El resurgir de una oleada más profunda de Luz y Calor a nivel planetario.

Oriol Bonilla


Yo Soy la Verdad y la Vida.

Yo Soy el Cristo, y vengo en la presencia del Padre para mostraros la eterna vida.

Mi expresión se refleja en vuestros rostros, haciéndoos conscientes de un tiempo de transición y de improvisación en los que, nada que haya sido creado o establecido como tal tendrá importancia o compromiso ya que las nuevas energías, reflejaran una clara adaptación a sentiros portadores de un inicio totalmente eterno a través del cual expresar en acciones, las estancias de un nivel de evolución que os pertenece y que se adapta a esta nueva realidad. Todo trascurre según lo previsto tanto para nosotros aquí en el otro lado, como para cada uno de vosotros en el comprender e integrar los eslabones de vuestra evolución una vez sentís de veras, que estos forjan en el fuego por fricción los aspectos de vuestra evolución.

Dentro de una amplia gama de colores o frecuencias que reflejan vuestra ascensión, se contemplan los ciclos de transición planetarios los cuales en vuestro ahora se adaptan en conjunción con las energías de la regencia del Rayo que caracteriza al planeta, para fortalecer las alianzas celestiales a través de las cuales presenciar el Valor y la Autenticidad de vuestros compromisos a nivel Solar. La misma armonía de los tiempos se restablece a través del presenciar que todo está adaptado, al sistema a través del cual daros cuenta por si mismos de ser parte de este y poder disfrutarlo siendo constantes engranajes de transformación en su posición adecuada para favorecer y consolidad el siguiente paso a dar, en la escalera de transición planetaria.

Yo Soy el Cristo, y mantengo las estancias a través de las cuales expresar la Verdad en los más elevados atributos que os vengo a expresar, en las intenciones del Espíritu que os renueva en el resurgir de una oleada más profunda de Luz y Calor a nivel planetario. Tan solo os hago conscientes de que la libertad de pensamientos y el fluir de las constantes vitales que os representan se unen a todos los estadios de adaptación para facilitaros el sistema de actividad del cual pudisteis ser desplazados a petición propia, para de nuevo en vuestro presente reanudad esas energías. Las ordenes celestes tienen una gran actuación en esta elaborada y complementaria expresión, ya que estas ejercen la expiación de todos los atributos sagrados que os representan a través de seros entregados, a medida que la vibración de vuestros cuerpos se adhiere a estos.

Ser partícipes de las energías de este tiempo de transformación y actuar de acuerdo a lo que realmente sintáis, y no adoptéis energías de confrontación con vuestras impresiones, lo que os generara una sola dirección en la que confundiros y alejaros más de la verdad. Los cimientos de una antigua Tierra están dejando paso a una nueva mas viva y llena de Gloria, en la que presenciar cómo sin esfuerzo y dedicación a lo que se representan en vuestra realidad como viejas energías, os adaptáis a sentir que el tiempo como tal es el mayor regalo a través del cual disfrutar de vuestras propias experiencias de enriquecimiento y transformación.

Establecer en vuestro tiempo, las constantes características a través de las cuales el fluir en el mensaje que os entrego os hace realmente conscientes, de ser Hijos del Cristo y estar en alineación con las energías de los atributos más elevados para disfrutarlos. El devenir de los tiempos ha hecho de vuestras consciencias, una gran y poderosa herramienta en la Luz de mis palabras a la vez que os ha hecho conscientes de saltar del creer al sentir, el latir de mi Corazón en vuestros Corazones expandiendo a través de las ondas, el Amor que inunda cada forma de vida de toda la galaxia en su totalidad.

Es un momento de contemplación y de contener las lágrimas y no por el dolor de lo que sucedió en esos cimientos de una antigua Tierra, sino por la emotiva sensación de ver florecer y revivir todas esas energías, de las que la misma oscuridad se apodero haciéndoos creer que no volvería a reinar la Luz en el Planeta. Vengo en la perfecta unicidad de los Reinos de la Perfección a través de los cuales las energías se transforman y dan vida a una nueva enseñanza, más reforzada y expresada a través de los Maestros. Una Tierra en la que sois cada uno de vosotros el sistema energético, a través del cual establecer todas esas energías que reflejaran a través de la pureza de un cristal, el verdadero trabajo realizado por cada uno en tiempos de antaño.

El pasado hecho Gloria y Perfección, se adentra en el Presente reflejando la Pureza a través de la Realeza de un trabajo ejecutado con la labor de los tiempos, por esas manos y mentes que sellaron su Voluntad y Compromiso en la realización de sus quehaceres siendo Honrados de Palabra, y Reyes de su Perseverancia en el devenir de los tiempos. Permitiros ver y sentir el Amor que os pertenece y seréis participes de mis palabras en vuestros Corazones. En Amor y Admiración hacia todos los hijos e hijas del planeta, Yo el Cristo os entrego mi palabra.

Yo Soy el Cristo.

Yo Soy la Verdad y la Vida.

Así es.



Oriol Bonilla
El Cristo 13 de marzo 2021
Canalizador Escuela Era Acuario (C.E.E.A)
http://escuelaeraacuario.com
Numerología Trans-Personal

572 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo