Perder el pasado y desconectarse del futuro.

Varios/Otros


- DE SU ANFITRIONA DE LA LUZ.

Perder el pasado y desconectarse del futuro ofrece oportunidades que no podrían existir de otro modo. La nueva era, la vejez, toda edad pierde sentido cuando la humanidad da un giro de 180 grados hacia un lugar de reconexión. Las líneas de comunicación entre los seres humanos son delicadas y se tensan como las alas de una mariposa en una tormenta emocional. Verse reflejado en los demás resulta agotador y la mayoría aparta la mirada para no ver lo que tiene delante. La unidad parece minúscula mientras la humanidad resopla y derriba el holograma.

El tiempo avanza bamboleándose como un viejo lavarropas a paleta de los años cincuenta, manteniendo las cosas revueltas, comprimidas y moviéndose en una confusión molecular. La sensación de estar aquí y allá es tan real como cualquier otra cosa en el planeta Tierra. Estar estirado hacia delante y hacia atrás puede provocar mareos y desequilibrios. Los objetos perdidos se esparcen entre las dimensiones, buscando un lugar donde aterrizar. Las placas del tiempo seguirán rozándose entre sí emitiendo inesperados cambios estacionales y personales. Las reglas de juego de una dimensión no son válidas en otra.

El tiempo, las estrellas y los climas se reescriben de acuerdo con las nuevas leyes colectivas. Como un cambio en el límite de velocidad del campo a la ciudad. Cada puerta que abran los llevará por otra autopista y por el camino del yo hacia un portal multidimensional de lo que aún no se ha formado. Las partes fracturadas de la evolución humana tratan de cohesionarse ahora, intentando encajar en un nuevo diagrama de unidad. Cada persona es escoltada hacia aspectos profundos de su estructura atómica. Todos los planos originales están llenos de promesas futuras, resultados y puertas traseras. Para convertirse en su verdadera presencia deben caminar hacia el abismo profundo de todos sus aspectos. Las realidades se desafían combatiendo mano a mano con las emociones. El tiempo corre sin pensar, mientras el torbellino del cambio dimensional nos tiene montados en nuestras bicicletas contra el viento como la malvada bruja del Este.

El tiempo no puede meterse a la fuerza en una botella ni ser encasillado. Al tiempo le han crecido alas y emprende el vuelo hacia patrones desconocidos. Los sextantes de la humanidad exigen que el tiempo vuele en una dirección que tenga sentido. Todos los sensores de la Tierra -olfato, gusto, tacto, percepción- están cambiando los patrones. No los den por sentado y no confíen plenamente en ellos mientras exploran todas sus posibilidades. Lo que antes estaba escrito en piedra, ahora ha cambiado de programa. Lo que saben que es verdad es desafiado sin parar todos los días. El cuerpo ha recibido tantas señales contradictorias, tantas verdades en conflicto, que está abrumado y parece estar tomando vida propia. Todos los circuitos están sobrecargados. La Tierra está en una intersección de líneas temporales mientras el tótem espiritual del año 2024 entra plenamente en posición.


- OCTAVAS SUPERIORES DE LA FORMACIÓN FINANCIERA.

A medida que elevamos nuestra conciencia hacia octavas superiores de formación financiera, llegamos a un escenario con un telón de fondo de miedos financieros. Llegamos a un lugar que nos rodea con lo que parecen muy pocas opciones. A medida que las energías de este año desplieguen su origami, todos veremos nuevos ángulos de percepciones políticas y cósmicas. Se abre una puerta de observación con los ojos bien abiertos, como quien tiene cataratas cósmicas y por fin está preparado para liberarse de la densa cubierta del pasado. Ver plenamente es estar autorizado, estar empoderado para actuar. La vibración de la reacción es como un planeta retrógrado que retrocede y repite un patrón que no sirve al propósito superior. Cada pequeña cosa de la vida picotea sus recursos forzándolos a mover su conciencia entre lo que se ve y lo que no se ve. Todo busca una reacción emocional en ustedes, como cada pequeño atisbo financiero que se cruza en su camino y drena el ímpetu de sus sueños futuros.

Se les pide que se mantengan erguidos como aquellos que se enfrentan a los muchos muros de la vida ante ellos, detrás de ellos, y aquello que les impide alcanzar lo que creen que es su destino. Los miedos financieros crean bloqueos dentro del pensamiento, dentro de la memoria, dentro del cuerpo, del torrente sanguíneo y del propio flujo de aire. Los miedos financieros los mantienen como rehenes en un circo de tres pistas en un día repetitivo de la marmota. El universo les pide que se mantengan fuertes como una antigua fortaleza celta que aún mantiene su posición oportuna sin temor. Las necesidades terrenales reclaman continuamente su atención como un niño que no suelta la pierna de su madre. Circunstancias que escapan a su control se cuelan en sus pensamientos tanto si las ven con claridad como si no. La población de la Tierra crea su propia poderosa ola de energía que alcanza su máximo y su mínimo en forma acorde.

A medida que avanzamos hacia el año 2024, todos llegamos a la cima del Yo Emocional. Este año es numéricamente un ocho y un cuatro que les pide estirar lo que saben hacia un lugar de ver un futuro desplegado dentro de su ojo interno. Durante muchos años los habitantes de la Tierra han reprimido sus emociones, las han almacenado en lugares dentro del campo energético que ahora piden ser vistos plenamente a la luz de un nuevo día. El peso emocional y la espera del pasado han levantado su cabeza como el mismísimo Dragón de este año y les pide que transmuten emocionalmente lo que han mantenido aprisionado dentro de las células, órganos, pelos y arrugas de su cuerpo.

Miren y vean con la vibración de su corazón donde no han permitido todavía el perdón, la sanación y la liberación. Esta energía es como una habitación dentro de su alma que ya está llena de los viejos muebles del pasado y aún así tratan de llenarla con lo nuevo, brillante y fresco. Imagínese en la sala de su alma, sentados sobre todos los aspectos del pasado que no han perdonado o liberado. Imagínese todo el polvo, las telarañas y lo añejo que no han reconocido. En este lugar vean la biblioteca de su alma, miren lo que está escrito en las paredes del tiempo y abran todas las puertas ocultas de su yo del pasado. En 2024 la Tierra se eleva a un lugar de un gran perdón universal, un lugar que no ha sido visto por la humanidad en muchos milenios.

Como quien se prepara para un Gran Baile al estilo Cenicienta-Princesa, a ustedes también se les pide que se preparen en un lugar de autorreferencia que antes no habían reconocido. Observen las viejas imágenes de lo que fueron alguna vez y cierren el círculo en su corazón y en su alma. Siéntense en el antiguo santuario de lo que fue, pero sean del ahora. Todos tienen la capacidad de liberar el peso emocional del pasado que guardan como un souvenir, como un recordatorio, como un mejor amigo a veces. Lo han hecho bien y se han protegido en cada parte del alma, pero ahora han despertado a una gran liberación planetaria mientras todos liberan las muchas capas del croissant cósmico de lo que fue para que finalmente sea visto en la brillante perfección de lo que es posible.

Sus muchas caras y su alma, su cuerpo y su vida, son hermosos de acuerdo con sus aprendizajes. Significan poco para los demás. Miren por qué se protegieron del Amor, por qué se protegieron de ser lastimados, por qué aún guardan los secretos de lo que les sucedió cuando eran niños. Vean por qué todavía tienen miedo de ser bellos, de ser amados, de ser honrados y de ser vistos en la plenitud de su alma y de su ser. Son uno de los Tesoros de Dios, él los ha visto envolverse y desenvolverse un millón de veces solo en esta encarnación. Los ha visto evolucionar como un retoño que busca llegar a convertirse en algo más, viéndose a sí mismo como un Gran Roble. En 2024, es hora de desplegar su presencia, deletreándola en ambos sentidos. Es hora de que se los vea en la verdadera luz hermosa que siempre han sido pero que temían reconocer.

Es hora de abrir su corazón a tantos sabores de amor como puedan degustar de una sentada. Es hora de amar de nuevo empezando por uno mismo, el propósito, Dios, la familia, los amigos, etc. Cuando uno pierde peso emocional ¿a dónde creen que va? Traslada su fuerza vital al plasma vivo de la Madre Tierra, reacondicionando la vieja energía. Ustedes son Dadores de Vida. Son Dadores de Luz y se están convirtiendo en Receptores de Amor.

Tomen todos los acontecimientos de su vida y sus experiencias e insuflen su fuerza vital en ellos. Insuflen su sello personal, su diferencia, su sonido y su color en cada parte de su vida. No intenten colorearse y cambiarse a sí mismos imitando las mismas vibraciones al igual que los demás, porque no pueden encajar ni encajarán en sus modelos. Honren todas sus creaciones y honren las creaciones de los que los rodean. No hay necesidad de cambiarlas para competir con las experiencias de vida de los demás, porque cada vida tiene su propio diseño y destino que sirve al bien mayor y al Dios mayor.






El DESPERTAR CUÁNTICO
Un sitio en la red, un boletín electrónico mundial,
un pensamiento, una forma de vida y un “Santuario de la Verdad”
FEBRERO 2024
Número 299
Creado, canalizado, escrito, publicado y registrado con Amor y dedicación a la Luz por Gillian MacBeth-Louthan
Este boletín ha estado en circulación, impreso y en línea, desde 1986 y llega a un grupo central de millones de dedicados trabajadores de la luz planetaria. Más de 37 años de servicio a la Luz. Uno a uno, luz a Luz, hacemos Milagros. Siéntanse libres de compartir esta información otorgando el crédito a TheQuantumawakening.com
Desde hace muchos años, El Despertar Cuántico es amorosamente traducido al español por Susy Peralta, de Argentina. Gracias, querida diosa argentina.
Gillian MacBeth-Louthan
PO box 217, Dandridge
Tennessee TN 37725, USA
37725-0217
www.thequantumawakening.com
thequantumawakening@gmail.com
Traducción: Susana Peralta
Sitio oficial de El Despertar Cuántico en español https://www.manantialcaduceo.com.ar/boletin/despertar_cuantico.htm

88 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo