Hacer simple lo que para vosotros es difícil

Oriol Bonilla


La Madre María.

Yo Soy la Luz de los Tiempos.

Yo Soy la Rosa de la Transformación.

Yo Soy la Madre en la Eternidad de lo Divino.

Yo Soy la Madre María y vengo en la presencia de la eternidad para entregar la benevolencia de mis palabras, con las que regocijaos y sentir que sois parte del amor que desde el principio de los tiempos ha reinado en la galaxia de la que formáis parte. Los constantes sucesos que han representado la vibración que ahora constituye vuestras existencias, han estado reajustando las experiencias a través de las cuales los diversos grados de vuestras propias vibraciones, representan sin lugar a dudas esos estadios en los que restablecer vuestras existencias y aprender a contemplar las posibilidades que, de alguna forma se os entregan a cada uno. Vosotros os veis directamente afectados por las situaciones que vivís, cuando en realidad estas son regalos de lo divino para que actuéis desde una óptica más elevada y firme en vuestras existencias.

Dejarme que os haga participes de la unidad de los tiempos en la que por razones que vuestras almas conocen y han apremiado en vuestras existencias, habéis sido reconocidos todos y cada uno para experimentar una serie de cuestiones que vais a integrar en vuestras existencias. Por esta y muchas razones más, es importante atender a que todas las vestimentas que habéis utilizado para desarrollaros hasta la presente encarnación, han dado lugar a que experimentarais muchas de las vivencias y propósitos, en los que sentiros realmente orgullosos y comprender la longitud de onda que os representa. Esta directamente os beneficia de forma que actuáis en resonancia con todo lo que rodea vuestras vidas, y que no tan solo os beneficia como podéis pensar sino, que constata la frecuencia de dualidad mental en la que os encontráis atrayendo lo mismo que proyectáis.

La presencia de vuestras partes superiores, de esas que os representan y ejercen una clara atención a vuestras existencias en todo momento, imprimen en vuestras consciencias los hitos de realización que han marcado los parámetros del tiempo mientras se iban adaptando vuestras existencias a la presente integridad que caracteriza, a esas mentes humanas avanzadas que se sienten en profunda conexión con el todo. Os vengo a decir que habéis trascendido la debilidad, y os adentráis en la presencia de todos los acontecimientos y vivencias que han reflejado en vuestras consciencias la unicidad del Espíritu para mostraros que la mejor forma de comprender es viviendo, bajo la presencia de quienes sois. La experiencia humana se ha encargado de elevar vuestras consciencias de forma perfecta y siempre bajo el sentimiento de cooperación hacia el amor.

Ahora os sentís reflejados por esos rayos de luz, que no son más que partes de sí mismos que entran en resonancia con vosotros y os hacen participes, de ver con claridad de qué forma experimentar y realizar la labor de facilitadores en la experiencia que vivís como humanos, ya que comprendéis los aspectos que reflejan las líneas de vuestra evolución. Muchos vivís aun leyendo mis palabras en una esfera de desacuerdo con vuestros verdaderos potenciales y talentos, cuando estos se manifiestan de la misma forma para todos y sin exclusión alguna. Es más, los que vivís estas emociones o sentimientos habéis practicado el alejaros de la Consciencia de Dios, y esta os hace vivir sumergidos en las aguas de la oscuridad que no os permiten ver lo que realmente os es entregado. Pudisteis experimentar este alejaros de la consciencia de Dios, a través de trabajos o propósitos que no fueran llevados a cabo a través del amor a vuestros prójimos.

Permitiros adentraros a través de vuestras consciencias, al transcender de los tiempos y al experimentar de qué forma actuáis y ejercéis vuestras tareas en el plano que os encontráis. Daros cuenta de qué manera se refleja el amor en vosotros, y presenciar si existen limitaciones a través de este donde se empieza a generar y con qué razón, dada la implicación de vuestras propias decisiones para que así fuera. Una vez entendéis los aspectos que os han hecho comprender las experiencias que vivís por sí mismos, se os entregan en forma de experiencias las cualidades que han hecho de vosotros ser quienes sois a la vez, que vuestras consciencias adquieren toda esa sabiduría para poder trascender esas líneas, en la que vosotros entregasteis ese poder que a día de hoy os debilita.

La mente humana tiene una gran capacidad de auto desarrollo, aunque su nivel de evolución no ha alcanzado la perfección del amor para poder disfrutar de todo ese poder que os representa. Así mismo, permitiros abriros y asentir en vuestras experiencias que de la misma forma que se creó una energía puede ser transformada, y adquirir una versión de esta misma totalmente paralela a la que vivís con la que sentiros realmente orgullosos y representar la luz de tiempos como portadores de la verdad. Yo Madre María os hago participes, de que la mejor forma de plasmar algo en vuestras existencias es siendo capaces de demostrarlo y entregando así, esa perfecta demostración que hace que las personas que os rodean, sean totalmente conscientes de la verdad a través de vuestras palabras.

Hacer simple lo que para vosotros es difícil y reviviréis la manifestación del Dios Creador en vosotros. Y lo más hermoso es que estáis preparados para ello, ya que la adaptación y el constante trabajo realizado a través de los tiempos o ha abierto los ojos del corazón a no sentir separación y aislamiento sino, a actuar de acuerdo a lo que pudo suceder en el pasado y brindarle la luz necesaria para que en el presente, sea ese foco a través del cual no tan solo sentiros orgullosos sino representar a vuestros hermanos y hermanas, en el ser conscientes de que estos también pueden hacerlo siempre que su propia graduación electromagnética, les permita disfrutar de sus posibilidades.

La consciencia sea con vosotros, y la luz se expanda por cada una de las células de vuestros cuerpos. Gracias por vuestra atención, por vuestro Amor y por la benevolencia de vuestras emociones hacia mí.

Yo Soy la Luz de los Tiempos.

Yo Soy la Rosa de la Transformación.

Yo Soy la Madre en la Eternidad de lo Divino.


Madre María 14 de junio 21
Todos los derechos están reservados al autor/escritor de la página web: https://escuelaeraacuario.com
Puede copiarse y traducirse dicha canalización siempre que se pongan en contacto con el propietario, Oriol Bonilla (oriolbonilla@yahoo.es)
Numerología Transpersonal

367 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo