Esclavitud. Una mirada más de cerca.

Varios/Otros


Un policía blanco encima sometiendo a un hombre negro en el suelo con una rodilla en su cuello. Esta imagen arquetípica es un gráfico perfecto para el tema de la esclavitud, ya sea que te des cuenta o no. Esta es la imagen que aparece ante cientos de millones de estadounidenses y de personas alrededor del mundo en este momento, y, subconscientemente, esta imagen está activando cualquier aspecto subliminal del tema de la esclavitud que puedas llevar dentro tuyo, sin importar tu género, edad, o raza. ¿Por qué? Porque es arquetípico, lo que significa que la imagen dispara ciertos sentimientos sin importar el idioma que hables y de qué parte del mundo seas. En otras palabras, esta imagen es universal y no es específica de ninguna cultura.


¿Qué es la esclavitud?

Según las definiciones de Google: la esclavitud se refiere a una condición en la que los individuos son propiedad de otros, quienes controlan dónde viven y qué deben hacer para trabajar.

La esclavitud ha existido previamente a lo largo de la historia, en muchas épocas y en la mayoría de los lugares. Los antiguos griegos, romanos, egipcios, anglosajones, africanos, estadounidenses y nativos americanos, incas y aztecas, todos han tenido esclavos. El primer uso documentado de esclavos fue en Mesopotamia en 6800 AC y probablemente tenga antecedentes desde que los humanos han existido. La esclavitud comenzó con la práctica de capturar soldados o civiles enemigos y obligarlos a trabajar para el régimen ganador. En tiempos más modernos a menudo tiene que ver con el secuestro de personas.

La esclavitud incluye una gran cantidad de situaciones y condiciones que incluyen servidumbre, tráfico sexual, trabajo infantil forzado, reclutamiento de niños soldados, servidumbre doméstica, matrimonio forzado, trabajo en condiciones de servidumbre y trabajo forzado de adultos a través de la intimidación y la violencia. Otros tipos de esclavitud pueden incluir horrores como el secuestro con el propósito de extraer órganos o los carteles de drogas que obligan a las personas a violar las leyes al acarrear y transportar drogas.

Sería seguro decir que ninguna persona viva está libre de algún tipo de disparador con respecto a la esclavitud. La libertad es un derecho humano tan importante que casi cualquier persona respondería de manera extremadamente negativa ante la perspectiva o incluso la mera idea de convertirse en esclavo en los términos de los que estamos hablando aquí. Ciertamente, hay referencias a la esclavitud que no encajan en esta imagen, como canciones con palabras como "Soy un esclavo de tu amor", sugiriendo una conexión más romántica. Casi toda persona viva ha experimentado en otras vidas alguna forma de servidumbre similar a la esclavitud y muchos con reacciones extremadamente adversas a esos recuerdos enterrados. Es por eso que algunas personas reaccionan tan negativamente al visitar ciertos países o lugares donde pueden haber experimentado tales cosas. Mi esposa Lena odió visitar India desde el momento en que puso el pie en el avión.

Resultó que allí la habían quemado viva en una vida pasada, obligándola a unirse en el féretro del cadáver de su marido muerto.

¿Quién no ha usado un collar de esclavo en algún momento en algún lugar? ¿Quién nunca ha sido forzado o controlado por otros que restringen su libertad y movimiento? ¡Nadie! Incluso en esta vida, todos han experimentado un maestro, un entrenador, una subcultura, una religión, un padre, un hermano o un compañero de clase hostigador que ha intentado controlar sus comportamientos y ha tratado de dominarlos intimidándolos emocional, psicológica y/o físicamente. Desafortunadamente, este comportamiento parece estar integrado a la psique humana. Menos popular es el hecho de que todos también hemos estado del lado de los Propietarios de Esclavos y de que hemos tenido todas las convicciones que eso conllevaba.

Ahora, una cosa es considerar ser el esclavo de otra persona, pero es más difícil ver claramente los síntomas de ser esclavo de tu propia dinámica interna. La esclavitud no siempre se ajusta a la imagen clásica de un amo con un látigo sobre un caballo. ¿Quién no ha experimentado ser esclavo de su propio Dueño de Esclavos Interno? El Propietario de Esclavos Interno es tu ego y funciona a través de una amplia variedad de operaciones que actúan como co-agentes del Propietarios de Esclavos Interno.

Algunos ejemplos pueden ser tu impronta, tu condicionamiento, tus iconos familiares y personales, tus sistemas de creencias fuertemente arraigados, tu identidad, tus adicciones, tus patrones de miedo, tus prejuicios, tu apego a sospechar y desconfiar, tu zona de confort, tus disparadores reaccionarios, tus fobias, tus gustos y disgustos que limitan tus elecciones creativas, tu rigidez, tu deseo de control, tus rechazos automáticos, tus requisitos y demandas de atención, tus inseguridades, tu vergüenza y culpa, tus respuestas automáticas y patrones de comportamiento, y ...... bueno, ya captas la idea. Lo que esto significa es que tienes dentro muchos, muchos amos de esclavos, todos agrupados bajo un maestro de ceremonias a las que podemos referirnos como el ego o la falsa personalidad.

Cada vez que respondemos desde alguno de estos aspectos del ego apretamos el nudo, reforzando los patrones de control. Observa cuán eficiente es esta operación. El ego, el amo Dueño de Esclavos Interno, te obliga a hacer el trabajo policial por ti mismo. Así es como operan efectivamente los dueños de esclavos. Pueden controlar todo un grupo de esclavos por sí mismos utilizando las fuerzas de intimidación, control mental psicológico, coerción, repetición, amenazas, vergüenza, culpa y recompensas muy breves como "Buen chico" y "Buena chica".

Si decides observar más de cerca todos estos métodos, tácticas y estrategias, verás que básicamente se reducen a una sola palabra, "Miedo". Sólo puedes tener miedo si ya no te sientes conectado con nadie ni con nada. En el momento en que eres dividido por dentro, comenzarás a dividirte también externamente. Te sentirás separado y desconectado. El amor disminuirá a medida que el miedo y la sospecha se apoderan de su lugar, y recuerda que el miedo engendra más de sí mismo, similar a una profecía autocumplida. Entonces, lo que podemos comenzar a ver aquí es que todas las formas de esclavitud externa se basan en la esclavitud impuesta por el ego.

Afortunadamente, para cambiar esto no tienes que abordar cada problema por separado porque, al final, todos están relacionados. Lo que debes hacer es poder identificar todas estas actividades como parasitarias y tóxicas para tu vida. Deben ser vistas como "no tú", y observadas cuidadosamente pero neutralmente, sin ningún intento de cambiarlas, luchar contra ellas, resistirlas, etc. Simplemente necesitan ser identificadas y luego relegadas a la papelera del "no tú". En realidad, este es un proceso de desidentificación bastante simple, pero el condicionamiento es tan antiguo y fuerte y como muchas personas participan en él es bastante difícil derrocarlo por tu cuenta. Los estudios en psicología social han demostrado, para consternación de la gente, lo fuerte que puede ser el control social. Si se le muestran varias líneas de diferentes longitudes dibujadas en una hoja de papel, es fácil verlas e informar que son diferentes.

Pero a medida que más y más confederados están en la sala contigo diciendo que todas las líneas tienen la misma longitud, más difícil es mantener tu convicción de que son diferentes. Con suficientes personas, tu también reportarás que todas son iguales cuando no lo son.

Entonces, para cambiar las cosas de la hipnosis masiva que dice que tu ego tiene razón, eres un esclavo, vas a necesitar apoyo. Este apoyo puede provenir de enseñanzas y maestros de la sabiduría que te ayuden a repudiar la línea del partido esclavista; escritos de grandes santos que también apoyen tu posición impopular, otras personas que estén simultáneamente intentando liberarse, del silencio y la meditación silenciosa y de la contemplación de la verdad, y de una disciplina infalible.

Echemos un vistazo a un aspecto más de la esclavitud que vale la pena señalar. La esclavitud es un producto del dualismo, una forma de pensar donde dividimos la realidad en esto y aquello, nosotros y ellos, altos y bajos, mejores y peores, dominantes y sumisos, libres y encarcelados, privilegiados y no privilegiados. Un aspecto del dualismo es la división de la realidad en masculino y femenino, hombres y mujeres. En este mundo de hoy es fácil ver que hay más ejemplos de esclavitud femenina que de esclavitud masculina. Los hombres en general tienen más libertad para moverse y dirigir el mundo que las mujeres. Se les paga más y pueden ejercer más herramientas de poder socialmente aceptables que las mujeres. Hay muchas más esclavas sexuales femeninas que masculinos. Ciertamente, ha habido casos de mujeres con un grupo de esclavos, pero hay muchos más ejemplos de hombres dueños de esclavos.

Algunas mujeres son lo suficientemente manipuladoras como para esclavizar a sus esposos o parejas, pero hay mucho más abuso doméstico perpetrado por hombres que por mujeres.

¿Por qué es así? Además de la observación obvia de que los hombres son generalmente más poderosos físicamente, hay otros factores en juego. Aquí deberíamos prestar más atención al arquetipo masculino y al arquetipo femenino que a los géneros. Todos sabemos que algunos hombres tienen más energía femenina y algunas mujeres tienen más energía masculina, así que aquí estamos mirando la energía, no el género.

Mientras que el arquetipo masculino en el polo positivo es generoso, magnánimo, responsable, protector, directivo, guía, etc., el polo negativo es dictatorial, tiránico, controlador, sometedor, atacante, abusivo externamente, etc. El polo positivo de lo femenino incluye tales cualidades como la nutrición, se enfoca en el bien social colectivo, el apoyo, la amabilidad, etc. El polo negativo de lo femenino incluye la manipulación, el socavamiento, la mentira, la avaricia, la destrucción total y otras cosas desagradables.

El arquetipo masculino ha tomado el control del mundo durante varios miles de años. Se ejemplifica en organizaciones y procesos como el ejército, la policía, el sistema judicial, la política, el mundo corporativo, la banca, el entretenimiento y las comunicaciones, y gran parte del mundo del deporte. ¿Qué porcentaje de influencia y control abarcan estas áreas colectivas? Mi respuesta sería probablemente el 90% y una buena cantidad de la misma en el polo negativo. No es sorprendente que los guerreros tiendan a dominar estas mismas arenas porque están clasificadas bajo el eje de acción. Ya sean hombres o mujeres, tienen una energía mucho más masculina, de visión estrecha, altamente productivos y organizados por naturaleza. En una palabra, ellos manejan este mundo nuestro y probablemente siempre lo harán. Esto es natural y no es necesariamente algo malo.

Lo que no es tan bueno es que muchos de ellos están operando desde el polo negativo mientras manejan el mundo y esto resulta en la esclavitud de las masas. Casi siempre fomenta la rebelión cuando se vuelve demasiado extremo.

Si operaran desde el polo positivo, este mundo funcionaría mucho mejor. Esto requiere dos cosas. Primero, dado que los guerreros son buenos siguiendo instrucciones, necesitan un nuevo conjunto de instrucciones. Estas nuevas instrucciones deben provenir del polo positivo de lo femenino: receptividad, un enfoque en el bien social colectivo, en la nutrición, la belleza, el apoyo y la amabilidad. En segundo lugar, necesitan modelos a seguir entre los hombres que ejemplifiquen los polos positivos de lo masculino: generosos, responsables, protectores, que tengan buenos límites, sean directivos, valientes, etc. Hubo un tiempo en que los Nativos Americanos tenían todo esto resuelto. Si nos fijamos en el corazón de nuestra constitución, fue levantada casi por completo de la Nación Algonquin. Las partes que nuestros antepasados rechazaron son hoy las áreas de nuestros mayores problemas. Rechazaron la noción de que las únicas que podían votar por el líder (generalmente masculino) debían ser mujeres.

Hmmm Las mujeres también eran las únicas que podían sacar al líder del poder. Hmmmmmmm. Obviamente, esta es una discusión más larga, pero tal vez se hayan plantado aquí algunas semillas.




Por José L. Stevens
www.thepowerpath.com
11 de Junio 2020
2020 Todos los derechos reservados. www.thepowerpath.com
Puede hacer copias de este escrito y distribuirlo en cualquier medio que desee, siempre y cuando no lo cobre ni lo altere de ninguna manera. Debe acreditar al autor e incluir todo este aviso de copyright. Si bien el texto puede compartirse, no se pueden publicar archivos de audio, incluidas conferencias, música y / o meditaciones sonoras en ningún sitio por ningún motivo sin el permiso por escrito de Power Path.
Traducción: Marcela Borean
Oneness University Trainer
Terapeuta, Investigadora y Docente de Terapias Florales Nave Terra
Consultora en Decodificación Bioemocional y REORIxINS en Humano Puente
Facebook: Marcela Borean Decodificación Bioemocional
CONSULTAS ONLINE EN CASTELLANO E INGLÉS
Capilla del Monte, Córdoba, Argentina

295 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo