Sobre el Coronavirus. La Perspectiva de un Maestro Ascendido

Varios/Otros


Entonces hablemos del coronavirus. Oh, ¿los tiene asustados? Si, ¿un poco preocupados? Coronavirus, ¿de dónde sacó ese nombre? ¿Alguien sabe qué significa “corona”? ¿El sol? Sí, tiene que ver con el sol, posiblemente. “Corona” es una palabra del español, muy popular digamos unos trescientos años atrás. Originalmente era “la corona”. Allá en España, solo podían usarlo en la realeza, esa palabra “corona” se refería al rey y a la reina. Interesante. Ahora corona también significa círculo, y también se usa para referirse al sol, a la parte gaseosa caliente del sol. Pero el significado original, “la corona”, ¿qué tiene que ver con el virus? Bueno, veamos qué es un virus.

Cualquier virus tiene que ver simplemente con un desequilibrio en la consciencia humana, todo virus, ya sea un virus físico o uno mental. O un virus de energía sexual, del que Tobías habló hace muchos años, es un desequilibrio entre las energías masculina y femenina.

El virus no tiene una agenda; simplemente está allí porque hay un desequilibrio, ¡un desequilibrio! Y está allí para limpiar ese desequilibrio, para tratar de devolver las cosas a una armonía.

Entonces, ustedes saben posiblemente que he dicho que la energía no es otra cosa que una comunicación, eso es todo lo que es; una canción; una comunicación. Cuando la energía se sale de la armonía, de la resonancia, y entra en desequilibrio, tiene que volver naturalmente al equilibrio. Toda energía busca resolución y equilibrio. Entonces, si la canción de la energía está fuera de equilibrio, algo sucederá para devolverla al equilibrio. Esa es una cosa que hace un virus. A veces un virus físico es simplemente una manera de despejar los desequilibrios energéticos en tu cuerpo. La gripe común. Todos se pegan una gripe, la gripe común. Está bien, está bien. Libera toxinas y desequilibrios de tu cuerpo. Sirve a tu propósito. En general, una vez al año, o tal vez cada dos años, tienes una gripe o un resfrío; está diseñado para traer tu energía de vuelta al equilibrio.

Es buen momento para tomarse dos o tres, estar en cama, tomar té, sentirse mal, acurrucarse, mirar algo bueno en TV – si hay algo bueno en la TV – hacer cualquier cosa menos entrar en Facebook; eso es terrible cuando se tiene gripe; espantoso. (risas)

Pero ahora tenemos este virus especial, el coronavirus. Está haciendo muchas cosas, concitando atención mundial. En su país lo consideran una epidemia. Todos están preocupados por eso; todos tienen miedo de salir, de tocar, de ir a un restaurant y comer algo, o tener sexo con otras personas. Tal vez no del sexo, pero tienen miedo de todo lo demás. (risas) Entonces, sientan dentro de este coronavirus por un momento, la corona arriba en la cabeza, ¿por qué este virus está afectando al planeta en este momento? Y lo afectará por los próximos 2, 3 o tal vez 6 meses. Podría volverse loco, realmente loco. Digo, las noticias, los medios, se alimentan de ello. Dicen la palabra “aeropuerto” y a todos les da miedo ir a un aeropuerto.

De modo que este es un virus muy interesante. Está allí debido a un desequilibrio en la economía del mundo; es un virus económico, pero se muestra como la gripe. Verán, en el planeta hay muchos desequilibrios en este momento; en la economía, en las finanzas. Digo, han estado por largo tiempo, pero ahora están realmente surgiendo a la superficie. Hay unos pocos que tienen mucho, y hay muchos que tienen poco.

Con las tecnologías modernas que tiene este planeta, no debiera existir eso, lo que llaman el millón de abajo (N.T. mil millones), los que están en pobreza extrema; eso no debiera existir. La tecnología tiene la capacidad de brindar una cancha pareja para todos. Ya seas súper rico o muy pobre, todos tienen la posibilidad de tener un aparato móvil, un teléfono que tiene la capacidad de conectar instantáneamente con cualquier lugar del mundo para investigar lo que quieras, hacer lo que quieras. Una belleza de la tecnología es que tiene la capacidad de “desmarketizar” el planeta. En otras palabras, todos tienen igual acceso. Lo que hagas con ese acceso depende de ti, por supuesto. Cuando todos tienen la misma capacidad, no es como cuando solo un pequeño grupo dispone de toda la información y los datos a la mano y muchos otros no disponen; no, todos en el planeta lo tienen. A medida que la tecnología barre todo el planeta, debiera ir erradicando muchos de los desequilibrios.

No estoy hablando de socialismo ni comunismo, esos no son ideales o ideologías o plataformas económicas. Son otra cosa. ¡Estoy hablando del hecho de que en este planeta no tendría que haber ahora gente que muere de hambre! ¡En el planeta hay abundante comida! Y hay abundante capacidad para producir más comida. De todos modos, se desecha más comida en el planeta que la que podrían comer todos incluyendo a los que mueren de hambre. Se desecha alimento en los campos de cultivo por no poder llevarla a los mercados, se tira comida en los restaurantes porque la gente pide demasiado y no puede comer todo eso; se desecha comida porque se va la estación y ya no se puede hacer nada al respecto. Lo que causa el problema es la distribución de la comida. Hay dictadores y gobiernos que retienen la comida y no la dan al pueblo.

Hay países en este mundo que están tan llenos de corrupción que no pueden operar una distribución eficiente, llevar el alimento de las granjas a su utilización final. Todas las capacidades están allí, sin embargo hay una corrupción en la consciencia humana que sigue haciendo que esto suceda.

En el planeta ahora, en la mayoría de los lugares, no en todos, pero en la mayoría, hay una tremenda cantidad de trabajos, puestos de trabajo. Si no quieres trabajar para otro, ahora con una computadora e internet en tu escritorio puedes crear tu propio negocio, así (N.T. chasquea los dedos), fácilmente, en unos días. De modo que todo está allí para el planeta en este momento, para que la humanidad tenga acceso, para tener bienes, comida, para tener medicamentos, pero todavía sigue esta corrupción que provoca el desequilibrio. De eso se trata toda esta cosa con el coronavirus, ya saben, “la Corona”, como la Realeza, que tienen todo y nadie más tiene. Es por eso que se llama coronavirus. Digo, ellos no pensaron en eso, pero esa es la energía que está detrás. Interesante.

Entonces, ¿qué es lo que este virus va a hacer, además de imponerse en las noticias, matar a algunas personas, y crear mucho miedo en el planeta? Muy pocos van a entender realmente lo que el coronavirus representa energéticamente, ya saben, el concepto general detrás de esto. Lo que este virus realmente va a hacer estos dos meses que vienen es crear un montón de disrupciones económicas. Miren las noticias y vean cómo las fábricas, las plantas industriales en todo el mundo se cierran, ciudades enteras se cierran, barcos cruceros sin nadie a bordo, aviones con muy pocos pasajeros. Todos estarán sentados en casa preocupándose por esta cosa, y va a afectar a la economía. Va a afectar las finanzas del planeta por un tiempo, y luego volverán, estará bien. Pero con toda esta preocupación, yo quería ayudarlos a entender lo que realmente está pasando con esto llamado la Corona, en última instancia un desequilibrio económico.

Y entonces, ¿qué significa para ti? Tal vez nada. ¿Qué significa para ti? Bueno, si tienes miedo de contagiarte, sabes que ese miedo lo atraerá. Pero si sientes que podrías tenerlo, siente dentro de tu propio desequilibrio económico, llamémoslo tu desequilibrio de abundancia, ¿tienes eso? ¿Eres abundante en tu vida o apenas sobrevives? ¿Te esfuerzas para pagar las cuentas? ¿Te das excusas por no poder ganar más dinero porque tienes una familia mala, un trabajo malo, no eres muy inteligente, otros te lo impiden? Todos esos son desequilibrios de energía. Podrías tener toda la abundancia que quisieras; quiero decir, la abundancia es bastante fácil – todo lo que quieres. Pero si todavía te aferras a esos viejos asuntos sobre la abundancia, bueno, cosas como el coronavirus te asustarán.

Uno de los grandes temas con Shaumbra (N.T. los estudiantes de Crimson Circle) a lo largo de años ha sido la abundancia, no tener dinero. Mucho de eso es por una vieja creencia espiritual: para ser espiritual tienes que ser pobre, no puedes tener mucho dinero. ¿De dónde vino eso? ¡Es la cosa más loca que he oído! Pero muchas de las religiones del mundo promueven eso, mientras te piden dinero para ellas y tienen todas esas mansiones y obras de arte y vaticanos y todo eso, y piden dinero a la gente pobre. Tomemos una respiración profunda con eso.

Me pareció apropiado empezar con esta charla sobre el coronavirus porque tiene mucho que ver en este momento con el planeta e incluso con tu viaje, con dejar que la energía te sirva. Entonces, observa en los próximos meses cómo este virus se vuelve epidemia en todo el mundo, observa cómo afecta a la economía del planeta – interesante.

De YouTube: About the Coronavirus – An Ascended Master´s Perspective


Adamus Saint Germain, a través de Geoffrey Hoppe, en Kona, Hawái, 26 de febrero de 2020
Traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

1195 lecturas

2 Comentarios de lectores

07/04/2020

Excelentes articulos gracias por mantener siempre esa informacion tan real seria importante un articulo sobre el apocalipcis.

Jaime Alberto desde Colombia

-.-.-.-

Pues... Veamos cómo es el día en casa y tendrás una idea.
Esta historia depende de cada persona en la luz u oscuridad.


Un abrazo!

Oso de Luz

02/04/2020

Infinitas gracias por este maravilloso mensaje. Siento un poco de pesar ver a mi esposo, a su hijo tan alejadnos de estas reflexiones espirituales y permitir un dominio del ego en sus vidas, siendo seres buenos humanitarios. Hay algo que yo pueda hacer, además de enviar mensajitos subliminales? Mi esposo oye un poco más. Su hijo es negación total. Amo y agradezco su pagina y todo lo que me han enseñado.

Amparo desde Colombia
-.-.-
Hola Amparo!

Habrás oído por ahí que puede en algún momento el alumno superar al maestro ?
Paciencia entonces y no presiones porque puede que generes un efecto contrario y alejes aún más y retrases lo que se debe dar naturalmente. Cada uno a su tiempo y no cuando el otro quiere.

Piensa: ¿Qué efecto en mí hizo todo lo impuesto por la fuerza o el fanatismo?

No hagamos lo que las religiones.

Un abrazo!
Oso de Luz