Y aquí también está la suposición de “el único”. Y puede no ser así. Pueden ser muchas. En un período de tiempo, la sincronicidad las pone junto a ti. El propósito recién se vuelve obvio más tarde.

Déjenme revelar algunas cosas sobre las relaciones. Ahora bien, esto es una revelación sobre el romance. Muchos de ustedes tienen a sus parejas existiendo en sus vidas; otros no. Entonces esto es para quienes no las tienen, y también para la sabiduría de quienes la tienen, pero tendrán hijos a quienes enseñar.

¿Alguna vez se preguntaron por qué son tan distintos en cuanto a quién eligen? Porque si estás buscando pareja, tienes una idea de qué es aceptable y qué no. ¿Pero de dónde viene eso? Porque cada uno es muy diferente. Ahora voy a revelar algo: en el sistema hay sincronicidades y potenciales, la pareja puede estar allí afuera. Por tanto en tu propia consciencia se te dan los deseos que están dirigidos a combinar las sincronicidades de los que son los correctos. Y por tanto la combinación está completa y ese es el que estás buscando. Y todos ustedes son muy diferentes, y de ahí es de donde viene. No es solo una elección personal; es instinto. ¡Es instinto! Allí afuera hay un potencial que se ve tal cual lo imaginas. En todos los aspectos, cómo es su corazón, cómo parece su consciencia, en todo. ¿Cómo te hace sentir? No es solo cómo te sientes sobre lo que quieres. Fue colocado allí porque lo pediste.

Déjame hablarte de Mary. Mary hizo algunas suposiciones. Ella es una trabajadora de luz. Es soltera y está buscando pareja. Y Mary oró a Dios: “Quiero una pareja. Puedo visualizarlo. Tiene estos grandes ojos castaños, cejas un poco espesas, y tiene barba. Me gustan con pelo.” ¡Muy específico! Mary sabía que quería un hombre así. “Dios, tráeme un hombre así. Esperaré, pero tráemelo.” Aparece un hombre en su vida. Le dice a Mary “Te he estado observando. Tenemos un baile de familia, nos reuniremos. Es una fiesta que hacemos una vez al año. No sé cómo pedirte esto, pero ¿vendrías al baile conmigo?” Bueno, no tenía cejas espesas, ni tampoco grandes ojos castaños, no era su tipo en absoluto. Tampoco tenía barba.

Normalmente, Mary diría No. Y diría que no porque no era lo que ella sentía que Dios le traería. Pero en algún lugar Mary había oído la información: no hagas suposiciones sobre ninguna cosa. Lo pensó mucho, no quería dejar a este hombre, quería darle esperanza. No quería decirle que sí, no quería decirle que no y lastimar sus sentimientos. Dijo: Está bien, no hay problema, iré al baile. “Sí, iré”.

Llegaron a la reunión familiar, y el hombre que se lo pidió, de pronto es tímido. “Mary, no he sido honesto contigo. Por favor, perdóname, pero tengo un hermano sumamente tímido, que realmente quería que vinieras.”. Y ella miró alrededor, y allí estaba ese hombre, con ojos azules muy oscuros, con cejas espesas, y una barba. Y ella piensa “Tengo todo excepto los ojos. Acepto.” (risas de los presentes). Y ciertamente, era él. ¿lo entiendes? No puedes hacer suposiciones; no siempre lo que ves es lo correcto. Pero será lo bastante cercano para saber cuál está bien. Y en una decisión 3D vas a decir “No, estoy esperando por el tipo correcto” Ella no conocía el sistema; realmente no entendía la sincronicidad. Tú tampoco. No trates de entenderla, ¡simplemente úsala! Espera las invitaciones y acéptalas. Deja que tu intuición te sirva en estas cosas.

Casi estamos terminando. La co creación es una de las cosas más difíciles. Podría darte todas las historias, pero las reglas son las mismas. El hombre que está intentando co crear un auto para él, y no va al lugar de venta porque no tiene con qué pagar uno nuevo, ni siquiera uno usado en esos lugares donde los venden. “Dios, dame un coche, Lo necesito para ir al trabajo. Necesito manifestar un vehículo.”. Muchos de ustedes han estado antes exactamente en esta situación. Información práctica, así es como funciona el sistema. Él tiene un amigo que dice: “No sé de un coche, pero conozco un tipo que puede llevarte”. Y allí es donde la mayoría de los humanos diría “Bueno, no necesito que me lleven; necesito un coche. Desperdiciaría mi tiempo si alguien me lleva.

Necesito encontrar un coche.” Pero este ser humano sabía: ¡Ah! Sincronicidad. Aceptó la oportunidad, y aceptó que lo llevaran. Empezó una conversación con el hombre que lo llevaba, y ese dijo: “Sabías que mi auto está en venta?” Y por supuesto, le compra el auto. Así es como trabaja el Espíritu, por fuera de la caja de la lógica, en algo que aparentemente es un caos, pero es hermoso.

Así es como los hilos del entramado conectan los potenciales de energía. Y para que el ser humano la use, todo lo que tiene que hacer es entender que es parte de él, y luego manifestarlo. Para la mayoría de los seres humanos parece deficiente, les suena ilógico, y no les parece correcto. Y hoy acabo de darles los secretos. Existe un sistema, y está listo para manifestar para ti. Habrá desafíos, y habrá aprendizaje; ¿no es así como pasa con todas las cosas?

Estamos a punto de cerrar, de dejar este lugar. No es ningún accidente que estemos en España. La sincronicidad es clara. Aquellos que has conocido este fin de semana es parte de esto que mi socio llama “el equipo de Kryon”; se reunieron sincronísticamente. No es por accidente que estás en esa silla.

Entonces, ¿qué hay de esa sanación? ¿Estamos preparados? ¿Ya están empezando a entender? Tal vez no viniste solo para obtener una sanación de Kryon; quizás hay alguien aquí que se supone que conozcas, que tiene una respuesta. Viniste por una razón, y te vas dándote cuenta de otra. ¿Te saliste de tu camino para conocer a alguien que no conocías? No es demasiado tarde. ¿Tienes ahora el concepto de que tal vez en este grupo muchos vinieron sincronísticamente para conocer a otros? Y ellos tienen la respuesta de dónde está tu camino, dónde está tu negocio, dónde está tu corazón. ¡Hay tanto aquí! ¿Aprovechaste esto? ¿O no? Esto es libre albedrío humano, pero les diré que el sistema es grandioso, y está funcionando aquí mismo.

Bendito es el que ha venido por una sanación, porque ha sido dada. Y lo sabrás, querido. Porque es un despertar en tu propia alma que finalmente está entendiendo: “Yo soy divina” Y lo has hecho rodeado de la familia, que te ama, porque estás conectado.

Ese es el mensaje de Kryon. Sal de este lugar cambiado, diferente de como llegaste. Y comprende que este lugar no es donde está Kryon; no es donde está el Espíritu; no es donde está tu linaje; porque tu linaje espiritual está donde quiera que estés en el planeta. Eso significa que yo salgo por la puerta contigo. Disponible en cualquier momento, tal como toda la familia, incluso el que llamas Dios. Así es como funciona, querido humano.

Y así es como un equipo se va de este lugar. ¿Has sentido el amor de un humano por otro? Uno que aborda el lenguaje y la cultura, porque ese es el propósito de la reunión. Conectado, estás, con todos los trabajadores de luz en todas partes. Es difícil irse, es el momento en que dejas entrar a Kryon a la 3D por un momento, y es hermoso.

Y así es.

Kryon



Canalización de Kryon en vivo, a través de Lee Carroll
en Granada, España - Agosto 19, 2007
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

317 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo