Proyecto. Banco del Parque. La sabiduría de tu madurez.

Varios/Otros


Esta es la sesión de Octubre de este proyecto, completando un año de trabajo de luz.
Se incluye el enlace para ir a la página de Mastering Alchemy y escuchar el audio de esta sesión en español.
Afectuosos saludos de Cris

P.D. recuerden que en el audio encontrarán pausas de silencio, colocadas allí en el original con propósito.

-.-.-

Octubre de 2020 – La sabiduría de tu madurez

Hola, bienvenido, que bueno estar aquí, como siempre. Este es un tiempo muy excitante en que estamos jugando y ¿estás disfrutando? Haré un minuto de pausa, pregúntate si estás disfrutando. Y si la respuesta es no, haz una pausa por un minuto y pregúntate por qué no. Y nota, realmente nota por qué no. Y si estás disfrutando, ¿por qué? ¿Qué estás haciendo? ¿Puede repetirse? ¿Puedes hacerlo otra vez mañana y al día siguiente? Toma una respiración.

Bienvenido, qué bueno estar aquí. Sabes, empezamos este proceso del Proyecto Banco del Parque hace un año. Y eso parece casi imposible; de hecho hace un año. Y realmente este proyecto tenía un número de propósitos, pero un propósito principal era llegar hoy, un año más tarde, armando esto, poder colocar en su lugar un número de piezas, piezas de rompecabezas, y realmente llegar a cierto punto en el tiempo con un nivel de madurez, un nivel de personas, un nivel de enfoque, que haga una diferencia.

Y entonces, realmente estamos aquí, en ese punto del tiempo, y es un punto muy interesante en el tiempo en que jugamos por muchas razones, la mayoría de las cuales no son obvias. Un par de cosas que realmente pusimos en movimiento, que realmente queríamos establecer, en esta ventana de oportunidad, era poner un número de cosas en su lugar. Una pieza principal era lo que hicimos en las últimas dos sesiones, cristalizar ese aspecto de la consciencia crística, ese amor, en la estructura celular física. Un trabajo realmente significativo; felicitaciones, ustedes han tenido éxito.

La otra cosa que se necesitaba para poder jugar donde estamos jugando hoy aquí, y donde estaremos jugando en el futuro, es eliminar el ruido de un individuo que no tiene poder, que no tiene capacidad para realmente manejar el juego en que está viviendo; simplemente está aquí, existiendo en la vida, como lo intentaba hacer como ser espiritual. Pero hay tanto ruido que interfiere en la posibilidad de ver un camino hacia adelante, que en la última sesión fue la capacidad de empezar a eliminar el ruido y habilitar la oportunidad de la esperanza y el enfoque para personas que realmente no tienen casi nada más que la esperanza, eso también fue muy exitoso.

De modo que este es un lugar muy interesante en que jugamos, y hago un aparte aquí, dijimos “Bien, hemos terminado el año. ¿Quieren jugar un poco más?” Y fue algo notable, la enorme mayoría de ustedes dijo que sí, y la mayoría de los síes estaban en las casillas 9 y 10 como diciendo “Sí, hagamos más.” De modo que hablaremos durante el mes que viene cómo continuaremos, pero sí continuaremos, y creo que hay un número de oportunidades para expandir y reenfocar, expandir el enfoque al entrar en este año próximo.

Estos tres meses que siguen, empezando desde el equinoccio que acaba de pasar, y yendo al solsticio de diciembre, están llenos de asombrosas oportunidades. Son de algún modo caóticos, y de otro modo muy, muy llanos. Pero todo se trata de este reinicio del que hemos estado hablando. Y en el lado 3D de ese reinicio va a haber más inestabilidad. No necesariamente en los puntos que muchos rotularían. En este espacio en que jugamos, este reinicio, cosas como las elecciones en los Estados Unidos son solo lo que ustedes ven en la superficie. No es la causa y el efecto; es solo la superficie. Es donde se reproduce mucho del ruido. Pero si realmente lo miran, no es solo lo que pasa en los Estados Unidos; es lo que pasa virtualmente en cada país del mundo. Si elevan eso a un lugar al que no dedico mucho tiempo, pero me ha fascinado recientemente, la astrología, uno empieza a mirar algunas cosas que pasan y las personalidades de los diferentes cuerpos, todo está cambiando a todo nivel.

Todo cambiando; en las galaxias, según los arcángeles. Un cambio realmente significativo. Todo se mueve hacia algo así como una nueva órbita, por así decirlo. Y eso se aplica físicamente a la Tierra; mucho de lo que estamos atribuyendo al cambio climático es simplemente que la tierra se está moviendo a una nueva órbita. Para conservarlo simple. Pero en gran medida es lo que provoca que pasen las cosas.

Una parte interesante de esto es que tú existes en todos estos niveles. Tú existes conscientemente en todos estos diferentes niveles de galaxias, y astrología, y consciencia, distintos niveles. Tienes un punto de percepción consciente en todos estos niveles. Y en el proceso en que estamos avanzando, especialmente este trabajo de hoy, está tu capacidad de estar en quietud, estable, maduro, enfocado, tranquilo. La capacidad de conocerte a ti mismo en estos niveles es realmente lo que está llegando en este año próximo de percepciones concientes. 2021 y luego pasando al resto de la década, se trata en gran medida de tu percepción conciente. Muy excitante este proceso.

Una cosa que está sucediendo en todo este cambio que tiene lugar, cambios de posiciones, de cosas que son de lo viejo y son trastornadas debido a lo nuevo. Y lo nuevo se mueve muy rápido. Ninguno de los dos está bien ni mal. Lo que pasa es que empiezas a observar este movimiento desplegarse, estás viendo cómo la escenografía de la obra de teatro de ayer se desmonta porque tenemos que armar el nuevo escenario para la obra de esta noche. Y las dos cosas suceden simultáneamente. Mucho de lo que estás viendo está en un nivel muy profundo, pero todavía estamos muy distraídos con los niveles superficiales. De modo que este espacio, este reinicio, por un lado es muy disruptivo, pero está creando oportunidad por el otro lado. Estos nuevos ámbitos están desplegándose. De modo que toma una respiración, si te parece.

Una cosa de la 3D, donde hemos estado viviendo, es que realmente es un juego. Es realmente un juego; es muy seductor, es magnético, te atrae hacia adentro y te empuja y aleja. Y de muchas maneras, lo viejo, la fisicalidad en que hemos jugado, hemos estado acelerando en esa fisicalidad, nos hemos vuelto más conscientes en esa fisicalidad, y al mismo tiempo no llegamos plenamente a un punto de transición en un lugar cómodo. Es como si no logramos completarnos y ahora tienes que embarcar, pero te olvidaste de traer tu ropa interior. “Bueno, y ahora ¿qué voy a hacer con eso?”

Este proceso que se pone en movimiento, se está moviendo muy rápido, y una cosa es que el tiempo está cambiando; nos ocuparemos más de esto en las sesiones siguientes. Y a medida que el tiempo se mueve más rápido, la inestabilidad en la emoción y el miedo parece que pueden surgir a la superficie, “No sé qué estoy haciendo; tengo miedo de lo que está pasando.” De modo que este reino físico está desarmándose o dando paso a un reino digital. Digital. Es como una nueva película, y una de las preguntas es ¿dónde estás tú en esa película? ¿Estás creando la película en la que quieres vivir? ¿O estás viviendo la película de otros y respondiendo, reaccionando, a esa película? De nuevo: otra respiración.

Todo esto tiene que ver contigo. Entonces, ¿cuál es el fundamento en el que avanzas? Estás como moviéndote hacia un mundo digital, llamémoslo así por un minuto. No me refiero realmente a lo visible de los teléfonos celulares, redes sociales, etc., sino que es mucho más. Pero ¿cuál es ese fundamento, esa base? ¿Cómo estás navegando? ¿Estás construyendo tu casa sobre la arena? ¿Te estás encontrando reaccionario, temeroso, inseguro? ¿O el fundamento se está construyendo de modo enfocado, equilibrado, observador, decisivo, claro? ¿Qué eliges?

Verás, ese reinicio está muy en movimiento, y ese estado reaccionario, temeroso, inseguro, es donde mucha gente está ahora en todo el planeta, en muchos planetas. Y está muy fracturado, es inestable, no es confiable, es sencillamente “No estoy seguro de qué hacer.” En cierto modo, es estar consciente al observar esto, porque no es en el minuto; es en el minuto dándose cuenta de lo que está pasando. No es solo la cosa superficial. Otra respiración.

¿Estás eligiendo conscientemente? ¿O estás aceptando un libreto de otros para la película? 5s Ahora nota ¿cómo oíste eso? ¿Qué oíste y cómo respondiste a eso? ¿Es “no, no lo estoy haciendo bien”? ¿O es “Está bien”? ¿Puedes oír eso como un dato de información, y no necesariamente una reacción? ¿Cómo eliges? ¿Cómo te gustaría elegir? ¿Qué requeriría elegir como te gustaría hacerlo? Otra respiración. Recuéstate en tu asiento.

En el curso de este tiempo desde la última vez que nos reunimos, ¿has puesto alguna atención en esta arquitectura, este ambiente, este paisaje, este nuevo reino de consciencia, del que tú eres arquitecto? ¿Te has sentado con él, le has permitido que se vuelva consciente para ti? ¿Has establecido tu chakra corona en esa luz verde dorada, y luego empezado a ser reflectante de este acuerdo en que estás? Verás, no estás solo en esto; esto es un acuerdo, es un constructo fundacional que se está haciendo. Simplemente date cuenta de eso. Toma conciencia de esa luz verde dorada y establece tu chakra corona. Y al hacerlo, dile hola a todos los demás que están allí.

Y reconoce este punto, este acuerdo, esta luz verde dorada, este punto de reunión, esto es un ancla para la co-creación. Esta es una consciencia muy activa, donde estamos construyendo básicamente este marco de referencia. En esta sesión simplemente es existir en este marco de referencia. Consistentemente, sin mucho pensar. Empieza a ser una energía viviente, no un concepto. Empieza a ser la estabilidad para la arquitectura, el acuerdo del bienestar. Otra respiración.

Y simplemente encuentra “feliz”. Tranquilo, feliz, cómodo. Y relájate, y encuentra ese tono vibratorio del sonido “Ahh”. Relájate en él, mientras lo entonas. Hay tres palabras sobre las que se ha construido este acuerdo; calma.. Encuentra la calma, nota a todos los demás en calma. Y conciente; sin necesitar nada, simplemente darse cuenta: “Yo existo, aquí estoy, me doy cuenta.” Y puedes permitir que lo que está justo aquí sea simplemente lo que está justo aquí. Calmo, conciente, permitiendo. Y luego reconoce a todos los demás que están sentados aquí, “Hola, los veo”. Porque no se trata solo de saber cómo se hace esto; es que tú tienes una pieza del rompecabezas, tú juegas tu parte en crear esta obra, armar el escenario, escribir los libretos, conseguir la utilería y el telón de fondo, y divertirte junto con otras personas. Eso es un punto de atención. Entonces, ¿cómo deseas tener tu paisaje, crear la arquitectura?

Algo que se inició es que la Tierra ha comenzado a cambiar en la nueva órbita. ¿Qué quieres experimentar tú en la nueva órbita? No en la órbita actual ni en la última, porque es suave; se está moviendo a una nueva órbita. ¿Qué te gustaría que pasara en esa nueva película? Tú eres el arquitecto, el diseñador, el constructor. Toma otra respiración; toma un momento. ¿Hay belleza, bondad, risas? ¿Qué aspecto tiene? ¿Cómo se siente?

Nota esa sonrisa en el corazón; allí está el Creador; tú y el Creador, uno, justo en esa sonrisa. Relajado. Tranquilo. Por un momento simplemente darte a ti mismo, tu propia fantasía, tu propia creación, tu propio anhelo, tu propia belleza, y sencillamente sostienes ese punto de atención sin distraerte. Yo me gusto. Puedo darme a mí. Puedo ser egoísta para mí. Cuanto más me doy a mí, 100%, más tengo para reflejar 100% en servicio.

Ahora bien, aquí donde vamos a jugar, esto va a requerir algo de madurez – palabra interesante, madurez – Hay una razón por la cual hay tanto desequilibrio en el mundo. Esto no es un problema, es solo información. En ese reino de 3ªD, la luz es muy reflectante, pero la luz no es estable. Al cambiarnos hacia este nuevo reino, la luz actual que conocemos, en que jugamos, que contenemos, el cómo configuramos emociones y pensamientos, no es estable. No está manejada; está fracturada, se dispersa, se sale mucho de foco. Luz de 3ª dimensión. Piensa sobre eso. La gente, especialmente hoy en día, muy reaccionaria, no hay estabilidad en la luz, el pensamiento, la emoción. La transición y el cambio son desafiantes cuando no hay preparación. Pero cuando se está preparado, empieza a ser una creación fascinante, pasar una transición desde algo a otra cosa distinta.

Pero el desafío es enfocarse en lo superficial. Poner afuera bolsas de arena cuando se acerca el huracán; realmente no funciona bien. Realmente hay algo que se llama el estado profundo. Está muy en control. Pero no significa una cosa mala; solo significa a nivel fundacional que aquellos que jugaban el juego y básicamente tenían visión y excitación y curiosidad, la mayoría no se pusieron a dominar y controlar; se dispusieron a crear. Y se colocaron las reglas, y se pusieron las estructuras, ¡y funcionó! Pero eventualmente ya no funciona. En esta transición en que estamos, la estabilidad, el control, no funcionan. Otra respiración.

Entonces la cuestión es ¿estás discutiendo sobre cuántas bolsas de arena poner afuera? ¿O estás empezando a ser el arquitecto del nuevo paisaje? Porque cuando realmente miras el mundo de hoy, fracturado, dividido, enojado, juzgador, reactivo, en desmanejo, con gente que se pierde a sí misma, nos estamos moviendo de un mundo físico hacia un mundo digital. No exactamente el mundo que vemos frente a nosotros; solo vemos la superficie, no lo profundo. Y estamos jugando en la luz de la fisicalidad tridimensional, no en la luz de la estabilidad de la fisicalidad de quinta dimensión. Mucha gente se puso a hacer cosas realmente maravillosas. Si podías tener acceso a las redes, una gran película llamada Dilema Social (Social Dilemma) mostrando exactamente a los del mundo digital, cuál era su intención, Facebook, Twitter, inteligencia artificial, ellos no necesariamente se dispusieron a crear lo que se ha creado.

Lo que se creó se debe a que esta consciencia digital en que estamos entrando, que en la superficie parece muy diferente, es moverse rápido; el tiempo funciona de modo diferente. Pero en la fractura, en la división, en la inestabilidad, lo que consiguen es que la luz se refleje y refracte de manera inconsistente. Otra vez, otra respiración.

De modo que lo que está frente a nosotros, todo a nuestro alrededor, el cómo el juego, la película, se refleja en este momento particular, en esa luz fracturada y caótica, y si empiezas a responder a esa luz, va a rebotar, absorberte, empujarte afuera, sin darte mucha dirección. Gran parte de la transición, gran parte del caos, es que hay oportunidad. Porque cuando todo está en el statu quo, todos están de acuerdo, crear cambios es relativamente un desafío. Pero justo aquí donde estás, en este Corazón Sagrado, en este estado cristalizado del amor, la oportunidad de acceder a múltiples capas de tu consciencia y empezar a funcionar desde esas múltiples capas de tu consciencia, de manera consciente, está disponible debido a la transición.

Encuentra otra vez la quietud. Sin ningún movimiento real, toma conciencia de la calma. Quietud, calma. Muy consciente. Y otra vez date cuenta de estar consciente. Y con la próxima respiración, simplemente permite, observando tranquilamente desde tu percepción conciente, permitiendo lo que está frente a ti.

¿Alguna vez te encontraste en una situación en que lo que estabas observando no era aceptable? Y en ese momento, tuviste una sensación de “Tengo que ponerme de pie; esto no es aceptable.” Cuando estabas viendo sucesos, la sensación de “Tengo que ir; tengo que presentarme. Tengo que hacerme oír.” Recuerda ese momento, ese sentimiento, esa ocasión. Y nota si incluía ira, o si había juicio, y simplemente mira más allá de eso. En ese momento era “Tengo que ponerme de pie.” No por ira, no por venganza, no para desquitarse, “Esto no está bien. Esto no es lo que yo quiero ver que suceda. Quiero marcar una diferencia. Quiero hacerme oír.” Simplemente nota ese sentimiento, no hay ira, no hay fuerza, “esto se trata de mí.” Al notar esto, aquí hay una madurez para elegir. Miras aquella circunstancia, “Yo podía estar enojado, alterado, gemir, llorar, gritar” - tercera dimensión. “No me gusta esto.” Pero esto es diferente; esto es “Yo cuento.” Nota el sentimiento. Respira en él. Y hay una elección, una madurez, en estabilidad.

En esta sensación de ser yo, “yo cuento; yo me voy a presentar”, hay una quietud aquí, relájate en esto. Nada de empujones, nada de fuerza. Pero hay un amor. Toma conciencia de ti mismo, sin movimiento, en el Corazón Sagrado. “Vine a colocar mi pieza del rompecabezas exactamente donde corresponde.” Otra respiración.

Y aquí en esta madurez, en este “me gusto; soy capaz”, en esta percepción conciente, permitiéndola, empieza a estar esta luz dorada que está dentro y alrededor de ti. Tiene una fortaleza y una presencia. Es una luz muy afirmada, no se la puede empujar. Asume esto. “Este es quien yo soy”.

Verás, con toda la transición, y el caos, y la atención al ruido, es en este espacio tranquilo donde empiezas a acceder a esta consciencia multidimensional que tiene sabiduría. Y relájate. También toma nota de esa suave luz rosada, nutricia, tranquila. Esta luz rosada es un aspecto del amor. Empieza a notar que se amplifica en las células cristalizadas del cuerpo. Es una fortaleza; es una presencia. Es muy estable. Y sin embargo muy quieta.

Nota esa conciencia: “Yo vine a hacer una diferencia.” Es en ese punto de atención en que esta luz dorada se amplifica. Esa presencia empieza a estar... presente; estable, muy tranquila. “Este es quien yo soy”. Aquí es donde extiendes tu mano y se forma una bola de luz rosada.

En esta luz rosada, desde este aspecto de madurez y estabilidad se empieza a atraer otro aspecto del amor, desde esta luz rosada. Empieza a ser consciente y sin embargo muy indescriptible. Es simplemente un saber. “Yo soy un ser creador. Esta es mi película.” Es desde esta percepción conciente que el acuerdo, la creación, la arquitectura, empieza a cobrar vida. Es la intención atraer vida desde la luz hacia adentro de la arquitectura. Este es tu reino; tú eres el creador.

Y aquí, donde la luz empieza a estabilizarse, 4s ya no se fractura, se vuelve organizada, tiene propósito. La intención de simplemente expandir la luz en tu presencia. Simplemente extiendes tus manos y la luz empieza a formar vida. Muy estable. Empieza a vibrar un nivel de amor en estabilidad. Siente esta estabilidad.

En estos próximos tres meses, estas oleadas de luz que ahora empiezan a moverse dentro y a través de todas las cosas están accesibles para crear. Y no se requiere trabajo. Es simplemente permitir esta luz rosada en su más nueva configuración, que empiezas a absorber tú. Solo absorbe. Atrayendo desde este nivel de madurez, mucho se vuelve disponible. “Yo elijo hacer una diferencia. Yo elijo ponerme de pie. Yo elijo presentarme.” “Yo elijo disfrutar en mi creación.” No es trabajo. No es esfuerzo.

Y hay un brillo en esta luz que ahora empiezas a amplificar en tu consciencia. Refleja mucho hacia afuera. Y se vuelve muy reflectante de regreso. Se vuelve disponible para colocarla en la circunstancia. No requiere de un pensamiento. No es para arreglar algo roto. Esta madurez simplemente la colocas frente a los demás para que elijan. No los estás reparando. No hay discusiones. Sencillamente le da a otros la oportunidad de absorber y empezar a volverse conscientes.

Esta luz no se usa para el poder, no se usa para sanar a alguien con quien no estás de acuerdo, no se usa para reparar a alguien en su circunstancia. Es simplemente un nivel de consciencia dentro del amor, que les permite empezar a encontrarse a sí mismos. Sentarse un momento, rodeado por esta luz, solo absorbiendo. Toma otra respiración.

Toma conciencia, sin pensamiento. Al tomar conciencia de este aspecto del amor, pon una intención en experimentar estabilidad en esta luz. Pon la intención. Nota cómo la luz toma forma en una estabilidad. Muy conectado a tierra. En quietud.

Luego cuando esta luz está estable, pon intención en que sea cómoda, intenta “cómoda”. Toma conciencia: quietud, cómodo. Simplemente permite que contenga sabiduría. Toma conciencia de ti mismo, nota que dentro de ti la sabiduría empieza a ser accesible. Pon intención en que la madurez absorba la sabiduría

Y otra vez toma conciencia. Nota que estás absorbiendo desde una conciencia que tal vez no te resulta familiar, y sin embargo muy presente para ti. Otra respiración. Y justo aquí, permítete un poco de diversión. Alegría, y diversión, ¿Y puedes permitirte pasar a esta nueva vereda móvil, que está elevada, menos perturbada con luz fracturada? Y dentro de esta madurez, se vuelve una percepción conciente.

Hemos hablado unas pocas veces sobre Atlántida. Virtualmente todos ustedes jugaron en Atlántida. Y lo que se intentaba no se logró – pero el sueño no se olvidó. Hay un aspecto del sueño al que posiblemente no se le ha prestado atención. Un acuerdo en que todos regresaríamos e implementaríamos ese sueño. Había una condición, una condición tridimensional. La quinta dimensión no tiene condiciones, tiene estructura. Pero este acuerdo era que todos regresarían – o ninguno regresaría. Ya hemos pasado ese punto. Y estamos regresando. Todos regresarán.

Pero en esta luz de la que ustedes se han vuelto conscientes se requiere una madurez ante la cara de los que no están maduros. En la presencia de los que están enojados y enjuician, muy reaccionarios, tú no puedes arreglarlos pero puedes permitirles en esta luz que empiecen a recordarse a sí mismos. Al presentarte, simplemente estar presente dentro de este aspecto del amor. No es retirarse. Puede no ser participar. Es absorber y permitir desde la percepción conciente.

Dentro de este aspecto del amor creador, traído desde esta luz rosada que emana de la consciencia crística, tu capacidad para crear a partir de la sabiduría observada desde la madurez se acelerará grandemente en los meses venideros. Cien por ciento para ti, lo que te permite estar cien por ciento en servicio. Sin moverte de ese punto de amor. Otra respiración.

Permite que esta luz se amplifique. Se amplificará en muchos colores y en muchos sonidos; en muchas sensaciones. Es muy familiar para ti y sin embargo desconocida, donde has estado jugando en la película. Empezarás a tener una sensación de poder en estabilidad a partir de la misericordia. Muchas oportunidades empiezan a ser atraídas por la sabiduría de tu madurez.

Esto no es casualidad. Esto es algo que tú creaste cuando dijiste “Envíame.” Este es el punto del tiempo que ha sido diseñado para el nuevo sueño. Ya no estás diseñando el sueño, el paisaje, el ambiente. Ahora empiezas a vivir de él.

Entonces ¿qué eliges? Yo sugeriría que te quedes sentado por unos momentos prolongados de tiempo, justo aquí, validándote a ti mismo. Te presentaste; te pusiste de pie. Llegaste cuando dijiste que lo harías. Disfruta.

Sencillamente empieza a atraer alegría hacia este vórtice de sabiduría que acabas de activar. Estamos entusiasmados ante lo que se ha creado. Estamos entusiasmados por ti. Estamos entusiasmados por nosotros. Y en este juego, todos los que observes desde este minuto en adelante, tú eres ellos y ellos son tú.

Es un gran regalo del Creador. Disfruta. Nosotros nos apartamos. Tenemos gran admiración y gran aprecio; estamos entusiasmados de participar contigo.

Muchas bendiciones.

Para oír la grabación en español: https://masteringalchemy.com/content/proyecto-banco-del-parque


Proyecto Banco del Parque – Jim Self
www.masteringalchemy.com
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

173 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo