Disertemos sobre la cualidad del amor conocida como libertad.

Arcángel Gabriel


Amados Seres,

Disertemos sobre la cualidad del amor conocida como libertad. La libertad es un estado mental que permite a un individuo tomar decisiones y estar dispuesto a experimentar las consecuencias de ellas. La libertad llega a una persona que tiene conciencia de sí misma y sabe lo que se necesita para mantener su bienestar mental, emocional y físico y luego tomar una decisión consciente para lograr, utilizar y mantener ese objetivo. La libertad llega cuando uno se da cuenta de que es uno con el Creador de todo y que es poderoso e ilimitado en su potencial.

Llegan a saber que siempre son libres de elegir cómo responderán a cualquier situación determinada. Son libres de elegir experimentar algo nuevo, correr riesgos, desafiar su comprensión actual de sí mismos y de su vida. Son libres de cambiar de opinión sobre cualquier cosa previamente concebida o experimentada. Pueden decidir lo que quieren en su vida y luego tomar los pasos necesarios para seguir sus sueños y metas. Tienen claro lo que quieren experimentar y hacen lo que sea necesario para lograr esa experiencia siempre y cuando no interfiera, hiera o dañe a otros.

El sentido de libertad personal aumenta cuando uno está dispuesto a hacer lo que le parece correcto, sin importar lo que los demás puedan pensar al respecto. Cuando uno se da cuenta de su conexión con la fuente divina de toda vida, que es el manantial de todo lo bueno, abre su mente a nuevas opciones, nuevas y emocionantes oportunidades y posibilidades ilimitadas. Encuentran libertad aprendiendo a ser fieles a sí mismos y tienen la capacidad de decir no a los demás cuando eso no coincide con sus propias metas y visiones. La libertad llega cuando uno deja de compararse con los demás y de competir con los demás, cuando uno está dispuesto a tomar decisiones y aceptar la plena responsabilidad por el resultado de esas elecciones.

Desarrollan la capacidad de elegir por sí mismos lo que realmente desean. Eligen una calidad de estilo de vida que les ayude a estar relajados y a no imponerse más deberes auto-impuestos innecesarios que los agoten mental, emocional, espiritual y físicamente. Honran su necesidad de pasar tiempo consigo mismos, por ellos mismos y para ellos mismos. Han aprendido el valor de quiénes y qué son y honran su necesidad de una conexión regular con su Fuente Divina.

Cuando uno ejerce su libertad, elige consumir su energía, recursos y acciones de una manera sabia que nutra su alma. Se vuelven física, mental, emocional y espiritualmente estables lo que resulta en su crecimiento espiritual y evolutivo general, pasan su tiempo en un estado de equilibrio sabiendo que todo lo que necesitan hacer se hará en el momento y orden divinos. Entienden que aprender el arte de la relajación y conservar la energía es el mayor regalo que uno puede hacerse a sí mismo y a toda vida.

Tienen la capacidad de dar a conocer sus deseos y de permanecer en terrenos nuevos y desconocidos y son libres de obedecer los susurros de su corazón. Eligen escuchar lo que les dice su esencia divina y logran un nivel de comprensión que afecta la forma en que perciben su vida. Cuando uno toma decisiones conscientes y libremente, demuestra su voluntad de encontrar una nueva forma de vivir y de ser y la inteligencia divina que lo guía respaldará sus decisiones brindándole los resultados que desea en formas de gracia y tranquilidad.

Su esencia divina trae la gracia de la libertad a su vida como gran abundancia, salud, bienestar, paz, alegría y amor como resultado de lo que piensan, sienten y creen sobre sí mismos, su vida y lo divino. Cuando usan su libertad personal y eligen examinar y desafiar aquellas cosas que les han enseñado a aceptar como verdad, encuentran la verdad de la verdad detrás de ello. Como resultado de esta investigación sobre la vida y su significado, ven que simplemente ser quienes son y hacer lo que están haciendo en el momento es la libertad misma que toda la humanidad busca encontrar. Se dan cuenta de la verdad de que la presencia divina está dentro de ellos y que son la expresión única de esta divinidad que vive en la Tierra para cumplir una misión y un propósito divinos. Honran su propia divinidad inherente y a medida que esta presencia se activa más plenamente dentro de ellos se les infunde una constante sensación de paz y bienestar.

Cada circunstancia que uno encuentra en la vida contiene las semillas de su libertad para que pueda abrir las puertas y derribar los muros que le impiden ser quienes realmente son. Es útil ver cada situación como una experiencia de aprendizaje enviada como una oportunidad para liberarse. Entonces resulta mucho más claro que el mundo exterior a uno mismo es siempre un reflejo exacto del estado interno de conciencia. Puede ser doloroso reconocer lo que se ve, pero también es el camino hacia la libertad que finalmente desatará la majestuosidad de su auténtico ser. Dejan de culpar al mundo exterior por lo que están experimentando porque se dan cuenta de que están perdiendo su energía divina y desechándola. Se dan cuenta de que la respuesta siempre está dentro de ellos. A medida que cada individuo toma la decisión de libre albedrío de permitir que brille la luz de la divinidad dentro de su corazón, ilumina el mundo que lo rodea y le brinda una paz profunda.

Que tomes la decisión de dejar que tu corazón cante y te permitas la libertad de iluminar el mundo con la luz de tu alma.

YO SOY el Arcángel Gabriel



Arcángel Gabriel
- Mensaje febrero 2024
A través de Marlene Swetlishoff
www.therainbowscribe.com
Traducción: Alicia Virelli
Traducido y Compartido por www.destellosdeluz.com.ar

84 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo