Como ayudar a amigos y famliares.

Varios/Otros


Roxane: ¡Buen día!

Jim: ¡Buen día! ¿De qué te gustaría hablar hoy?

Roxane: Veamos... A lo largo de años recibimos muchas preguntas, porque hacemos los seminarios gratuitos y respondemos a preguntas de los grupos, y hacemos Facebook Lives. Una pregunta que sigue surgiendo casi todas las veces es “¿Qué puedo hacer para ayudar a mis amigos o a mi familia a atravesar esta transición con más facilidad? Aun cuando no tienen herramientas o están profundamente en la 3D, ¿cómo puedo ayudarlos a pasarlo un poco más fácilmente?”

Jim: Sí. Hay una respuesta, pero es una respuesta demasiado simple. Y se puede aplicar si uno es experto en dominar su espacio y pararse frente a las personas y permitirles ser quienes ellos son. Pero la mayoría de nosotros no se maneja tan bien. Se vuelve un desafío, especialmente cuando tienes épocas como esta, en que tienes esta polarización enorme. Y todos tienen su opinión sobre lo que está bien o está mal. Y las opiniones son rígidas, muy fijas, sobre qué está bien o mal. “Ya sea que esté en lo correcto o equivocado, no importa; es mi opinión y yo sé de qué hablo.” Y tú tratas de manejarte con eso y es complicado.

Entonces, una cuestión con respecto a esas opiniones polarizadas y rígidas, es que si no puedes discutir eso, simplemente permítelo. Así de sencillo. Porque no vas a ganar la discusión, y todo lo que conseguirás es frustrarte con esa persona que tiene un punto de vista realmente rígido.

Una cosa que puedes hacer es aportar algunas respuestas o comentarios muy específicos cuando te confronta con “¿Por qué tú no crees lo mismo que yo?” por ejemplo. Cambias de tema ligeramente con: “Bueno, cuéntame un poco más sobre eso”. Y sé curioso. Tal vez tenga algo interesante que decir. “Cuéntame un poco más sobre eso” logra evitar que tengas que defenderte ante ellos que hacen lo que realmente quieren hacer, que es hablar sobre lo que ellos creen y mucho más. Entonces, “cuéntame un poco más sobre eso.” Haz una segunda pregunta, “Bien, ¿adónde lleva eso en términos de obtener alguna solución?” En ambas preguntas, no estás desafiándolo o empujando en contra; solamente le estás dando lugar. Y luego ya no eres el blanco de “¿Cómo puedes? ¿Por qué eres tan estúpido? ¿Qué anda mal contigo?” sino que simplemente vas a un lugar en que la tercera cosa que dices es “Ah, eso es muy interesante. Creo que voy a pensar sobre eso un poco más.” No tuviste una pelea, no necesitaste imponer una opinión, y realmente puedes alejarte.

La clave de esto es que hay tres frases con las que juegas para ti mismo. Hay otras más, pero en esa situación polarizada, ¿cómo sales de eso? Ya sabes, los miembros de la familia son esto y tú eres aquello.

La otra cosa: presta atención para ver cuando la gente está dolorida, y cuando tienes una oportunidad para ayudar, ayuda. Otra cuestión de esto es que en ese tipo de contexto religioso de “no eches tus perlas a los cerdos”, lo que la frase realmente significa es que cuando te enganchas en arreglar al otro, sanarlo, tratar de convencerlo de otra cosa, las probabilidades son que te arranquen la cabeza. O te van a condenar, o te van a negar. ¿Qué pasa si tienes una relación con un jefe y te encuentras accidentalmente moviéndote hacia un lado, y luego tienes que estar de acuerdo? Tener un conjunto de preguntas para hacerle permite de algún modo dar un paso a un lado, como dije antes. La clave es que esto no es tu pelea. Si puedes dar ayuda a alguien, ayúdale. Si no vas a ganar la batalla o si probablemente perderás la guerra, encuentra la manera de decir sencillamente “Qué interesante. Pensaré en eso”. No es una respuesta pura a todas las cosas.

Roxane: Mi respuesta a esa pregunta, si alguien me escribe un mail o me pregunta directamente, ¿cómo puedo ayudar a mi familia y amigos?, mi primera respuesta es “no puedes.” Porque muchas veces, ellos no lo están pidiendo. Están dentro de su propia burbuja, con toda la cuerda, haciendo proselitismo, y quien no crea lo que ellos creen se irá al infierno. De modo que están enroscados en este vórtice doloroso, y si tratas de insertarte y tratas de hacer que piensen de otro modo no vas a poder hacerlo, de modo que no lo intentes. Y tú dijiste también, lo que yo digo a la gente, es que permitan a familia y amigos simplemente ser quienes son. Mucho está sucediendo en el mundo, la gente realmente está muy dolorida en este momento, hay confusión, hay transición, hay un cambio enorme. Permítanles estar donde están, y reconozcan que a veces el dolor habla realmente a los gritos.

Jim: Tengan en claro también, respecto a lo que recién dijiste, que no se trata de que a uno no le importa. De hecho es justo lo opuesto. Muchos de ustedes son sanadores, y muchos son sanadores sin control. Lo que quiero decir es que quieren sanar al mundo y sanar y reparar todas las cosas. Pero en esto hay un estado de equilibrio, hay un estado de madurez, y hay un estado de observar y hacer una pausa, hasta realmente poder influir de una manera que les permita mejorar.

Bajan un cambio, y mueven una perilla, y empiezan a mirar y ven situaciones en que la gente está enferma. Va al lado físico. O están mentalmente perturbados, deprimidos todo el tiempo, o realmente alterados con respecto a su vida, o literalmente perdieron su empleo. O alguien murió en la familia y están realmente angustiados.

Arreglarlos es algo que ellos no están pidiendo, como dijo Roxane, y muchas veces la tarea es ¿qué es lo que necesitan? Y muchas veces todo lo que necesitan es simplemente que alguien se siente a escucharlos.

En cada uno de nuestros espacios, sería, ¿puedes estar en tiempo presente observando y luego eligiendo una acción que se relacione con el estado en que están? Y esta palabra, permitirles estar donde están. Muchas veces la gente está en lugares realmente malos por sus propias acciones, y simplemente no van a soltarlas, “El me hizo esto y no lo voy a olvidar.” Es realmente bien de tercera dimensión, siempre-y-nunca, construcciones rígidas. No vas a reparar eso. Entonces cuando empiezas a decir, “Bueno, qué tal si les das un poco más de respeto.” Te van a arrancar la cabeza.

Una de las partes más desafiantes de esto es no hacer nada. Estar disponible: “¿Cómo puedo ayudarte? Hazme saber. Estoy disponible para ti si necesitas algo. Si quieres algo pídeme, yo voy a estar simplemente aquí, pero no voy a tratar de arreglarte.”

Roxane: Sí. Estar allí, disponible. Pero no te iguales, no trates de entrar en su juego. No digo juego como algo negativo, sino que están en un remolino, vórtice, no te metas en su vórtice. Solo sostienes tu espacio, y como en el Proyecto Banco del Parque, crea una luz que sea tan brillante, una actitud, una presencia que sea tan brillante que cuando estés cerca de estas personas lo noten y digan “Vaya, quiero un poco de eso.”

Jim: Sí. Y hay otra cosa en esto también, hablamos de ello en Mastering Alchemy, mucha gente es víctima del juego en que están jugando. Y reconocer algo como esto suena escandaloso, especialmente si eres la víctima, pero ser víctima es una elección; no es un accidente que te ocurre, “alguien me está haciendo esto”. Hay una realidad, alguien está en el proceso de hacerte esto. Pero la capacidad de salir de eso, del espacio de “yo soy la víctima” y moverte a un lugar de autoridad, de elección, de acción, es muy diferente de “·pobre de mí, soy la víctima, me están haciendo esto.” Cuando empiezas a reconocer que existe un juego, y lo hablamos mucho en el Nivel 2, es Víctima, Rescatista, Perseguidor, eso es un juego. Todas las tres piezas son parte del juego. No puedes librarte de la Víctima sin tratar con el Perseguidor o con el Rescatista.

Entonces, en ese lugar, cuando empiezas a reconocer cómo estás jugando ese juego con esa gente, suele pasar que tu capacidad de salirte de ese juego les da a ellos el lugar para moverse y cambiar ellos, porque se necesitan dos para jugar un juego, Y cuando tú tomas tu pelota y te vas a casa, ellos no tienen cancha para jugar. Pero lo que puedes hacer es empezar a cambiar la configuración hacia el bienestar, la oportunidad, la certeza, la claridad, el enfoque. Vibraciones como esas. Y ellos cambian. Simplemente empiezan a adaptarse a donde estás tú. Algunos de ustedes pueden oírlo como algo difícil, o pensar que a ellos no les importa. Por el contrario.

La única manera de salir de la mugre de ese juego, “esta es mi vida, ellos no entienden” es salir de la mugre. Y eso es una acción que es un requisito. Si siempre haces lo que has hecho siempre, te garantizo que obtendrás lo que siempre obtuviste. Entonces, ¿qué eliges?

Roxane: Hay un truco, también, que algunos me han contado. Algún folleto o algo que te parece inspirador, y te gustaría que esa otra persona lo lea, pero no se lo puedes decir; “Oh, tendrías que leer esto.” Simplemente lo dejas allí afuera en el mostrador. Lo dejas en la mesa del café sin ningún cargo, nada de “Tienes que leer esto”. Nada de eso; sucedió que lo dejaste allí afuera. Y ves qué pasa.

Jim: Sí, y otra cosa es que muchas veces, sin llegar a esa clase de respuesta “Tú te crees que sabes todo” de la persona que tratas de ayudar, he descubierto que puedes hablar con la gente y decir, “Sí, conozco a alguien que hizo esto el otro día y realmente tuvo una gran experiencia, Hizo X, Y, Z, y lo contrataron en esta compañía. Fue realmente interesante escuchar su conversación.” Pones eso sobre la mesa, y te vas. No les estás diciendo que lo hagan, no les das una directiva “Debieras”. Pero es una gran manera de ser una ayuda valiosa hablando del éxito de otra persona. Tampoco tanto que te empiecen a decir, “Bueno, yo nunca podría hacer eso,” o que se den cuenta de lo que estás haciendo. Es simplemente decir, “Sí, a mi amigo justo le pasó esto, fue realmente notable.” Breve, lo dejas sobre la mesa, te vas.

Roxane: Y consérvate neutral; no te preocupes si lo leyeron o si lo están haciendo.

Jim: Si, recuerdo cuando le dijiste a esa mujer algo contándole cuentos diez veces distintas, y finalmente lo entendió y dijo, “Bueno, vaya, ojalá alguien me hubiera dicho esto antes.” Y tú tuviste que reírte por dentro.

Roxane: ¡Lo había estado intentando durante meses!

Jim: Y tú solo dijiste, “Grandioso. Qué bueno que tuviste éxito, estoy feliz por ti”. De modo que suele suceder que ayudar no es ayudar, a menos que seas capaz de observar y luego crear una oportunidad y permitirles elegirla o no.

Roxane: Qué bueno.

Jim: Ok. Que tengas una hermosa mañana.



Conversaciones Matinales de Jim Self y Roxane Burnett
Cómo Ayudar a los Amigos y Familiares
www.masteringalchemy.com
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

233 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo