La latente oleada del Femenino

Oriol Bonilla


Yo Soy María Magdalena y vengo en las alas de luz que os envuelven en la dulzura y la serenidad, de estar arropados por ese Amor que no tan solo sois, sino que os pertenece y forma parte directa del transcurrir de vuestras existencias, bajo la presencia del corazón que late en cada nueva expresión que vivís como humanos en la tierra. La constancia de vuestras existencias ha sido el punto a través del cual, sentir de veras que toda experiencia ha traído a vuestras vidas una impresión distinta de la anterior, con la que apremiar a través del trascurso de tiempo en vuestra realidad, todo lo que habéis aprendido y que ahora disfrutáis al ser conscientes de ello. La virtud del Amor es la manifestación de su expresión en toda forma de vida. La latente oleada del Femenino se ancla a través de las energías que han estado esperado el resurgir de esta era de transformación y adoración a lo sagrado.

Os hago participes a cada uno de vosotros, que leéis estas líneas al ser conscientes de sentir mi presencia en vuestros corazones y saber del cierto que tú y Yo somos uno. A todas esas mujeres que hoy en este tiempo se empoderan y sienten que su fortaleza es tan grande que pueden vivir fuera de toda emoción o sentimiento de dolor, al haber aprendido de veras que en su interior reside la belleza y la gratitud de una Diosa en todo su esplendor. A todas esas mujeres que viven en la contemplación de las artes milenarias y que han cultivado sus enseñanzas, como raíces en la tierra, y recogen sus frutos en la belleza de las estrellas que las iluminan. A todas esas mujeres que durante vidas sufrieron la esclavitud como lealtad a sus valores, y sus formas de pensar me enorgullezco de ello. A todas estas hoy en vuestro tiempo os hago conscientes, de vuestra liberación de esas tareas y de la renovación de votos por el Amor que os entrego en mis palabras.

No hay distinción a través de mis palabras y menos aún del Amor del que os hago entrega en este día, ya que despiertan en vuestras vidas muchas facultades de la energía femenina también en los hombres, lo que traerá no tan solo un cambio de consciencia a nivel planetario, sino una caída de las estructuras rígidas en las que habéis estado sumergidos, durante la anterior era de Piscis. Los hombres se adaptarán y vivirán en las energías Femeninas, y ya no sufrirán o se verán apartados como les sucedió a todas esas mujeres de las que me enorgullezco, ya que terminó la esclavitud, el miedo y la desvaloración. Las sociedades se abrirán paso a la belleza de la naturaleza y edificareis parques y ciudades verdes llenas de luz y de formas de vida, como grandes selvas amazónicas que se adaptarán a los tiempos en los que la vida, se manifestara en su mayor esplendor. Es tiempo de renovación y este es a través de la comprensión de que habéis cruzado la graduación, y es el momento de experimentarlo.

Me muestro en esa verdad absoluta, que Yo misma María Magdalena os hace entrega de los verdaderos aspectos que os representan, y que dicen mucho de quienes realmente sois. El despertar de la energía Femenina no tan solo traerá cambios y transformaciones en vuestras vidas, sino en ámbitos tan importantes como en los sistemas de poder planetario. Seréis conscientes queridos míos, de una versión nueva y más real de la verdad que os hará libres y que contemplo que vuestros corazones anhelaban, en las suplicas de los antepasados que hoy hacen acto de presencia en dicha transformación. Viviréis la reconstrucción de instituciones como la religión, que habrán de dejar sus acuerdos y contratos para abrirse a leyes más acordes con la era de Acuario. A vosotros me dirijo, y os hago conscientes de que agradeceréis este comunicado al mostraros que seréis coronados por vuestros actos, y que estos serán sellados en vuestras existencias para el resto de los tiempos. Es tiempo del despertar Femenino y de la integración del Sagrado Interno.

Sentiréis que esa búsqueda constante de quienes sois, formaba parte de la energía Masculina que aún tenía imperios de poder bajo la mentalidad limitada y obstruida, aunque estas caerán a través de las nuevas influencias vibratorias Femeninas. Los niños de vuestro tiempo, vienen con una gran frecuencia Femenina en su ADN y esto es lo que les hace ser realmente los precursores de estos cambios, que os estoy entregando. La consciencia se asienta en una nueva oleada de luz, que de veras establece los constantes apoyos a través de los cuales sentir en primer lugar, la liberar de elegir de forma digna lo que realmente deseéis. Se terminará en breve en vuestro tiempo, ese cumplir con la esclavitud que tantas almas se ha llevado.

Muchos de vosotros seguís buscando realmente en esa comprensión de sí mismos, y la expresión más sincera de ese Ser quienes sois es el Amor que experimentáis en vuestras existencias, en la serenidad de vuestras vivencias como humanos. Esa búsqueda es la proyección de la energía Masculina que deja de obstruir vuestras mentes, y da paso a un aire de frescor que todo lo revitaliza y lo hace resurgir de esas cenizas que quedan atrás en el tiempo. Esta es la razón de mostraros que la verdadera luz que reside en vuestro interior, está reflejando ese encontraros así mismos y comprender que todo es tan sencillo que de alguna forma, las pautas que seguís a través de la reflexión de estas palabras, os favorecerán a seguir en vuestros días con la verdad por delante y la serenidad de que todo se adapta a vuestras vidas, a medida que estáis realmente preparados para ello.

Queridos hay muchas verdades, tantas como formas de poder interpretarlas, y lo más hermoso es experimentar la perfecta asimilación de las circunstancias que se os muestran, dentro de lo que creéis de veras que es posible y lo integráis como parte de sí mismos, ya que dicha experiencia va en resonancia con vosotros. La misma función de energía que os hace ser responsables de vuestras acciones, os entrega esa sensación de comprender y de asentir que esta todo orquestado y que sois los verdaderos portadores, de vuestras propias elecciones. Así queridos míos, es tiempo de permitiros elegir, y bajo esas elecciones disfrutar de esas experiencias que de alguna manera marcan el tiempo en el que contempláis en vuestras vidas, la realización de vuestras propias experiencias. Tan solo sentir y ese sentir os abrirá las alas a volar en vuestra eternidad y colocar en su lugar cada experiencia de quienes realmente sois.

Yo Soy María Magdalena, en las alas del Amor.

Bendiciones para todos.



María Magdalena: La latente oleada del Femenino se ancla en la Tierra.
A través de Oriol Bonilla
Todos los derechos están reservados al autor/escritor de la página web: https://escuelaeraacuario.com
Puede copiarse y traducirse dicha canalización siempre que se pongan en contacto con el propietario, Oriol Bonilla (oriolbonilla@yahoo.es)

242 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo