Estáis integrando energías cósmicas.

Pleyadianos


- Estáis integrando energías cósmicas con el propósito de restaurar la función de los códigos específicos de la conciencia dentro de la forma humana.

La realidad física se basa en un proceso creativo. Los conceptos que compartimos con vosotros en estos tiempos cumplen con el propósito de refrescar vuestra memoria y recordaros vuestro poder de implantar cambios en la realidad física. Ha llegado el momento de activar vuestra imaginación, aclarar vuestras intenciones, focalizar vuestra energía, emprender acciones y esperar resultados. Estáis integrando energías cósmicas con el propósito de restaurar la función de los códigos específicos de la conciencia dentro de la forma humana. Debéis responder ampliando vuestro campo de posibilidades y confiar en vuestro poder dentro del esquema de la existencia. Un marco mucho más amplio sostiene la versión positiva de la realidad en la consentisteis participar. En una frecuencia más allá, formas de inteligencia observan, interactúan, cooperan y sostienen vuestra versión de la realidad.

Nuestro consejo es que seáis muy claros acerca de para que estáis disponibles y para qué no lo estáis; de esta manera será mucho más fácil recibir las mejoras apropiadas de las energías cósmicas y evitar que el ordenador de vuestro cuerpo resulte infectado por un virus de vibraciones inferiores.

Durante estos tiempos de cambios de percepción se os examinará para fortalecer vuestra resolución y demostrar vuestra versión del poder del espíritu humano. Mientras formas de onda de energía que no podéis ver os están ajustando, vuestro cuerpo recibe un nuevo circuito que se está perfeccionando para adaptarse a la energía acelerada. Vosotros elegís los códigos que más se ajustan a vuestros valores e intenciones. Todas las realidades ocurren simultáneamente, cada una fortalecida por el poder de los pensamientos y emociones invertidas. De modo que la cuestión más importante se reduce a: ¿En qué programa queréis estar presentes?

Ampliar vuestra mente más allá del acuerdo colectivo que estructura la realidad 3D es un logro que os aporta poder personal y que añade mayor conciencia y comprensión significativa acerca de los «porqués» y «para qué». Estáis aquí para aprender cómo manejar la energía (las complejidades de vuestra propia energía individual, junto con el campo de la existencia mágico y místico). Tanto colectiva como individualmente esto no es una pequeña tarea. En cada avenida de la realidad, resulta imprescindible entender cómo las influencias gobernantes de las leyes cósmicas y espirituales operan conjuntamente con los antiguos acuerdos colectivos que guían vuestra relación en el campo de la existencia, mientras aprendéis que vuestros pensamientos no sólo crean la realidad, sino que interactúan a muchos niveles de la mente y en las múltiples capas de la realidad.

El conocimiento espiritual o esotérico utiliza el lenguaje de la metáfora y el simbolismo para transmitir el significado sutil de la existencia, un significado que traspasa el mundo físico y material, teniendo, sin embargo, un poderoso efecto sobre este. Desde un punto de vista más amplio de la realidad, estáis nadando en un océano de símbolos. La mente humana responde rápidamente a los símbolos; éstos se imprimen y se guardan fácilmente en vuestro ADN, así como en bancos de memoria de la mente subconsciente e inconsciente. ¿Cómo os expresaríais sin símbolos? El lenguaje se basa en acuerdos telepáticos en los que se asigna determinado significado a símbolos de sonido; no obstante. cuando las personas hablan, lo toman como algo absolutamente normal y raramente se preguntan de dónde proceden las palabras, al igual que tampoco son conscientes de que están expresando ideas con palabras mientras juegan con el poder de nombrar, calificar, identificar y crear la existencia.

Las palabras transmiten información- pero ésta no es palabra; las palabras simbolizan significados que se basan en un acuerdo colectivo de la realidad consensuada y ayudan a crearla.


Extracto del libro "Recuperar El Poder".
Sabiduría Pleyadiana para un mundo en caos.
Barbara Marciniak

225 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo