Os entregamos esa Luz, que se introduce en vuestros Corazones.

Oriol Bonilla


Yo Soy la Luz de los Tiempos.
Yo Soy la Rosa de la Transformación.
Yo Soy la Madre en la Eternidad de lo Divino.

Me dirijo a todos los Hijos de la Tierra, a todos esos que habéis sembrado las semillas de la iluminación y esperáis que estas se manifiesten en vuestras vidas. Me dirijo a los Guardianes de las Puertas Sagradas a través de los opuestos, las cuales reflejan las cualidades a desarrollar mientras se os entregan vuestros dones y talentos. Sois afortunados mis queridos de vivir la experiencia a través de la carne, dentro de los aspectos mas internos del desarrollo de vuestras propias experiencias.

Estas son múltiples y diversas, de la misma forma que las flores del 2 Reino representan en vuestras existencias esa amalgama de colores hermosos, que transmiten la Belleza de la Vida en su plenitud y agradecimiento. Es un tiempo de transición hacia niveles mas avanzados de sí mismos y mi presencia os hace participes de disfrutar de estos en la benevolencia de mis palabras.

Os hago participes de que la intención de los Reinos Divinos es la de Purificar vuestras experiencias, e iluminar vuestros senderos hacia la perfección. Es ahí donde encontrais las verdaderas esencias de quienes sois y donde recobráis de nuevo ese AMOR hacia la verdadera fuente. Todos mis queridos Hijos de la Tierra, sois parte de la evolución del planeta y esta es la razón de amaros y bendeciros con nuestras palabras.

En todo momento asistimos vuestras plegarias, y os entregamos esa Luz que se introduce en vuestros Corazones y os asiste a través del consuelo de un ser querido, que os muestra la Verdad y la Pureza de esas emociones que tan solo podéis experimentar, bajo la presencia de la carne como humanos. Presenciar la sensación de sentiros libres y sin ataduras y ver a vuestro alrededor todos esos seres que os Aman.

Es tan solo la impresión de no sentiros apropiados de disfrutar de quienes sois, lo que os hace vivir en la limitación y el abandono. Os entregamos las llaves de los Reinos Superiores, y os hacemos participes de que los Templos de la Realización, del Aprendizaje y de la Iluminación aquí en el otro lado, favorecerán notablemente vuestras existencias cuando seáis conscientes de disfrutar en vuestras existencias humanas, para seguir completando vuestro desarrollo con los instructores de estos templos de los que os hablamos.

La transición de vuestras existencias es la adaptación a vuestras verdaderas mas elevadas, a esas verdades que no habéis desarrollado en vuestra existencia terrenal debido a la densidad de vuestras experiencias, la cual impedía de todas formas encontrar la cualidad o característica para hacerlo. Dentro de vuestras travesías de adaptación, se os entregara ese espacio a través del cual desarrollar esas características de las que os sentiréis realmente orgullosos, ya que partes de vosotros mismos más elevadas ya lo están haciendo.

Aun así, queridos Hijos de la Tierra no hay de que preocuparse y es mas hay mucho de lo que alegrarse en experimentar en vuestro plano. La belleza de un amanecer, el suave aroma de una Rosa transmitiendo sus geometrías a través de su presencia, el fluir esencial del agua de cualquier manantial del cual podéis ser parte junto a todas las formas de vida, que Reinan esos lugares sagrados en vuestras existencias.

Experimentar la Comunión de los Elementales al entregaros su Bondad y Carisma a la hora de haceros participes de sus juegos, y de sus elevados sentimientos de prosperidad a través de poder ser manifestados en vuestro planeta. Todos los Reinos trabajan en una hermosa red de luz, que la raza humana tiene que comprender para ser realmente parte de ella y contemplar la totalidad.

Me entrego en la esencia de mis palabras para mostraros mi gratitud, y os envuelvo en las flamantes estrellas que coronan mi arco de luz, estableciendo la perfecta intención de entregar la sencillez, la imperfección y la complicidad de una Madre que ama a sus hijos. Las energías que se representan de forma Sagrada en vuestro plano, ejerciendo la atención e intención necesarias para favorecer vuestras existencias.

La Sencillez de amaros sin esperar ni desear recibir nada a cambio, la Imperfección a través de comprender y sentir que, aunque no seáis perfectos tenéis un gran camino recorrido hasta el presente, que os identifica como Hijos del Creador al que volvéis con gratitud y admiración, y por ultimo la Complicidad de estar unidos en la Eternidad de los Tiempos, al ser Carne de una misma Carne que nos hace cómplices de la Verdad y de la Emoción de ser humanos.

Gracias por vuestra atención, por vuestro Amor y por la benevolencia de vuestras emociones hacia mí.

Yo Soy la Luz de los Tiempos.
Yo Soy la Rosa de la Transformación.
Yo Soy la Madre en la Eternidad de lo Divina


Oriol Bonilla
Madre María, 07 de marzo 2021
http://despierta15.blogspot.com
Canalizador Escuela Era Acuario (C.E.E.A)
Numerología Trans-Personal

570 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo