Comida. Principios básicos.

Varios/Otros


- COMIDA - PRINCIPIOS BÁSICOS

Estamos viendo claramente cómo el dinero afecta muchos otros aspectos de nuestras vidas. Por ejemplo, la calidad y la cantidad de comida que comemos depende directamente del dinero de que disponemos.

De todos modos, en ese sentido también podemos elegir entre desperdiciar el dinero en comida y la comida misma, o planificar con cuidado cómo evitar ese desperdicio.

Cuando Baba habla de comida, no se refiere sólo a los alimentos que comemos, sino a todo aquello que nutre nuestros cinco sentidos, como por ejemplo la música y las palabras que escuchamos con nuestros oídos, las películas y los libros que vemos con nuestros ojos, los colores que percibimos, así como las telas y los objetos que tocamos. Hemos de analizar con cuidado todo lo que nos nutre, y decidir si es necesario o incluso deseable.


- LA COMIDA QUE COMEMOS

Incluso en los Estados Unidos, a pesar de la abundancia de comida de que disponemos, muchas personas están mal alimentadas porque no se nutren de los alimentos adecuados. Y además, a causa de este mal hábito, sufren muchos trastornos que podían haberse prevenido con un cambio de dieta. El fenómeno de la “comida preparada” no es, por desgracia, una invención. Se trata de alimentos de alto nivel calórico y bajos en sustancias nutritivas.

Por lo tanto, no tendríamos que comprar esa clase de comida. Nos llama la atención porque resulta práctica y la tenemos en cualquier supermercado, lista para el horno o microondas, o en los autoservicios, y así ahorramos tiempo y energía. Sin embargo, este tipo de comida carece de sustancias realmente nutritivas, contiene pocos elementos energéticos y, por lo tanto, puede contribuir a la falta de energía y a las depresiones de las que las personas se quejan hoy en día. Otro aspecto negativo de las comidas preparadas es el de que nos dejan con apetito cuando acabamos de consumirlas. Como resultado, comemos de más, picando constantemente entre comidas.

Muchos malos hábitos se adquieren de esta manera.

Nos llevará un poco más de tiempo y energía el preparar comidas nutritivas, que contengan granos enteros, legumbres, vegetales, frutas y productos lácteos, de tal manera que resulten verdaderamente alimenticias, sabrosas y apetitosas, pero lo que ganemos en salud, energía y vitalidad hará que merezca la pena.

Baba nos aconseja comer mucha comida cruda o apenas cocida, para asegurarnos la provisión de energía que necesitamos.

Muchas personas, a menudo desde su infancia, asocian la comida con el confort, el placer y la seguridad. En algunos casos, la comida ha sustituido al amor que todos los niños necesitan, si es que han carecido de él. A veces la comida es usada por algunos padres como anzuelo, como recompensa, incluso como un chantaje. O es negada, como una forma de castigo. Este entrenamiento precoz en conductas negativas conducirá a los niños a futuras actitudes erróneas con respecto a la comida.

Otra práctica incorrecta de algunos padres consiste en atiborrar a sus hijos de comida, por miedo a que no estén comiendo lo suficiente por sí mismos, y a que no crezcan fuertes y sanos. Esto resulta un hábito por comer demasiado, lo cual causará problemas de obesidad y todas las enfermedades que se derivan de ella. Si se les ofrece comida nutritiva, los niños generalmente escogen lo que su cuerpo necesita.


- RASGOS DE CARÁCTER NO DESEABLES

La comida puede ser una de las mayores tentaciones y puede hacernos caer fácilmente en la avidez y la glotonería. “Come más con los ojos que con el estómago”, reza el dicho, que expresa muy bien estos hábitos. El orgullo puede también aparecer a través de la comida, como cuando la anfitriona o el anfitrión invitan a una cena costosa, o cuando la que la prepara quiere hacer una exhibición de sus habilidades para cocinar exquisiteces.

Si no controlamos lo que comemos y lo que bebemos, la vagancia y la pereza nos volverá negativos, y sólo querremos ver la televisión o dormir, lo cual es igual a perder el tiempo.


- EMOCIONES NEGATIVAS

Existe también el miedo a que no tengamos lo suficiente para comer, o la envidia que sentimos cuando otros pueden comprar alimentos más caros y comer en buenos restaurantes.

También podemos enfadarnos si no disponemos de nuestras comidas favoritas. O sentir impaciencia, que es una forma de enfado, cuando estamos preparando la comida, tenemos prisa y pensamos que podríamos estar haciendo algo mejor. Además, podemos sentir resentimiento hacia otros si éstos no aprecian nuestros esfuerzos.

De hecho, la comida es esencial para mantener nuestros cuerpos sanos y en forma, con la energía necesaria para ocuparnos de las tareas cotidianas de las que somos responsables. Sólo cuando se crea una dependencia excesiva o demasiado apego hacia ciertas comidas, que se convierten en fuente de placer, en símbolo de seguridad o en gratificación, la comida puede ejercer el control sobre nosotros y convertirnos en esclavos de nuestro cuerpo y de nuestros sentidos. Baba dice que no somos nuestro cuerpo. Hemos de comer para vivir, y no vivir para comer.


- EJEMPLOS Y EJERCICIOS

¿Cómo podemos acabar con el derroche de comida en nuestra vida cotidiana?

Lo primero que hemos de hacer es analizar las áreas del derroche. Aquí tienen algunas sugerencias que los ayudarán a iniciar este proyecto.

— ¿Piensan de antemano qué productos y qué cantidades necesitan antes de ir al mercado, para evitar comprar cosas que no les hacen falta o caer en la tentación de comprar cosas compulsivamente?

— ¿Tienen en cuenta, a la hora de comprar alimentos frescos, la cantidad que necesitarán, para así evitar el tirar comida?

— ¿Compran sólo aquellos productos que los nutrirán adecuadamente a ustedes y a sus familias o compran también comida preparada?

— ¿Compran sólo alimentos y harinas integrales, en lugar de refinados?

— ¿Leen las etiquetas para comprobar si los productos empaquetados o enlatados contienen materias grasas, sal, azúcar, cafeína u otros aditivos poco recomendables?

— ¿Evitan el azúcar blanco, del que Baba ha dicho que produce cáncer, debido a su proceso de refinado?

— ¿Toman aperitivos y chucherías entre horas?

— Si tienen jardín, ¿plantan vegetales y verduras para aumentar sus provisiones?

— ¿Organizan cenas para impresionar a sus invitados con mucha comida y platos exóticos?

— ¿Suelen comer en restaurantes que sirven tales cantidades que dejan la mitad en el plato?

Hagan sus propias listas e intercambien ideas con los demás. Eso les servirá de gran ayuda.


- MEDITACIÓN

Pueden repetir la meditación indicada al final del capítulo sobre el dinero, y pedirle a Baba que les indique cómo evitar el derroche de comida del que no son conscientes.

Pueden imaginar que le ofrecen a Baba los alimentos, especialmente aquellos que se han convertido para ustedes en una auténtica adicción y pueden pedirle que los ayude a tener la voluntad necesaria para no tomarlos de nuevo. Repitan estos pensamientos diariamente, en especial si padecen de viejos hábitos.



Extracto de
LIMITE A LOS DESEOS
Sugerencias para círculos de estudio y para el uso individual sobre el programa

7188 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo