Quien vive en Dios sabe de su divinidad...

Varios/Otros


Quien vive en Dios sabe de su divinidad, de su existencia como ser divino

Como el espíritu es todo en todo, el hombre espiritual honra y estima la vida y vive así cada vez más en la Verdad interna que le libera.

Por tanto, quien quiere encontrar la Verdad interna que le libera, debe reconocer la ley de causa y efecto, de siembra y cosecha, debe vivirla, y si hace falta, sufrirla en su camino.

El hombre es empujado a desprenderse poco a poco de su calidad humana, de sus opiniones, ideas y teorías, de todo su egocentrismo, para resurgir después en lo divino.

Su alma se encuentra en la carne para poder superar en el breve tiempo de años terrenales lo que como alma muchas veces no podría hacer sino en inimaginables y largos años luz.

Mediante el acto de redención del Hijo de Dios, el Espíritu de Cristo, la Luz salvadora del alma, ayuda a cada hombre que reconoce sinceramente sus faltas, las entrega a la luz interna y se esfuerza en no volver a pecar en adelante, en sensaciones, pensamientos, palabras ni obras.





Extracto de: Lo que piensas y hablas, tu forma de comer y lo que comes, muestra quién eres.
La palabra de Dios para nosotros manifestada por el Querubín de la Sabiduría divina, el hermano Emanuel.
Dada a través de la profetisa del Señor, Gabriele de Würzburg

8074 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo