Reencuentros de los niños de la Ley de Uno. II

Varios/Otros


Nada ni nadie, ni los acontecimientos por venir, serán capaces de hacerte cambiar si tú no has aceptado hacerlo, si tú has aceptado recorrer esta marcha con paso firme, resuelto, sin posibilidad de retorno atrás. Eso es la libertad, tu libre albedrío último del alma, de aceptar la luz o de rechazarla.

La luz jamás se impone, como hemos tenido la ocasión de decirte en numerosas ocasiones en este libro. La luz jamás equivoca ni traiciona. La luz jamás desvía.

Te conviene hacer lo mismo de tu vida, de tu alma, de tu ser. Te conviene ser claro con la Fuente que tú eres, de acuerdo contigo mismo y esto en todos los planos. Poco importa lo que digan los allegados, la sociedad. Poco importa lo que digan aquellos que quieren volverte a atar, que quieren hacerte volver a la razón, hacerte volver a la realidad.

La realidad no es lo que ellos creen. La razón no es la que ellos creen. Ellos funcionan en entidad dividida, separada. Y como una entidad dividida, separada en la totalidad de las dimensiones que la constituye ¿puede ser fiable? Puede ser, de otra forma que distanciada, separada y cortada de la realidad última que es la luz.

Te conviene también, querido lector, hacer prueba de discernimiento, de poner atención también a las sirenas que querrán cortarte de tus raíces esenciales que nosotros llamamos nuestro planeta Tierra, el que nos lleva y nos soporta y que nos nutre. En efecto, la evolución del pasaje de esta 3ª dimensión a la 5ª dimensión debe hacerse con este planeta y no sin él.

Sea lo que sea que debas vivir, no olvides que este planeta, como te hemos dicho muchas veces, es un planeta sagrado en vía de sacralización. Debe encontrar su dimensión plenaria en esta galaxia.

Todas las entidades que quieran prometerte una luz, una ascensión, una liberación, cualquier cosa… sin tu planeta, será ilusorio y vano porque te llevará a los meandros de los abismos de la falsa luz, esa que está separada de la Fuente.

No olvides y no olvides, querido amigo lector, que la Fuente de donde tú vienes se encuentra en el interior de este planeta y no en cualquier más allá. Es esta Fuente misma que tú eres en este planeta la que debe vibrar, subir y ascender a 5ª dimensión y tú debes acompañarla en un mismo impulso, en una sintonía vibratoria y en una sincronía vibratoria.

El trabajo que te hemos propuesto en este libro, en ningún caso debe desconectarte de esta Fuente. Puede efectivamente hacerte desconectar de las pasiones viejas, de los esquemas emocionales y mentales que han sido elaborados desde hace milenios. Pero en ningún caso debe alejarte de tu Fuente, de esa que está en lo más profundo de la Tierra. Porque ahí está tu destino, ahí está tu futuro y te conviene estar totalmente de acuerdo, a la escucha de la Fuente Madre.

Tú no podrás encontrar a tu Padre sin tu Madre. Tú no podrás acceder a la ascensión sin hacer ascender a tu planeta. Los mecanismos de ascensión tomarán algunos años para instalarse definitivamente y duraderamente, de manera permanente, en este sistema solar. Pero tú debes acompañar los sobresaltos vibratorios de la Tierra. Tú debes acompañar las tempestades, los ciclones, los terremotos que sobrevendrán porque éstos tienen lugar, como hemos dicho, en tu interior ante todo.

No están destinados a ningún castigo, a ninguna retribución, aunque exteriormente pueda verse así, sino como una perspectiva interior de elevación y de transformación. Te conviene no olvidar jamás esto y permanecer constantemente conectado a tu Fuente. Esto es una llamada de atención esencial para el buen funcionamiento de los mecanismos energéticos que van a sobrevenir en ti, en el momento en que aceptes totalmente que la luz sea en ti.

En la medida en que te hayas reconectado a tu Unidad de conciencia colectiva, comenzarás a experimentar ciertas modificaciones de conciencia, pero también modificaciones en las estructuras celulares. Éstas vendrán acompañadas de signos que pudieran ser para algunos, más o menos desagradables o difíciles de soportar. Pero sin embargo, guarda presente en tu Espíritu que éstos incluso, forman parte de tu transformación para que puedas realizar tu ascensión personal en la propia ascensión planetaria. Entre estos signos, algunos son constantes y son realmente, tal como se han descrito en los viejos tiempos, la prueba formal de que tu alma ha vuelto a contactar su Fuente y que tu ser completo participa en el esfuerzo de elevación y de ascensión. Estos consisten en signos como nosotros dijimos. Entre esos signos hay que contar en ti con el canto del alma, ese sonido tan específico, esos sonidos, deberíamos decir, que deben ser oídos de forma particular en tu interior y en particular del lado izquierdo.

Existen ciertas percepciones de vibraciones a veces pesadas, situadas en diferentes regiones de la cabeza y que corresponden también a marcas de conexión a la Fuente. Evidentemente deberás también, a partir del momento en que contactes tu Unidad colectiva, sentir cierto número de cosas que ocurren debajo de tus pies. Y muy por debajo de tus pies que confortarán la realidad de tu vinculación a la Fuente Madre.

Paralelamente ciertos elementos de conciencia se van a modificar. Tu forma de alimentarte se modificará. Tu forma de entrever las concepciones de la vida serán totalmente diferentes de lo que se hace actualmente. Tendrás cada vez menos tendencia a considerarte como distanciado, separado de toda creación. Los ciclos del sueño se modificarán. Y sobre todo, sobre todo, algunos contactos podrán ocurrir con algunas dimensiones que no son habituales en el ser humano, ligadas a la 5ª dimensión y a las dimensiones superiores de contacto en el sentido más noble del término.

Ciertamente no será dado a cualquier persona que emprenda este camino de retorno a la Unidad, el vivir un contacto con la Intra-Tierra, sea lo que sea que deba ocurrir en plano manifestado en poco tiempo. Pero sin embargo, el contacto con entidades que pueblan los mundos angélicos y arcangélicos serán mucho más fáciles para algunos de vosotros y en particular el acceso a lo que nosotros mismos llamamos: la Santa Trinidad.

Nosotros hemos llamado a las energías femeninas del arquetipo femenino, las energías del Arcángel San Miguel y las energías de la dimensión Crística (la de vuestro gran Maestro que fue encarnado un tiempo en esta Tierra). Ese contacto es un contacto que hará realmente, cualquiera que sea el nivel de contacto, tanto a través de una visión como a través de las enseñanzas, como a través simplemente de la alegría del contacto y de los reencuentros, asimilar bien, digerir bien. Hará que os beneficiéis de la intensidad vibratoria de esos contactos que serán como ayudas en vuestro camino de retorno.

En efecto, lo que se os ha prometido es realmente un retorno a vuestra Fuente, un retorno a vuestra Unidad primera, de entidad espiritual libre, liberada de las contingencias de la materia y liberada de los condicionamientos que han sido vuestros, desde hace 52 000 años. Se trata efectivamente, de grandes reencuentros y esto es una digna fiesta vibratoria en lo más alto de los cielos.

Si vosotros supierais el número de seres que participan en este fenómeno de pre-ascensión, si supierais el número de almas de luz que están aquí para vigilar vuestra ascensión, para vigilar vuestra elevación de conciencia y que anticipan, por su presencia, incluso en vuestros cielos, en esta Tierra y bajo esta Tierra, ese fenómeno, para vivir ese momento de luz excepcional.

Recordad que solo ocurre raramente, en vuestra escala de tiempo. Pero hoy, las se dan las condiciones para que un pueblo entero, si tal es su voluntad, encuentre el camino a casa, el camino de la Unidad, el retorno a la Fuente. Este es un acontecimiento que se festeja dignamente con todos vuestros hermanos y hermanas, educados o no educados, pero que participan en esta plano de la Unidad, de acuerdo total con la Ley de Uno. Y esas entidades están muy presentes, diríamos, no forzadas sino presentes y se mantienen en el umbral de vuestra conciencia, preparados a comunicaros su resonancia, su afinidad, a entrar en contacto con vosotros como forma de animaros a ir por este camino de luz, por este camino de Unidad, por este camino de retorno.

El camino de retorno está en marcha y nada, absolutamente nada, podrá frenar ese retorno si no es vuestro libre albedrío (que puede llevaros a que lo rechacéis por razones que os son propias). Como hemos dicho antes, si tal es vuestra elección, amigo lector, en ningún momento podremos nosotros hacer juicio porque tú permanezcas y permanecerás incluso si no quieres admitirlo, siendo un alma libre ante la eternidad de la luz.



Extracto de "HUMANIDAD EN DEVENIR".

Los estados de lo Divino
El despliegue del Uno a través de las nuevas Unidades
Reencuentros de los niños de la Ley de Uno

OD ER IM IS AL Las 5 claves Metatrónicas
Ki-Ris-Ti, Is-Is, IM, AL La Tri-Unidad (Cristo-María-Miguel)
Visión, Mas allá del Bien y del Mal, Claridad, Precisión, Profundidad, Unidad. Las 7 claves restantes
Humildad, Simplicidad, Atención, Intención, Aquí y Ahora, Etica e Integridad. Abandono a la Luz.
sábado 22 de octubre de 2011
Traducción de Humanité en Devenir Autres Dimensions
HUMANITÉ EN DEVENIR
HUMANIDAD EN DEVENIR
Mensajes de la Intra-tierra
Dedicados a Orionis, a la Orden de Melquizedec
Para la Luminiscencia del Ser.

7761 lecturas

1 Comentario de lectores

11/06/2012

Estimados: Valoramos ciertamente lo que hacen.
Dígannos como hacer lo que corresponde.
Gracias.
Losayrus

-.-.-

Tú lo haz dicho ;) "Hacer lo que corresponde". Y de eso sabes! ;)

Continúa trabajando en ti. Descubriéndote. Queriéndote. Entendiéndote... y cuando menos lo esperes...

Un abrazo
Oso de Luz