Un Ángel Para Liberarte.

Quado


Domingo, 27 de abril del 2008

“Un Ángel Para Liberarte”

Quado

Hoy, le pedimos a un ángel que venga hacia ustedes y los libere.

Véanlo frente a ustedes ahora, un hermoso ángel flotando en el aire ante ustedes, sus alas aleteando rápidamente desplegadas, un destello dorado brillante alrededor de su cabeza proviniendo de todo su cuerpo. El ángel está refulgente con amor, con afecto y amor para ustedes.

Primero, se dirige hacia una pequeña bolsa de seda dorada y saca un puñado de polvo de ángel centellante que ahora arroja sobre ustedes. Cae sobre ustedes, pero en vez de adherirse a su piel, se convierte en una banda de energía, brillante y resplandeciente alrededor suyo. Este resplandor dorado está limpiando el campo a su alrededor, purificándolo, removiendo cualquier residuo de duda o temor que haya estado aferrándose a ustedes.

Y ahora, el ángel hace una pausa y observa profundamente en sus ojos, pidiendo permiso. Hace un gesto con su cabeza y asiente: Sí, ustedes le otorgan permiso para mirar adentro de su corazón.

El ángel toca suavemente su corazón y este se abre ampliamente ante su mirada. Y mientras el ángel mira en su interior, ustedes se dan cuenta que pueden observarlo también.

Primero, observan que su corazón está resplandeciente y dorado. Está hecho de amor. Es un gran tesoro adentro suyo, el lugar donde la luz y el amor están almacenados. Está resplandeciente y es de color dorado pero es también suave y flexible, capaz de cambiar y adaptarse a medida que la vida lo requiere.

Pero aquí y allí en el interior de su corazón están algunas piedras que ustedes han recogido a lo largo del camino, cosas que les sucedieron, cosas que ustedes consideraban tristes o malas en aquel entonces y ustedes las almacenaron en su corazón. En el momento que esas cosas les sucedieron a ustedes, ustedes no fueron capaces de simplemente permitirles que sean o examinarlas y permitirles que se disuelvan y de ese modo las guardaron, esperando que ellas no existieran en su vida por más tiempo.

Pero todavía ellas están aquí, piedras que ustedes acarrean en su brillante y resplandeciente corazón, agobiándolos, haciendo que sean menos suaves y flexibles de lo que podrían ser. Piedras que obstruyen que el amor brillante sea resplandeciente y que fluya. Piedras que deben acarrear cada día, aún cuando ustedes no sean conscientes que ellas están allí.

Observen las piedras ahora. Hay piedras por no haber perdonado, amargura cortante; piedras de tristeza, cada una, una pesada carga que su corazón debe llevar; piedras de enojo, de calor ardiente y abrasador, piedras de temor, como trozos de hielo que evitan que la tibieza del amor se desparrame fácilmente y muchas piedritas de duda, que dan como resultado una pesada carga realmente.

El ángel ahora mira de nuevo profundamente en sus ojos. Está formulándoles una pregunta. Están listos para liberar su corazón de estas pesadas cargas? Están listos para permitir que todas dejen su vida? Están listos para perdonarse a sí mismos y a otros, para dejar ir a la furia y a la amargura y a la desilusión? Están listos para permitir que se vayan hasta incluso las dudas sobre ustedes mismos? Están listos para liberarse del temor?

Asiente con la cabeza: Sí, ustedes están listos.

Y ahora el ángel abre del todo su bolsa de seda. La lleva hacia su corazón y remueve las piedras una por una, sacándolas desde su corazón colocándolas en la bolsa. Una por una, ellas salen de su corazón. Y con cada una que es removida, ustedes pueden sentir su corazón que crece más y más liviano. Todas las penas son sacadas. Todos los temores del futuro. Todas las dudas acerca de lo que pueden lograr. Toda la ira y frustración, toda la desilusión, todo, está siendo removido.

Perciban a su corazón creciendo más y más liviano. Sientan que crecen más y más libres. Perciban cómo es permitir que su corazón brille tan brillantemente como puede, liberado de estas cargas que ha estado acarreando. Ustedes no las necesitan por más tiempo.

Y a medida que su corazón resplandece más brillantemente, ese resplandor se desparrama a través de todo su cuerpo. Y su cuerpo, ahora expuesto a este resplandor brillante de amor interno, descubre que no necesita por más tiempo los hábitos y las adicciones que estaba utilizando para protegerse de la energía de las piedras. Su cuerpo entero ahora se siente liviano y libre, brillante y resplandeciente.

Y el ángel los observa y sonríe. Luego cierra su bolsa de seda y vuela hacia los cielos, donde sostiene la bolsa hacia la luz. Y mientras observan, en un gran estallido dorado de luz, las piedras son todas transmutadas en amor, amor brillante y dorado. Y una gentil lluvia de amor comienza a caer sobre ustedes, gotas doradas brillando en el cielo y cayendo sobre ustedes, vertiéndose y cubriéndose sobre ustedes en dulce amor.

Y esto es lo que son ustedes. Amor. Amor resplandeciendo en su corazón. Amor reluciendo todo a su alrededor. Purificado y limpio, resplandeciendo y dorado, ustedes son.

Y todas las posibilidades de esta preciosa vida están resplandeciendo y brillando alrededor de ustedes también. No existe nada que no puedan hacer, porque ustedes no tienen miedo y no dudan. Ustedes están completamente aligerados con el pasado. Ustedes están solamente en este momento brillando y son brillantes, percibiendo y siendo amor, comprendiendo que ustedes son amor y solamente amor.

Es un nuevo día y una nueva vida. Ustedes están naciendo de nuevo en el amor y el mundo se encuentra abierto frente a ustedes. Den un paso hacia él y abrácenlo ahora, justo ahora. Ustedes son esta maravilla de amor brillante. Ustedes son.



* Visiten www.carriehart.com y por supuesto, no olviden de ir a www.PowerAnimalsUnleashed.com cada día, para recibir la poderosa guía y la energía para los eventos importantes y la relaciones de su vida.

Les deseo amor y paz.

Carrie

www.carriehart.com
www.PowerAnimalsUnleashed.com
carriehart@msn.com
Traducción al español compartiendo la Luz: Alicia Virelli, avirelli@fibertel.com.ar

11990 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo