Proyecto. Banco del Parque. 5

Varios/Otros


¡Hola, bienvenidos! Es un placer estar aquí, es un momento muy excitante, de modo que es lindo estar aquí con ustedes. Este viaje en que estamos jugando es interesante, y va a evolucionar de una manera en esta sesión en que voy a brindarles interesantes visiones, percepciones concientes y oportunidades que no necesariamente han estado disponibles por muy largo tiempo.

Lo que me gustaría hacer es poder establecer la energía para esto, para empezar. Una cosa de este proyecto del Banco del Parque que nos entusiasma a todos es que hay más de 4.000 de ustedes participando, y en esta sesión en especial, es el espacio donde “dos o más se juntan” para empezar a crear algo que es muy, muy excitante y que muchos pensaron durante largo tiempo.

Lo que me gustaría que hagan es, para empezar, recostarse en su asiento y tomar una respiración. Esto no es un trance ni un estado de consciencia profunda, es simplemente relajarse. Y si pueden traer su chakra coronario a un color verde dorado, ese verde que ven cuando sale o se pone el sol y ven los árboles, una especie de reflejo verde dorado que se ve en los árboles. Lleven su chakra corona a ese color. El objeto de llevar su chakra corona a este color está en el acuerdo, todos estamos en este acuerdo, esta es la dirección en que miramos, esta es la vibración de la que tenemos conciencia todos simultáneamente. Creando un acuerdo para observar, para sentir, para interactuar, para disfrutar, si así lo desean, unos con otros. Es una técnica simple, solo establecer en tu chakra corona el color del que está justo frente a ti para tener una comunicación mejor.

Tomen una respiración y estén justo aquí, en tiempo presente. Y para este trabajo, este proyecto del Banco del Parque, también pondremos en movimiento un tono de sonido. Un tono de sonido - todo está hecho de sonido – y eso también permite que el acuerdo sea mucho más específico. Este sonido está contenido dentro del cuarto chakra, dentro del corazón, y es una aaah. Simplemente encuentren ese tono de aaah, y relájense en él, tiempo presente, aquí estoy. Y pueden notar que ese verde dorado en la coronilla vibra en alineación con el aaah, y se crea una calma.

Y para este proyecto del Banco del Parque, también establecemos la energía en tres palabras: desde esta percepción conciente y este aaah, toma conciencia de estar conciente. Simplemente “estoy conciente, me doy cuenta”. Estar conciente es tiempo presente, “estoy justo aquí, estoy conciente”. Y con la respiración, simplemente permitan, permítanse estar justo aquí, sin expectativas, sin necesidades, nada. Puedo permitirme tener simplemente este momento de percepción conciente.

Y también encuentren el sentimiento de estar despiertos. No lo opuesto a dormidos. “Estoy aquí, estoy despierto. Puedo permitir. Estoy conciente”, transitando un camino en este estado de permitir, conciente, despierto. Noten el cambio que muy probablemente ha ocurrido, pero háganlo muy simple; otra vez, esto no es un trance profundo, esto es una percepción conciente: quién soy. De modo que sentémonos juntos en este banco del parque.

Déjenme preguntar: ¿por qué están aquí? No me refiero a este momento, en este lugar; ¿por qué están aquí en este cuerpo? ¿Por qué están aquí hoy, en esta vida? Pregunta fugaz, y respuesta, de todos modos. Mirémoslo no desde el mundo en que están, sino desde una especie de nivel a 30.000 pies (N.T. unos 10.000 m), por así decir. Este espacio, un punto de observación de un alma/espíritu; ustedes como alma/espíritu. Otra respiración.



Verán: muchos de ustedes están aquí para sostener un sueño, y muchos de ustedes están aquí para navegar ese sueño, para anclarlo. Y hay muchos aquí, los más jóvenes, que están aquí para implementar el sueño. Muchos dirían “Este es el sueño de Atlántida”. No lo es. Es un sueño que data de mucho, mucho más atrás, de cuando tú, como alma/espíritu, iniciaste un viaje. Alma/espíritu. Verás, lo iniciaste para conocerte a ti mismo, como el Creador deseaba conocerse a sí mismo, y creó muchos aspectos de sí mismo, la consciencia crística, el Espíritu Santo, la Presencia Yo Soy, muchos otros aspectos de sí mismo. Pero en esa creación, el Espíritu deseaba conocerse a sí mismo. Y de esto, creó el concepto del Alma; creó muchas almas, y las almas salieron a experimentarse a sí mismas y ellas desearon conocerse a sí mismas. Y en este proceso en que estamos jugando, justo aquí, había un sueño, y ese sueño en gran medida se desarrollaba en lo físico. Verán, una cosa respecto a los sueños es que son en tiempo presente.

Este sueño realmente es un pensamiento que evoluciona, no es un pasado ni un futuro, sino un pensamiento que es ahora mismo. Tú eras el pensamiento creando un pensamiento.

En este proceso del sueño hubo un punto en que seguía expandiéndose, y seguía expandiéndose, y en cierto punto dio un giro que fue un poco diferente de lo que se esperaba, de lo anticipado. Y en ese proceso creó una oportunidad para una aventura totalmente nueva; tremendo entusiasmo. Y hemos estado evolucionando en ese sueño durante bastante tiempo.

Pero justo aquí, punto interesante, este sueño y su evolución están en forma de onda. Simplemente una onda: crece y decrece, y crece otra vez, y en este espacio donde jugamos esa onda se expande por unas cuatro generaciones de tiempo. Y estamos entrando en una nueva parte de la onda, la parte para la cual ustedes vinieron. Vean, si la miran, inicia y regresa, ochenta años. Y hubo un desequilibrio en la parte baja de la onda, una distracción, hubo guerra mundial, y de esa guerra mundial vino una nueva oportunidad, nueva expansión, y la nueva expansión empezó a generar mucha más creatividad, mucha más diversidad, más oportunidad, y muchos la aprovecharon, y muchos no.

Y estamos volviendo a esa parte de la onda donde mucho empieza a parecer desafiante, no es tal como era una generación atrás. Es la parte de abajo de la onda, iniciando una nueva onda, una nueva transición, una nueva evolución, un lugar nuevo de oportunidad que nunca antes se había visto. Verán, la onda se repite, pero es como que se refleja a sí misma.

La luz en que estamos jugando aquí mismo, la onda va a partirse, hay un pedazo con los que están enojados y desean continuar jugando el juego que juegan, continuará. Y hay otros que entrarán en una forma de creación multidimensional más alta. Aquí donde estamos está la transición, y muchos de ustedes sostienen el sueño, muchos están para navegar el sueño, muchos están aquí para desplegar el sueño en su estado multidimensional. Otra respiración.

Esta aventura ha sido confusa para muchos; ha sido incómoda, pero el propósito de todo este sueño es crear un campo de luz y una experiencia multidimensional donde el miedo y la dominación y vibraciones como esas no existen en absoluto, saliendo de lo que era. Para muchos esta aventura es confusa. Pensaste que tenías un trabajo que era reparar a otros, sanar a otros, explicar a otros, conducir a otros, co-crear juntos, 50 y 50. ¿Cómo ha funcionado eso para ti hasta ahora? Lo preguntamos por diversión, en realidad. Verás, la mente racional, de la que la mayoría depende, no tiene las respuestas. La mente racional está aquí para ayudar a implementar la elección, no para crearla. Para caminar contigo cuando creas el camino; no para crear ni inventar tu camino. Confuso ha sido, para mí. Pero donde estamos jugando ahora, esta división, esta continuación tridimensional, esta evolución de quinta dimensión, esta tercera dimensión tiene dualidad, bueno-malo, correcto-equivocado, debiera-no debiera.

Hay mucho empujar en contra, es condicional, conducida por tiempo lineal, un pasado y un futuro que no existen y simplemente dominan la realidad, contenida en el miedo y en la reacción. Tercera dimensión.

Esta quinta dimensión que estamos en proceso de experimentar, no se crea desde la tercera dimensión. No puedes crear la quinta dimensión llevando contigo lo que no quieres que te haya sucedido. “Por favor, que esto no me suceda otra vez; voy a construir una cerca o un muro para protegerme de eso”. No es eso lo que sucede en la quinta dimensión. En la quinta dimensión, en la multidimensión, no hay miedo. La 5ª dimensión y multidimensión que estás creando es un espacio donde existes en alegría y felicidad; palabras como miedo y juicio, preocupación y resistencia, ni siquiera existen. De modo que al crear esta arquitectura, este paisaje, este ambiente, créalo desde el entusiasmo y el bienestar y la belleza que deseas experimentar. No de lo que no quieres. Otra respiración.

Ya ves, también hay algo a lo que no se suele prestar atención, aunque todos lo entienden, al menos decimos que lo entendemos. Simplemente la ley de Atracción. Aquello en que fijo mi atención es lo que el Universo provee para mí.

Esta división de la consciencia con estas enormes oleadas de luz que entran, trayendo estos filamentos de luz para que tú crees, es en este espacio donde aquello en que fijas tu atención es lo que más rápidamente empezarás a experimentar. La Ley de Atracción. Muy simple. Pero para la mayoría, quedamos atrapados en lo que no queremos.

Pero verás, al entrar en el espacio de quinta dimensión se trata de ti 100%; no 50 y 50; es 100% tú y 100% de ti en servicio a otros. No hay nada que reparar, no hay nada roto. Pero en este espacio de quinta dimensión, la capacidad de estar en servicio a los demás dentro de tu cuerpo es tan simple como quedarte de tu lado de la rosa, alinearte con las palabras seguro, capaz, misericordioso, bondadoso, que tú ya eres siendo quien eres. Es en ese espacio, en esa consideración, que muchas veces puedes decirle a alguien “déjame considerar esto,” suavemente, bondadosamente, brindar una redirección desde la palabra tridimensional. Toma otra respiración, si te parece. Vamos adelante.

Verás, aquí en este espacio donde empiezas a sostener tu percepción conciente 100% para ti, ya no funcionas desde esa mente racional, está allí para asistirte, pero no para dirigirte. Pero hay algo más que tú conoces íntimamente, y es en este espacio donde experimentas tu sistema de guía interna. Ese sistema de guía dice: cuando todos los demás dicen que esto será realmente grandioso, el sistema de guía te dice con claridad: “no lo creo.” No es miedo; es solo claridad. O cuando alguien te dice “Esto es otra cosa en que no vas a tener éxito, no podrás hacer lo que dices, nunca va a funcionar” el sistema de guía interna dice “No conmigo; yo sé que esta es mi verdad.” Y si lo piensas, 100% de las veces, sales bien parado. El sistema de guía interna siempre ha estado allí, en este mundo tridimensional en que a menudo lo hemos dejado de lado. El mundo tridimensional es manejado por la mente racional, esa estructura de “disparen, listos, apunten”, realmente en esa reacción de dualidad.

Empieza a crear esta arquitectura, vivir en esta arquitectura que ahora empieza a tomar forma debido a tu creación. Es en este sistema de guía interno que reside en el corazón sagrado, contenido en la bella reserva de luz que está justo en el medio del corazón sagrado, hay un lago verde esmeralda de luz. Suave, elegante, hermoso, calmo. Cien por ciento se trata de mí. Otra respiración. Veamos si podemos acceder a este sistema de guía interno desde un punto de conciencia muy expandido. Otra respiración.

Toma conciencia de la habitación donde estás, simplemente toma conciencia. Quienes juegan en Mastering Alchemy, tomen conciencia de ese cubo; un cubo, una geometría, un sólido platónico, el centro de tu creación en la fisicalidad. Es solo una habitación, háganlo simple. Siéntete cómodo contigo mismo. Verás, aquí eres el director de tu obra de teatro, el creador de tu película, y eres el actor principal, y todo lo demás es utilería y escenografía. Otra respiración

Y toma conciencia de ese espacio donde “me gusto”; encuentra esa sensación de “me gusto”. Porque al empezar a crear esta arquitectura, este paisaje, este ambiente del estrato de consciencia de quinta dimensión y multidimensional, tú eres el arquitecto. Y aquí hay muchos co-creadores contigo. Ten una sensación de los muchos que están contigo en esta habitación, co-creando, tanto físicos como no físicos, porque están de su lado de los velos, no de nuestro lado de la consciencia. Hay gran entusiasmo por ti, el humano, creando.

Estas enormes oleadas de luz ahora están pasando a través de ti, a través de la Tierra, de la consciencia; estas son oleadas de consciencia y considerablemente con menos restricciones que las oleadas que pasaron por la tercera dimensión en las evoluciones previas. En estas oleadas de luz hay filamentos de luz, niveles elevados de consciencia, distintas definiciones de cómo se aplica lo masculino y lo femenino en la energía para crear. Y a medida que estas oleadas de luz se mueven de lo no físico a lo físico, hay partículas cristalizadas de luz que empiezan a ser atraídas a la fisicalidad de tu estado mental/emocional y al estado de tu cuerpo físico. Empiezan a ablandar la densidad; soltar las restricciones; permitir la alegría. Otra respiración.

Toma conciencia de ti mismo dentro del corazón. Dentro del corazón hay una sonrisa y dentro del corazón hay belleza. Hazte uno con esa sonrisa, siente esa sonrisa. Dentro de este corazón sagrado hay una llama de luz, silenciosa, una llama singular de luz. Aquí es donde tú y la Fuente son uno. Está muy calmo, muy silencioso. Y mientras te sientas en este espacio, en este banco del parque, ¿qué es para ti la belleza? Si fueras a colocar la belleza en esta arquitectura, en esta nueva tierra, este nuevo estrato de consciencia, ¿qué aspecto tiene la belleza? Toma consciencia de este lago verde esmeralda que está dentro del corazón.

Y dentro de este lago de luz está el sistema de guía interna, esa alineación con tu verdad. A medida que permites que este sistema de guía interno se expanda aquí un momento, permite a ese aspecto tuyo que es la imaginación, tu más grande aspecto de creación, potencial ilimitado, la imaginación. Date permiso aquí para inventar, permite que se despliegue en todas las direcciones, en ángulos de gran belleza, permiso para crear.

Y otra respiración, mientras empiezas a permitir que la belleza venga a ti, recordando la belleza en maneras en que hay flores y arroyos, colores que brindan consciencia, aroma extraordinario, sonidos que no se habían recordado por eones de tiempo.

Y luego toma conciencia de algo que se menciona como luz indiferenciada; esta luz que no tiene definición; viene del Creador; no tiene propósito, no tiene resultado predeterminado. Luz indiferenciada, disponible para ti como ser creador, para crear. Irrestricta; disponible para la imaginación para que construya cosas asombrosas.

Desde dentro de este lago verde esmeralda, este sistema de guía interno que te conduce, tu verdad, empieza a tener acceso libre a esta luz indiferenciada. Considera atraer esta luz hacia adentro para crear la arquitectura desde el banco del parque, este nuevo estrato, la percepción conciente de quinta dimensión, para que todos empiecen a experimentarla si lo eligen. Toma otra respiración, y pon la intención en atraer esta luz indiferenciada desde arriba de ti. Y a medida que empieza a venir a ti, esta luz indiferenciada es dirigida a pasar por el 8º chakra; hazlo simple, solo darle la dirección.

Pero al pasar por el 8º chakra hay un aspecto de la Fuente, hay una plantilla de luz que contiene la consciencia crística, la plantilla de ser un ser crístico en lo físico. Atrae esta luz indiferenciada; solo poner una intención, una dirección, no un pensamiento, hacia el 8º chakra, pasando por esa plantilla de la consciencia crística. Y a medida que sigue bajando, pasando por el 7º chakra, hacia el 6º chakra y el centro pineal instruye a esta luz indiferenciada, ahora moderada por la plantilla crística para que se transforme en una luz dorada. Mientras se transforma en esta luz dorada, toma conciencia de tu creación en el pasado de la vibración del respeto.

Siente respeto, y luego otra vez expandes ese sentimiento hacia “respetuoso” y luego se convierte en “respetuosidad”, una de las vibraciones fundacionales hacia la nueva tierra. Mientras sostienes tu percepción conciente en este nuevo estrato de consciencia, la respetuosidad, parte del tapiz que se está creando. y a medida que sigue expandiéndose esa respetuosidad toma conciencia de esos filamentos de luz, partículas de luz que empiezan a ser atraídos desde estos campos de luz hacia la creación de la respetuosidad empezando a poner fisicalidad en la creación. Continúa atrayendo estos filamentos de luz hacia el 6º chakra, al centro pineal, a esta luz indiferenciada que recién has creado como luz dorada. Y esta luz dorada empieza a centellear con estas partículas cristalinas de luz atraídas de lo no físico hacia lo físico, transformando esta luz indiferenciada a medida que fluye por la plantilla de la consciencia crística. Empieza a ser atraída a lo físico.

Y luego, pon la intención en atraer esta luz dorada hacia el corazón sagrado y directamente a entrar en ese lago verde esmeralda que contiene tu guía interna – uno con la Fuente. Ese lago verde esmeralda empieza a tener una vibración dorada en él. Observa la belleza de este lago de luz. En esta luz verde esmeralda está contenido el amor, el aspecto del amor de “yo me conozco”, ese sistema de guía de “esta es mi verdad”. Ve ese lago dorado de luz como un lago físico si lo deseas, dentro de tu imaginación y permítete oler el aroma de la vibración de todo lo que rodea a este lago que está en un lugar de luz, de belleza, si te parece. Permite a tu imaginación rodearlo de flores, gran belleza, y siente el amor que irradia este lago de luz. Con alegría camina hacia el borde de este lago, irradia amor y alegría. Si gustas mete tu dedo en él, hormiguea y se ríe contigo, dice “Este es quien yo soy. Este es quien tú eres” y hay una alegría en esta verdad, mi verdad.

Juega un poco más y simplemente caminas sobre el agua, este lago líquido verde esmeralda, vibrando con esta luz dorada, la naturaleza de la consciencia crística. Luz verde dorada. Un lago.

Mientras caminas por este lago de luz, aquí mismo puedes elegir conocerte a ti mismo. Si es así, simplemente permítete sumergirte, dejarte caer dentro de este lago. Se siente libre, cosquilleante, cálido, fresco, todo al mismo tiempo. Inhálalo. Disfruta de él. Traer alegría a tu interior. Cuando estés cómodo, simplemente surge a la superficie, de pie sobre el lago. Empezando otra vez a ser uno con el sistema de guía interno. Este es quien yo soy, un ser crístico de luz, recordándome a mí mismo. Cien por ciento se trata de mí, cien por ciento de servicio a los demás. No hay confusión. Yo me amo. Yo me gusto.

Esta no es una experiencia tridimensional. En esta experiencia no hay duda, ni desconfianza, ni miedo. Es simplemente alinearme con aquello que yo soy. Y, si notas, ese plano tan tranquilo un momento atrás, rodeándote de pie sobre esta luz verde esmeralda.

Toma otra respiración y simplemente reconócete a ti mismo, inmerso en este campo de amor. Hay un empoderamiento; este es quien yo soy.

Pero aquí donde te sientas en tu banco del parque, en esta habitación de creación, este cubo, amándote a ti mismo, ten la sensación de inhalar, y luego exhalar esta luz, este amor, esta sensación vibratoria de esta consciencia de quinta dimensión y exhalarla en todas las direcciones. Y con la próxima respiración, simplemente inhalarla desde todas las direcciones y luego repite el proceso, exhalando cómodamente, otra vez creando el tapiz, la arquitectura, el ambiente, el paisaje de esta consciencia de quinta dimensión.

Y esta luz verde dorada empieza a ser la trama del tapiz, la plantilla crística contenida dentro de las partículas doradas de luz manifestándose en una creación física, conducida por el sistema de guía interno de la llama que es mi reflejo individual de la Fuente. Se refleja de vuelta hacia la Fuente. Lo que la Fuente es en todo lo que es belleza.

Y es simplemente una respiración, exhalar, y luego inhalar irradiando amor y luz a todos en la casa. Ponlo en la vela del candelabro si lo deseas. Empezando a tejer el tapiz de conocerte a ti mismo como ser crístico de luz.

Toma conciencia de una inhalación más… y una exhalación y continúa con esa respiración. A medida que miras a este nuevo estrato de consciencia, ¿cómo te gustaría contribuir? No agregando lo que no quieres, sino desde este lago de luz verde dorada, este sistema de guía interno. ¿Hay una palabra, una hebra, que te gustaría entretejer en el tapiz? Que permita a todos experimentar el bienestar. No se trata de reparar a otro; es simplemente presentando una consideración ante los demás para que elijan si quieren caminar sobre ella. Una palabra. Mírala fluyendo desde este pensamiento verde esmeralda desde dentro del corazón hacia el tapiz de una nueva Tierra, un nuevo estado de consciencia. Un lugar donde tú quieres experimentarte a ti mismo con los demás.

Mientras observas a esta hebra tejiéndose dentro del tapiz, ¿puedes estar complacido contigo mismo? Estos pensamientos no los genera la mente racional; son generados desde la alineación interna con la Fuente. Tú eres el ser creador, reflejando individualmente de vuelta hacia el Creador lo que el Creador es.

En las próximas semanas, reúnanse en este banco del parque, y desde este campo interno de amor, empiecen a crear el tapiz. Sin reparar a nadie, sin aconsejar a nadie; simplemente presentando belleza ante sus pies, para que elijan – o no.

Déjennos sugerirles que se sienten unos minutos más, disfrutando en este interminable lago de verdad que están ahora recordando. En este punto damos un paso atrás, pero no nos vamos.

Bendiciones.


Proyecto: BANCO DEL PARQUE
Jim Self - Mastering Alchemy
www.masteringalchemy.com
9 de Febrero de 2020
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

530 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo