El Modelo Cosmofractal. II

Varios/Otros


Basta solo con observar a nuestro alrededor para percatarnos que el Universo que nos rodea es un mundo de sistemas, así por ejemplo se pueden citar: un animal; una comunidad social; las galaxias; un artefacto electrónico; los átomos; la ciencia; los arboles; los planetas; el cerebro; una ciudad; el clima; los océanos; la economía; las moléculas; etc.

En síntesis todos estos fenómenos poseen en común que son entidades con un comportamiento complejo, que viene dado específicamente por una dinámica y armónica interacción entre un conjunto de componentes, los cuales poseen una operatividad sincronizada que dota a cada unidad funcional de una identidad particular, que trasciende contextualmente por la acción de la identidad unificada que subyace en el todo estructurado.

El Pensamiento Sistémico es un lúcido marco conceptual surgido en las últimas décadas, que reconoce que las partes de un sistema exponen el real sentido de sus comportamientos, solo cuando se les comprende contextualmente a través de la unidad organizada que conforman en sus interacciones; de esta manera el Pensamiento Sistémico considera que un sistema es como una especie de red en la cual se entretejen nodos, de manera que cada nodo representa un organismo especifico que constituye por sí mismo una nueva red.

La matemática es indudablemente un sistema, y como tal muestra una plena concordancia con lo que plantea el Pensamiento Sistémico, ya que es un hecho evidente que todos los acontecimientos matemáticos conocidos por el hombre, se encuentran íntimamente interrelacionados entre sí, de manera tal que todos ellos se manifiestan en definitiva como un gran sistema continuo y autorreferencial, que posee un programa autojustificado que se retroalimenta por la red de interacciones que establecen todos sus componentes entre sí. De esta forma ocurre que la manifestación de un acontecimiento matemático específico, se debe y deriva de la existencia de todos los otros acontecimientos matemáticos, que componen en su interrelación el sistema total que llamamos matemática.

Todas las pruebas científicas recopiladas a lo largo de la historia señalan efusivamente que la naturaleza es un sistema, por lo tanto de acuerdo con el Pensamiento Sistémico la naturaleza debería mostrar todos los comportamientos que definen a un sistema propiamente como tal.

Conjuntamente sabemos que la matemática es un sistema que se expresa tal como lo plantea el Pensamiento Sistémico, por lo tanto este comportamiento de la matemática debería extrapolarse correspondientemente a la manifestación física del Universo; ya que el sistema matemático determina directamente la manifestación física de la naturaleza.

En consecuencia cada uno de los dos puntos anteriores proclama por sí solo que:

Todos los acontecimientos físicos de la naturaleza deberían encontrarse íntimamente interrelacionados entre sí, de manera tal que todos ellos deberían manifestarse como un gran sistema continuo y autorreferencial, que posee un programa autojustificado que se retroalimenta por la red de interacciones que establecen todos sus componentes entre sí. De este modo tendría que ocurrir que la manifestación de un acontecimiento físico específico, se debe y deriva de la existencia de todos los otros acontecimientos físicos, que componen en su interrelación indisoluble el sistema total que llamamos Universo.

En la experiencia cotidiana el hombre solo se vale de meras abstracciones para definir los límites de las cosas, pero en su verdadera expresión los sucesos de la naturaleza son más bien una secuencia continua de procesos entrelazados. Por ejemplo es imposible decir con exactitud absoluta dónde comienza una persona y donde termina una estrella lejana, ya que más de algún aspecto de sus manifestaciones va a estar entrelazo, como sus campos electromagnéticos por ejemplo que poseen una propagación de connotación infinita.

La manifestación del Universo como un sistema continuo goza de una gran aceptación dentro de la afamada física Cuántica, así todo esto queda bien demostrado por ejemplo en las palabras de tres científicos de renombre mundial: “Las partículas materiales aisladas son abstracciones, ya que sus propiedades sólo son definibles y observables mediante su interacción con otros sistemas” (Niels Bohr); "La unidad está replegada en el Universo como una expresión de su orden implícito o implicado" (David Bohm); “El mundo se muestra así como un complicado tejido de sucesos en el cual alternan, se superponen o se combinan conexiones de diferentes clases, que al hacerlo así determinan la textura del todo” (Werner Heisenberg).

Dentro de la Mecánica Cuántica se puede encontrar un conocido principio llamado Principio de Exclusión, el cual demuestra básicamente que existe un patrón de comportamiento acausal en la realidad de escala atómica, cuya acción determina que toda la naturaleza esté conectada, y que así todo cuanto suceda en el Universo sea causado por todo lo demás.

El Universo posee trillones de átomos con trillones de electrones, y de acuerdo al Principio de Exclusión todos estos electrones poseen un nivel de energía diferente, por muy sutil que sea esta diferencia. Así por ejemplo, si en lo alto de una cumbre hay un majestuoso león que se decide a mirar fijamente el Sol del amanecer, pasara que este aporte de energía proveniente de la luz Solar, ara que cambie levemente el nivel de energía en algunos electrones de los átomos que conforman los ojos del león; lo cual provocara instantáneamente que cambie de forma sutil e imperceptible, el nivel de energía de todos los demás trillones de electrones que componen los átomos del Universo completo; asegurándose con esto que cada uno de los electrones del Universo, siga manteniendo permanentemente un nivel de energía diferente al de todos los demás electrones.

Así es como finalmente el Principio de Exclusión demuestra que cada electrón de un átomo, se encuentra conectado con todos los demás electrones de los átomos de todo el Universo, y como todos los electrones del Universo se condicionan sus comportamientos mutuamente unos a otros.


Hasta el momento se ha realizado dentro de este texto un proceso de análisis formal, que se argumenta en una lógica sumamente elemental y purista, de esta forma, en función de los comportamientos más relevantes que posee el sistema matemático, que organiza la manifestación física del Universo, se ha llegado a concluir básicamente tres teorías interconectadas entre sí:

1) El Universo deberia tener una magnitud infinita en cuanto a su extension hacia el macrocosmos y hacia el microcosmos, ya sea de forma manifiesta y fisica, o bien de forma inmanifiesta como un campo cuantico y potencial.

2) El Universo deberia manifestarse como un continuo fisico de magnitud infinita, que se configura en funcion de un Principio de Autosemejanza.

3) El Universo deberia manifestarse como un sistema continuo y autorreferencial, en donde la manifestacion de un acontecimiento fisico se debe y deriva, de la existencia de todos los otros acontecimientos fisicos que componen en su interrelacion indisoluble, el sistema total del Universo.


Si se lee con detención los tres puntos anteriores se puede evidenciar que prácticamente todos los parámetros expuestos, describen y aluden exactamente a los parámetros que definen propiamente como tal a un acontecimiento bien conocido dentro del mundo científico, es decir el Fractal.

Por lo tanto las tres teorías interconectadas entre sí que se pronunciaron dentro de este texto, se sintetizan fundamentalmente en una sola teoría unificada, y esta se definirá de aquí en adelante como Teoría de la Cosmofractalidad, y en términos básicos propone un modelo del Universo que lo concibe constituido como un gran fractal físico de magnitud infinita; es decir que la naturaleza se contempla como un gran Cosmofractal (Conjugación de los términos “cosmos” y “fractal”).

De este modo el Modelo de la Cosmofractalidad concibe como principio basal de sus postulados, que la estructura fractal del Universo es la corporeización física del sistema matemático que organiza su manifestación física; puesto que la matemática en su función como patrón de organización fundamental, determina de forma correspondiente a sus características la manera en la cual se relacionan entre si todos los componentes de la naturaleza.


Un fractal se puede definir básicamente como una estructura recursiva y autosemejante, que se encuentra conformada mediante un proceso o patrón básico, que se repite de forma similar en una variedad infinita de escalas; constituyendo de este modo el fractal un sistema autorreferencial en donde la manifestación del patrón básico en uno de los niveles de organización, se debe y deriva constitutivamente de la manifestación del patrón básico en todos los demás niveles de organización del fractal.

De este modo el fractal es en su generalidad una estructura que posee una divisibilidad infinita, dentro de su determinada forma de extensión, y además manifiesta intrínsecamente un Principio de Autosemejanza, que determina que el todo este en la parte y que la parte este en el todo.


Existe una cantidad exorbitante de casos que demuestran la profunda inclinación que tiene la naturaleza por configurarse físicamente con una estructura fractal, como por ejemplo: nubes; copos de nieve; ríos y montañas; galaxias espirales; sistema circulatorio y nervioso; nebulosas; etc. De hecho toda expresión de vida tiende a conformarse en multiniveles como sistemas dentro de otros sistemas, con lo cual todos los sistemas vivos se inclinan a manifestar alguna forma de fractalidad.

Un buen ejemplo de fractal físico lo constituye el fenómeno del magnetismo, por cuanto, cuando un imán se parte sucesivamente en trozos más pequeños, se obtiene siempre que cada trozo es un imán independiente, que posee al igual que el imán original un campo magnético compuesto por un polo norte y un polo sur.

El hecho que el fenómeno del magnetismo se configure como un fractal físico, junto con el hecho que la gravedad también manifiesta una forma de comportamiento fractal, constituye un complemento y respaldo considerable a los postulados de este texto; ya que el electromagnetismo y la gravedad son considerados actualmente por la ciencia como dos de las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza.

Al sopesar la enorme cantidad de fractales físicos que existen, es naturalmente lógico pensar que el Universo en su totalidad pueda organizarse también como un gran fractal físico, ya que una de las máximas de las estructuras fractales es justamente el Principio de Autosemejanza que existe entre el todo y sus partes integrales. En conclusión la gigantesca cantidad de fractales físicos que existen en la naturaleza, constituye una contundente evidencia empírica que complementa y respalda los postulados del Principio de la Cosmofractalidad.

Es un hecho sumamente evidente que la naturaleza posee un diseño inteligente que la hace regirse en función de una Ley de Máxima Eficiencia, mediante la cual los sistemas físicos se encuentran configurados para rendir el mayor beneficio funcional, al menor costo posible de recursos. Es decir, en los procesos de la naturaleza el desperdicio prácticamente no existe, puesto que los sistemas físicos demuestran economizar al máximo posible los recursos con los cuales cuentan, de tal forma que los factores constituyentes de un sistema, se interrelacionan entre sí en razón de aquellas estructuras específicas, que puedan proporcionarle a dicho sistema la mayor productividad en las funciones determinadas que desarrolla.

La Ley de Máxima Eficiencia es una de las causas fundamentales por las cuales existe en la naturaleza, tal cantidad exorbitante de sistemas fractales, y en una gama de expresiones tan variadas que llevan al fractal a rayar casi en la omnipresencia. Todo esto se debe a que una enorme cantidad de sistemas físicos encuentra justamente en el fractal, la estructura más eficiente posible mediante la cual pueden configurarse, y la más productiva en cuanto a costo/beneficio.

Por ejemplo basta solo con observar la máxima eficiencia que posee el sistema circulatorio del cuerpo humano, ya que la estructura fractal de este sistema permite que la sangre pueda irrigar y drenar a todos los órganos del cuerpo, con la mayor productividad y al menor costo de recursos. De esta forma la estructura fractal del sistema circulatorio conjuga del mejor modo posible los factores de: espacio ocupado, conectividad, trabajo de bombeo del corazón, economía de material venoso y arterial, ahorro de energía, ahorro de tiempo de circulación, etc.

Otro aspecto crucial que brinda al fractal el honor de ser la estructura física más eficiente posible, es el hecho que utiliza una pequeña cantidad de información para crear su patrón o proceso de iteración, pero asombrosamente este proceso o patrón proporciona como resultado una estructura de altísima complejidad, que alberga una enorme cantidad de información.

Por ejemplo toda la complejidad infinita que posee el Fractal de Mandelbrot, con toda la cantidad infinita de información que guarda, proviene de un sencillo proceso matemático que se grafica en una simple ecuación.

A su vez otro ejemplo lo encontramos en los ordenadores, ya que muchos programas computacionales aprovechan la propiedad de máxima eficiencia del fractal, y ofrecen así una aplicación en donde se pueden comprimir archivos de fotografía, utilizando el Fractal de Julia o el mismo Fractal de Mandelbrot.

Si es un hecho comprobado que la naturaleza se rige en función de una Ley de Máxima Eficiencia, que determina que se estructuren de forma fractal una exorbitante cantidad de fenómenos y sistemas, significa por lógica simple y elemental que esta Ley de Máxima Eficiencia, debe seguir actuando en la naturaleza como un todo unificado, y determinar consecuentemente que este sistema Universo se estructure también de alguna forma fractal; ya que tal como se dijo, el fractal es la estructura que posee la mejor propiedad de eficiencia conocida, que lo sitúa muy por sobre cualquier otra forma de estructura.

En conclusión la Ley de Máxima Eficiencia que rige la naturaleza, constituye una evidencia empírica extremadamente valiosa, que complementa y respalda los postulados del Principio de la Cosmofractalidad.


La Teoria de la Cosmofractalidad postula que la naturaleza se conforma como un gran fractal fisico, en consecuencia, esta configuracion fractal se puede comprobar empiricamente dentro del segmento de Universo, que logra vislumbrar actualmente el hombre con su tecnologia, por cuanto en terminos simples e ilustrativos:

1) El electron es un nivel de organizacion que al interactuar con otros electrones alrededor de un nucleo conforman un atomo...

2) Un atomo es un nivel de organizacion que al interactuar con otros atomos conforman una molecula...

3) Una molecula es un nivel de organizacion que al interactuar con otras moleculas conforman una macromolecula...

4) Una macromolecula es un nivel de organizacion que al interactuar con otras macromoleculas conforman una celula...c

5) Una celula es un nivel de organizacion que al interactuar con otras celulas conforman un tejido...

6) Un tejido es un nivel de organizacion que al interactuar con otros tejidos conforman un organo...

7) Un organo es un nivel de organizacion que al interactuar con otros organos conforman una entidad como el hombre...

8) El hombre es un nivel de organizacion que interactua con millones de otras entidades sobre el planeta Tierra (ecosistema)...

9) El planeta Tierra es un nivel de organizacion que al interactuar con otros planetas alrededor de un nucleo llamado Sol, conforman un sistema estelar...

10) Un sistema estelar es un nivel de organizacion que al interactuar con otros sistemas estelares conforman un cumulo estelar...

11) Un cumulo estelar es un nivel de organizacion que al interactuar con millones de cumulos estelares conforman una galaxia...

12) Una galaxia es un nivel de organizacion que al interactuar con algunas decenas de galaxias conforman un grupo galactico...

13) Un grupo galactico es un nivel de organizacion...

14) Una galaxia es un nivel de organizacion que al interactuar con algunos miles de galaxias conforman un cumulo galactico...

15) Los grupos galacticos y los cumulos galacticos son un nivel de organizacion que al interactuar entre si conforman un supercumulo galactico...

16) Un supercumulo galactico es un nivel de organizacion que al interactuar con alrededor de diez millones de supercumulos galacticos conocidos hasta el momento, conforman filamentos entretejidos que en su conjunto se asemejan a una red sistemica...



La lista ilustrativa anterior comprueba efectivamente que el Universo posee un tipo de comportamiento fractal muy dinámico y orgánico, ya que el segmento macrocosmos-microcosmos percibido actualmente por el hombre, posee una organización en multiniveles, como sistemas dentro de otros sistemas, y presenta una pauta de recursividad versátil que muestra semejanzas y divergencias flexibles, entre los múltiples niveles de organización de diferentes escalas. Por lo tanto el gran Cosmofractal evidencia que se sitúa muy en la línea de los denominados fractales biológicos, que observamos comúnmente en la naturaleza.

A modo de ejemplo el árbol de helecho es un fractal de tipo biológico, y así se tiene que una hoja de este árbol constituye un nivel de organización de determinada escala, que se asemeja en cierto grado a la rama que la sostiene, que constituye un nivel de organización de escala más grande, y a su vez esta rama se asemeja en cierto grado al árbol completo, que constituye un nivel de organización de escala aún más grande.

cosmofractal

1) ELECTRON
2) ATOMO
3) MOLECULA
4) MACROMOLECULA
5) CELULA
6) TEJIDO
7) ORGANO
8) HOMBRE
9) PLANETA
10) SISTEMA ESTELAR
11) CUMULO ESTELAR
12) GALAXIA
13) GRUPO GALACTICO
14) CUMULO GALACTICO
15) SUPERCUMULO GALACTICO
16) TEJIDO EN FORMA DE ESPONJA


Extracto de FRACTAFISIS - EL UNIVERSO INFINITO
DANIEL ANTIANKA

6547 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo