Arreglos rápidos.

Varios/Otros


Vi de primera mano durante mis años de práctica que el cuerpo tiene incorporada la habilidad de auto-sanarse, otra evidencia de la inteligencia innata del cuerpo. El cuerpo a veces necesita ayuda para restituirse a un estado de equilibrio. Esta ayuda puede consistir en la remoción de emociones atrapadas, desintoxicación, el recibimiento de ajustes quiroprácticos y una nutrición adecuada y más. La sanación es un proceso y lleva tiempo.

Sin embargo, esperar que el cuerpo se cure a sí mismo de manera natural puede poner a prueba nuestra paciencia. Usualmente, queremos un arreglo rápido.

No queremos esperar, lo queremos ahora. Estamos condicionados por infinidad de publicidades a pensar que si tomamos una pastilla nuestro problema estará resuelto. Mientras que algunas medicinas de receta tratan la causa de la enfermedad, la mayoría simplemente cubre los síntomas. A menudo realizan un trabajo tan maravilloso en enmascarar nuestros síntomas que podemos pensar que nuestro problema se ha ido, cuando a penas está químicamente inhibido.

Enmascarar los síntomas con medicinas puede ser un poco como poner un pedazo de cinta adhesiva plateada sobre esa molesta luz del aceite de tu auto que se acaba de encender. La puedes tapar por un rato pero a la larga tu auto dejará de andar.

Las empresas farmacéuticas te harán creer que la mejor manera de ponerte bien es tomando sus productos.

Por ejemplo, gran cantidad de publicidad en los medios ayudó a crear un mercado tremendo para los antidepresivos. Mientras que estos han ayudado a muchas personas, como todas las drogas, también tienen efectos colaterales. De hecho, lee este pasaje de una nota de prensa oficial de la FDA (Administración de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos), fechada el 14 de octubre de 2004.

La Administración de Alimentos y Drogas (FDA) publicó hoy un Aviso de Salud Pública anunciando una estrategia multi-direccional para advertir al público acerca del incremento en el riesgo de comportamientos y pensamientos suicidas (“tendencias suicidas”) en niños y adolescentes bajo tratamiento con medicamentos antidepresivos...

La liberación de emociones atrapadas ha ayudado a los pacientes de manera consistente a superar la depresión.

Lee este testimonio de un antiguo paciente mío que sufría de depresión aguda.

Yo había llegado al punto en el que estaba sumamente suicida. Cada día me despertaba y tenía que decidir: “¿Vivo o muero hoy?” Estaba atascada porque parte de mis creencias de que mi vida no era mía como para tomarla. Ese había sido un mantra por varios años y por eso ya no quería vivir más. Fui a uno de los seminarios del Dr. Nelson donde él hablaba acerca de las emociones.

Y en ese momento no habló demasiado acerca de ellas, y yo me dirigí a él cuando terminó y le dije:

“Usted mencionó las emociones pero no hizo ni dijo nada acerca de eso; necesito ayuda...No quiero vivir; sin embargo, sé que hay algunas personas en esta vida que son felices y hay personas en esta vida que funcionan muy bien. Yo no lo soy y quiero serlo. ¿Puede hacer algo? Y en ese momento él despejó algo acerca de mi falta de alegría y pude en ese momento sentir literalmente que lo hizo: toda esa energía volviendo a mí. En verdad no dormí en casi toda la noche, estaba tan movilizada y energizada después de eso. Desde entonces, hemos hecho mucho trabajo especialmente en el despeje de emociones atrapadas y otro trabajo también, pero este trabajo emocional es tan poderoso y tan clave. Soy una persona diferente a la que era hace un año y medio atrás. Ya no tengo los ataques de pánico ni los terrores nocturnos que solía tener. Soy una persona distinta. Estoy viva, abrazo a la vida y amo a la vida.

Gracias – Karen B.

Si tenemos dolor, podemos necesitar medicinas para el dolor para poder tratarlo. Estoy agradecido de que las tenemos, y como dije antes, todos los enfoques de sanación son válidos. Las medicinas pueden ser perfectamente apropiadas en el corto plazo ya que funcionan para aliviar los síntomas, pero muchas veces hacen más daño que bien.

Observa el siguiente artículo de USA Today, fechado el 20 de diciembre de 2006:

Los analgésicos de venta libre utilizados por millones de consumidores de los Estados Unidos requieren una mayor advertencia para la salud en torno al riesgo hepático y gástrico, dijo la Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Drogas) el martes.

Las drogas incluyen algunas de las más comúnmente tomadas en los Estados Unidos- aspirina, ibuprofeno y paracetamol – y afectarán a determinadas marcas locales como Motrin, Advil, Aleve y Tylenol.

La FDA (Administración de Alimentos y Drogas) propone que:

Los productos con paracetamol, como el Tylenol, incluyan advertencias por su toxicidad hepática; particularmente cuando sean utilizados en altas dosis, con otros productos con paracetamol o con tres o más copas de alcohol por día.

Las AINEs (forma corta de drogas antiinflamatorias sin esteroides) de venta bajo receta incluyan advertencias de sangrado gástrico para personas mayores de 60 años, aquellos que han tenido úlceras, toman anticoagulantes o más de una AINE (droga antiinflamatoria sin esteroides), o para aquellos que las toman con alcohol o directamente en seco.

La atención se focalizó en el riesgo de las mismas en 2004 cuando la prescripción de la AINE (droga antiinflamatoria sin esteroides) Vioxx fue retirada de la venta debido a ataques al corazón o riesgo de derrame cerebral. El año pasado, la FDA (Administración de Alimentos y Drogas) fue en pos de una advertencia en la prescripción de la AINE (droga antiinflamatoria sin esteroides) Celebrex por riesgos cardiovasculares y gástricos. En 2002, una comisión consultiva de la FDA (Administración de Alimentos y Drogas) dijo que las AINEs (drogas antiinflamatorias sin esteroides) de venta bajo receta deberían tener advertencias más fuertes acerca del sangrado gástrico Este es otro testimonio de una antigua paciente que sufrió de dolor crónico por cuatro años luego de haber caído desde 2 pisos sobre una roca y quebrarse la espalda:

Consulté al Dr. Nelson porque me había roto la espalda unos años antes y nunca me había recuperado del dolor, a pesar de numerosos tipos de terapia física y programas de ejercicio. Durante mi primer ajuste, me di cuenta de que el Dr. Nelson era un verdadero sanador; simplemente podía sentirlo. Casi todos mis ajustes incluyeron “liberaciones emocionales” de bloqueos de energía en mi cuerpo, (acontecimientos traumáticos no resueltos viven en el sistema de energía del cuerpo y causan bloqueos en la circulación de la energía). Al principio no noté ningún cambio, pero gradualmente ¡mi dolor empezó a decrecer! Con la ayuda del Dr. Nelson descubrí que las emociones profundas muy dentro de mí estaban causando la mayor parte de mi dolor...Mi cuerpo tenía tanto dolor almacenado adentro por un largo tiempo y el Dr. Nelson pudo “hablar” con mi cuerpo para ayudarme a liberarlo. Qué extraordinario proceso el de experimentar la liberación en cada consulta y su correspondiente disminución de dolor.

Hoy por primera vez en 4 años puedo trabajar medio tiempo, pero por sobre todas las cosas, siento una gran sanación en mi cuerpo físico y emocional y he aprendido el invaluable hecho de que estos dos están íntegramente relacionados. ¡¡¡Gracias, Dr. Nelson!!!

En el amor y la luz – Linda P.


Alcanzando la causa.

Si la causa esencial de tu enfermedad no es tratada, tendrás la enfermedad hasta que tu cuerpo sea capaz de curarse a sí mismo. He visto muchos casos en los que el paciente tomaba medicinas para su problema por años y, tan pronto como dejaban la medicina, su problema volvía a pleno desarrollo porque la causa subyacente aún seguía creando la enfermedad. La causa subyacente debe ser revertida o tu problema no desaparecerá y tú deberás o bien permanecer con el dolor o tomando drogas por siempre.

La mayoría de nosotros nunca aprendimos que podíamos tener acceso a la energía de nuestro cuerpo, para ver qué es lo que anda mal y poder arreglarlo.

Pero vivimos en una época extraordinaria en la que el conocimiento de todos los tiempos está siendo revelado en pos de la humanidad más allá sin medida.

Los imanes son una de las modalidades de sanación más antiguas sobre la tierra y son una parte esencial del Código de la Emoción.


Extracto de:
EL CÓDIGO DE LA EMOCIÓN
Dr. Bradley Nelson

25 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo