Proyecto. Banco del parque. Crear en tiempo presente.

Varios/Otros


Este es el texto de la convocatoria de Mayo para el Banco del Parque, que apunta a nuestra integración con los elementales para el cuidado de la Tierra.
En la página de Jim Self hay un sector para estas traducciones al español, donde también encontrará el audio grabado para escuchar.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Proyecto: BANCO DEL PARQUE

¡Bienvenidos! Muy lindo estar aquí, como siempre. Esta es toda una aventura en la que estamos jugando y la experiencia que se está creando está realmente empezando a verse y también sentirse, de modo que hablaremos de eso a medida que seguimos.

Primero déjenme dar la bienvenida a todos, bienvenidos un enorme grupo de ustedes que son nuevos en esto, uniéndose para sentarse en este banco del parque con el resto de nosotros. Yo señalaría aquí que en el aula hay seis sesiones que ya han ocurrido, y de muchas maneras han construido unas sobre otras. Este es un lugar donde venir y reunirse, sentarse para disfrutar y explorar qué es posible en algún otro contexto, pero al mismo tiempo esto es un aula, una sala de clase, y realmente se trata de crear algo nuevo. Es un proceso básicamente de crear un reino de consciencia enteramente nuevo, algo que en el espacio del corazón siempre fue sabido por cada uno de nosotros. Siempre se supo que vendría un día en que habría paz y quietud, alegría y felicidad, y respeto, etc. Es un espacio que está siendo creado, en este tiempo del Banco del Parque.

Un lugar donde sentarse y juntarse con otros, que se sientan al mismo tiempo y empiezan a volverse conscientes de lo que está dentro de ese espacio del corazón, dentro de esa conciencia que está dentro del corazón y que ha estado... no realmente indisponible, sino que no estaba disponible de una manera oportuna.

Siempre se ha sabido lo que estaba en proceso de suceder y es experimentado, pero ahora mismo empieza a ser conocido, y todo este aspecto de empezar a conocerte a ti mismo se ha desencadenado, de modo que es una experiencia fascinante. Entonces, ¿cómo has disfrutado tú de sentarte en este banco del parque? ¿Cómo has empezado a notarte a ti mismo? Hemos creado una vasta oportunidad, si lo notaste, para estar solo, para estar en quietud, para estar bastante libre de estrés, si es algo que eliges donde jugar. Estar solo para resetear, re-crear, disfrutar, volverte consciente con lo que está disponible y no lo estaba hasta ahora. Entonces, ¿cómo estás disfrutando de este espacio?

Este proceso en que estamos jugando tiene un número de dinámicas, y una de ellas es que no se trata de tú y ellos, no se trata de arreglarlos a ellos; se trata 100% de darte para ti mismo y 100% de estar en servicio a otros. No se trata de 50 y 50; no es más de esto y menos de aquello. Es simplemente un espacio de 100%. 100%. Tú co-creando con ellos, ellos co-creando contigo, no hay ventaja, no hay competencia, no hay mejor, no hay carencia; es un espacio de estar simplemente en alegría contigo mismo. Entonces, ¿es ese un lugar donde te gustaría jugar, crees que es posible? Verás, es un espacio de dar y recibir, empieza a haber un flujo y una estabilidad, un expandir y contraer, una calidez y una frescura, dar y recibir y ocuparse con ellos, y al mismo tiempo encontrar una soledad tranquila para ti mismo. Hacia afuera y hacia adentro. No es esto o lo otro; es simplemente “aquí estoy, experimentándome a mí mismo”.

Toma una respiración y recuéstate en tu asiento. Este espacio en que jugaremos no es un trance profundo, ni una meditación profunda, más bien es un darse cuenta conscientemente, tú te das cuenta conscientemente de ti.

Esta oportunidad que ha sido creada es algo realmente fascinante, por un lado es desentrañar, y por otro es un reseteo, crear un reinicio para crear otro lado en ese reseteo. Está esta división en el camino, como hemos dicho, una que permite una realidad tridimensional que continúa desarrollándose, como lo ha estado haciendo, y en esa realidad habrá toda clase de oportunidades para salirse de esa realidad, todo a lo largo de ese sendero.

Y al mismo tiempo hay una especie de camino paralelo, una vereda móvil diferente, que es toda bienestar. No hay drama, no hay competencia, no hay ventaja, no hay ninguno mejor que el otro, es simplemente un estado de relax, bienestar. Es disfrutar de ver la oportunidad de extenderse y levantarle el ánimo a alguien; no es que lo estés reparando, no está roto. Asistirlo, dice gracias, dices de nada, disfruté de darte una mano. Porque cuando te das vuelta descubres una oportunidad de presentarte y hay alguien allí, y “Hola, ¿puedo darte una mano?” “¡Gracias!” “De nada” Es un fluir, sube y baja, da y toma, recibe, y brinda; en este fluir no hay aristas, a nadie se deja atrás. A veces se mueve hacia adelante, a veces pausa también para dejar que alguien cruce en otra dirección. En este espacio hay una facilidad, no hay drama; simplemente relajado, consciente, observando, y disfrutando. Eso es todo. ¡Gracias por estar aquí! (se ríe) Estamos haciendo una broma.

Todo se está desplegando; sucede de una manera muy acelerada. Está sucediendo dentro de ti, dentro de cada uno de nosotros, se despliega, es muy fascinante observarlo. Entonces toma una respiración.

Lo que nos gustaría hacer es establecer la energía para esta sesión. Puede que notes que en las primeras cuatro sesiones hicimos algo, en cada una de esas sesiones, creamos un acuerdo de grupo para establecer la energía. Llevamos el chakra coronario a un lugar donde todos estábamos mirando en la misma dirección, por así decirlo, para establecer la energía en un acuerdo, todos yendo en esta dirección, todos mirando en la misma dirección. Pero en las dos últimas sesiones no hicimos eso; no hicimos un acuerdo, no lo pusimos como un enfoque grupal, porque las dos últimas sesiones tenían que ver contigo, específicamente contigo.

La capacidad para poder descubrir ese punto central en la esfera, no tanto en los círculos concéntricos tridimensionales donde te apartas de ti mismo y pones mucha atención en esa limitación del tiempo lineal, y oh, allá afuera puedes ponerte y no puedes crear allá; allá todavía no hay un allá. Ese momento presente no existe todavía. Otros mirarán a aquel pasado y dirán, “Si solo hubiera hecho esto de modo diferente”. Y allí estás, en ese pasado que no existe tampoco; simplemente no existe. Había un momento de tiempo presente allá atrás, cuando ese “X” ocurrió. Pero ni en el futuro ni en el pasado; no puedes crear en el futuro; no puedes crear en el pasado. Pero aquí mismo, en tiempo presente, este es el espacio en que puedes crear cualquier cosa, ahora mismo.

Y en este tiempo presente de ahora mismo, traemos la atención a esa esfera, ese punto central donde jugaremos dentro de un momento, pero es en ese punto central de la esfera donde todas las cosas están disponibles igualmente, y no hay pasado ni futuro, hay simplemente aquí mismo ahora mismo en el punto central de la esfera. Y en este punto central es tiempo presente. Es todo lo que hay; tiempo presente. Aquí mismo, aquí estoy. Ahora toma otra respiración, porque ya estamos empezando a trabajar. Aquí mismo, tiempo presente.

Y la magia real del tiempo presente no puede verse en el juego tridimensional de pasado y futuro, porque en ese juego atrás simplemente estuviste en tiempo presente y luego te preocupaste por el pasado y el futuro, y eso no es creativo; eso es muy reaccionario.

Pero aquí mismo, en el centro de la esfera, todo está a igual distancia, y no vas a ningún lugar porque en el punto central todas las cosas vienen a ti. ¡Todo viene a ti! No hay preocupación en el punto central. Bueno, puede haber, sí, pero ¿por qué querrías hacer eso? Entonces este es un espacio que empieza a estar en quietud, y a medida que creas algo, como alegría, la traes al punto central de la esfera, empezando a crear un reino de consciencia en tus términos para que tú te experimentes a ti. Ahora bien, ¿no sería excitante?

Aquí mismo. Creando tu espacio de aquí mismo, no se trataba de un acuerdo de grupo. Cuéntanos sobre ti. Y luego ese espacio que se expandió un poco para crear este campo de presión positiva. Muy simple. Ese globo que al soplar se expande hacia afuera. Lo que pasa es que la presión interna es mayor que la presión de afuera, empezando a eliminar lo de afuera e impedir que entre. Me gusto, adentro. Afuera ese mundo tridimensional está simplemente desmoronándose, mientras yo me gusto adentro en este espacio.

Y luego en la última sesión pudimos disfrutar de la oportunidad de aprovechar la ventaja de todos los enfoques religiosos del mundo, donde tenían la Pascua, y el Pesaj, y el Ramadán, y todo eso sucedía justo en esta zona de tiempo, no tanto por la religión sino por el individuo que empezaba a sostener una atención sobre el sentido espiritual del yo. Este es quien yo soy; me estoy dando a mí mismo. De nuevo, no era un acuerdo grupal, era sobre cada uno de nosotros. Otra respiración.

Pero hoy, esto es un acuerdo de grupo, si les gusta, y estableceremos este acuerdo grupal de manera muy específica. ¿Con quién estoy en un acuerdo? Esa sería la pregunta para hacer. ¿Cómo sé que quiero estar en un acuerdo grupal? Entonces establezcamos una intención y luego decidimos una intención en que desees sostener tu atención, en acuerdo con muchos miles de otros. Eso es más o menos lo que es el acuerdo de grupo. Veo adónde va esto, y estoy de acuerdo. O bien, no, no estoy de acuerdo.

Entonces ponemos en movimiento un acuerdo. En este acuerdo intento crear un campo vibratorio de alegría. Muy simple. Co-crear con otros un campo vibratorio de alegría. Libre como el viento, sólido como la tierra, cálido y excitante como un fuego, muy fluido y sin restricciones como el agua. Deseo crear este campo de alegría como parte de la arquitectura de este nuevo reino de consciencia, un entorno establecido dentro de la arquitectura, un paisaje que todos puedan disfrutar. ¿Sería ese un acuerdo en que te gustaría participar?

Establezcamos un foco para este acuerdo; una de las maneras en que tú creas con otros es “tú me gustas porque eres como yo, estamos en una energía combinada y ambos caminamos en la misma dirección” ¿No está bueno eso allá? Sí. Acuerdo grupal, dos o más se juntan.

Entonces simplemente es poner la intención en tener el chakra coronario, justo en la parte de arriba de la cabeza, en un color verde esmeralda dorado. Es una vibración que ves a las seis de la mañana cuando el sol sale y da sobre los árboles o justo antes de ponerse el sol al llegar la noche. ¿Puedes estar en el acuerdo, establecer tu chakra coronario? – es solo una intención, no es una acción ni nada desafiante, tú sabes cómo hacerlo, lo haces a cada minuto del día, cambiar la vibración de tu chakra coronario para entender lo que está frente a ti – nota esa intención de un campo vibratorio de alegría, y empieza a sentir cómo sería si pudieras sentir esa alegría. Podrías encontrar que hay una facilidad, como en la brisa que fluye fácilmente, sin restricciones, y hay una belleza, una sensación de belleza, como al mirar al elemento tierra en el otoño, todos los colores en los árboles, o en primavera cuando todo es verde y fresco.

Siente esa sensación que tienes cuando cruzas una pradera, a lo largo de un arroyito, y está cálido y agradable. Hay una sonrisa.

Ahora, aquí mismo, reconoce dónde estás, justo en el punto central de la esfera. Y en el punto central de la esfera, aquí estás: en el Corazón Sagrado. No es un lugar que haya que buscar, siempre existió, está aquí, justo donde estoy, sosteniendo mi atención en la alegría. Y establecemos la energía para empezar a jugar, para estar en el acuerdo para co-crear un reino de consciencia, servicio a otros, un espacio de alegría, que todos los que están en ese juego tridimensional y realmente quieren salir lo hagan, cuando tengan realmente un lugar adonde ir, donde tengan una comodidad, donde estén bien saliendo de ese espacio. La misma cosa se aplica a mí y a ti. ¿Puedo crear un espacio cómodo para mí en alegría, dándome a mí al crear, y haciéndolo disponible para otros?

Ahora bien, mucho está sucediendo aquí, porque la arquitectura que ya instalaste, el paisaje que empieza a tomar forma, empieza a crearse.

Toma nota de ti ahora en el punto central de esa esfera toda a tu alrededor. Simplemente toma una respiración llevando prana a ese espacio del corazón, una simple respiración, y tráelo justo hacia donde estás sosteniendo tu percepción conciente, y al exhalar respira hacia afuera hasta el borde de la esfera. Es la energía que fluye. Y luego con la siguiente respiración, tráelo de vuelta adentro desde el borde de la esfera, dándote a ti mismo. La parte interesante de esta respiración, este movimiento perpetuo de creación, la inhalación y la exhalación, es que existe aquí mismo. Esta respiración, la expansión hasta el borde de todo lo que es, la inhalación de todo lo que es a un punto singular de consciencia, tú. Tú. Uno con Todo lo que es, justo aquí. No hay lugar a donde ir, todo existe aquí mismo.

Y allí sentado, ten la sensación de una habitación, si te parece. Ya sé que estás sentado en tu propia habitación, pero crea esa sensación de una habitación, algo como un cubo, todos los ángulos iguales, todos los lados iguales, las caras de la habitación iguales, todos los costados iguales. Imagina la habitación, el espacio de la habitación, mi habitación, mi santuario creativo. Toma una respiración hacia este espacio, espacio que no ha sido utilizado, pero ahora está disponible libremente para crear y co-crear. Una linda respiración suave hacia el borde de la esfera, donde es interesante que esta esfera rodea al cubo, y toca todas las puntas del cubo, todos los ángulos y vértices la tocan. La esfera es muy expansiva, infinitamente, y al mismo tiempo puede estar contenida justo a tu alrededor cómodamente.

Hay algo dentro de este santuario: la vibración de la luz dorada. Nota esta luz dorada, muy aumentada en la última sesión cuando empezamos a volvernos más conscientes de la consciencia crística. De nuevo: no se trata de un hombre, ni de una religión, sino un aspecto de la Fuente, una configuración del Creador, esta luz dorada. Allí estás, en el centro de la esfera, en un campo de luz, luz dorada, contenida en un cubo. Un sólido platónico, si les parece. Verás, en la geometría, en la fisicalidad, todas las cosas tienen una geometría, ángulos, formas, largo y ancho; geometrías. Hay seis sólidos platónicos. Seis, no cinco. El sexto está volviéndose disponible, justo aquí, en este punto central. Pero esos cinco sólidos platónicos se relacionan con la fisicalidad y tienen un propósito. Y este cubo es un sólido platónico, y propósito. Un centro muy creativo. Crea un espacio para saber, para crear, simultáneamente.

Oye estas palabras refiriéndose a cosas que ya sabes, y has olvidado. Pero en este cubo existe la capacidad de crear, más que en otras geometrías.

Y aquí donde empiezas a construir la arquitectura del nuevo reino de consciencia, todos nos juntamos a jugar en este banco del parque. En la fisicalidad, todo está hecho de sonido, todo lo que es físico está construido a partir del sonido, de la vibración. En cierta manera, a partir de palabras, de tonos de sonido con que hablamos. Pero estos tonos de sonido, estas palabras con que jugamos, empiezan a ser la estructura de la arquitectura, el paisaje del entorno. Empezamos a poner en su lugar la trama de la belleza. Otra respiración, por favor.

En este espacio del corazón, hay un sonido, oh, muchos sonidos, pero hay un sonido particular dentro de esta fisicalidad dentro del cuarto chakra, el corazón físico, el Corazón Sagrado, todo en uno, aspectos de uno, y ¿pueden entonar el sonido y notar el aaahh al decirlo? Aaah, hacia esta luz dorada.

Cuando empezamos a jugar por primera vez en este trabajo, jugamos con tonos de sonido. Uno específico, para poner en movimiento la energía. Encuentren el sentimiento de esa creación que ya pusieron en movimiento, la vibración de respeto. Respeto. Encuentren el sentimiento. Luego tomen conciencia de ese movimiento lateral que parece expandirse hacia afuera hacia respetuoso. Esto empieza a generar muchas otras vibraciones. La bondad es otra vibración. Respetuoso, bondad. Hay misericordia en “respetuoso”. Luego otra respiración y permitan que se expanda un poco más hacia un estado de ser: respetuosidad. Nota cómo esa vibración de “respetuosidad” puede estar ya desarrollándose en tu realidad de modo muy diferente. Solo por la gente que se queda en casa, caminando por la calle, diciendo “hola” más bondadosamente; hay una facilidad en el espacio de la gente, parece haber un “hola” sin esperar nada a cambio.

Las personas en 3D no suelen decir “hola”, pero ahora están empezando a decir “hola”, ¿lo has notado?; respetuosidad, “te veo; hola”. Ya está colocándose en la plantilla.

Luego toma nota de ese estado de ser que llamamos misericordia, siente ese sentimiento, misericordia. No es un campo tridimensional de alineación; este es un campo multidimensional de alineación, misericordia, bondad, aprecio, respetuosidad. Tonos de sonido, vibraciones sonoras, colocadas en un campo de resonancia; ellas crean un campo de resonancia. Y hay algunas vibraciones que fluyen; la misericordia fluye. Pero esas son estructuras, esa energía masculina: seguro, enfocado, capaz; rígido – palabra útil cuando hay que sostener una estructura en su lugar. La rigidez, un concepto. ¿Puedes permitir la rigidez como una herramienta de construcción, no como una limitación de oportunidades? Verás, cuando empiezas a aplicar la facilidad, la fluidez, la flexibilidad, la rigidez permanece muy sólida, sin embargo, como un enorme edificio se mece con los vientos pero nunca se cae.

Toma una respiración, y simplemente considera esta siguiente exhalación hasta el borde de la esfera, y en la inhalación atrae hacia ti construcciones que te permiten crear. ¿Qué otras palabras, vibraciones, tonos de sonido, te gustaría empezar a colocar en tu paisaje, tu arquitectura, el nuevo reino de consciencia? Verás, tú eres el arquitecto, el creador de la experiencia, y estamos en un acuerdo de grupo, casi 5.000 personas sentadas en el banco con nosotros. Todas mirando a una palabra como respetuosidad; con un punto de vista ligeramente distinto, posiblemente, pero bastante en la misma dirección. Un poco de flexibilidad en ello: “esto es lo que significa para mí”. O una palabra como “belleza”: “esto es lo que significa para mí”. “Deseo que tú tengas mi percepción conciente, mi creación,” dando libremente, recibiendo libremente. Cien por ciento para mí, cien por ciento para otros. Otra respiración.

Y trae a este espacio esa vibración de “belleza”. ¿Qué es la belleza para ti? ¿Cómo la sientes en el cuerpo? Y luego está esa sonrisa dentro del corazón, que crece con la belleza. Otra respiración más, si te parece. Hacia adentro desde el borde de la esfera, exhalando hacia todo lo que es.

Mucho está sucediendo en este reino de creación. Hay un aspecto particular que los apasiona a todos ustedes. La Tierra. Es el hogar. En el aspecto tridimensional la Tierra está en este momento en un desafío, solo por el momento. Pero ¿qué les parecería ver a la Tierra evolucionar hacia su próxima evolución, ahora mismo, no en algún lugar lejano en el futuro? Ahora mismo. Ustedes podrían crear tonos de sonido: belleza, respeto, bondad, y aplicarlos al constructo de la Tierra, todo el camino hacia afuera hacia la atmósfera. Un estado de bienestar. ¿Cómo construirían una nueva Tierra si lo hicieran? Pero aquí tienen co-creadores, muy disponibles para ustedes. De hecho muy apasionados por co-crear con ustedes. Ellos estuvieron disponibles en el pasado, pero no tan disponibles como lo están ahora. Esos co-creadores son los elementales de la Tierra, creadores de la Tierra, y apasionados por co-crear con la humanidad en este punto.

Verán, en este nuevo reinicio, Gaia ya no va a estar aquí; ella está evolucionando, tal como nosotros estamos evolucionando aquí mismo. Ella está evolucionando; no podía evolucionar hasta cierto punto de experiencia, el punto en que la humanidad se haga cargo de la responsabilidad por la Tierra. El nuevo reinicio. Oh, responsabilidad, esa es una gran palabra. Tal vez deberíamos decirlo de otra manera: la capacidad de responder en la creación de belleza. Ahora bien: no hay un fracaso; hay un reinicio, una evolución. De modo que tomen una respiración y encuentren ese sentimiento de belleza. Esto es una co-creación; casi cinco mil de ustedes sentados en el banco compartiendo la oportunidad; ¿qué aspecto tendría una nueva Tierra? Siendo imaginada justo aquí por casi cinco mil. Pero son los elementales los que desean estar en su presencia.

Tomen otra respiración y veamos si podemos establecer más esto. Ese chakra coronario que está en ese código de color verde esmeralda; empiecen a tomar conciencia de ese código de color verde esmeralda que está en el corazón: amor. Este quinto elemento, amor; equilibrio perfecto, un elemento de creación, co-creando allí mismo con los elementales, uno con los elementales. Y esta luz dorada que está en el centro del corazón tiene una historia que va con esto. Verán, cuando primero se creó la fisicalidad, cuando primero se inventó – y es solo una pequeña gota en Todo lo que Es – esta fisicalidad, los grandes avataras, elohims y dioses creadores desearon experimentar la fisicalidad. Ellos creaban dentro de la fisicalidad. Consciencia dentro de la fisicalidad. Podía ser una roca, o un árbol. Al principio no había densidad en la fisicalidad. Pero a medida que se volvió más y más densa, y empezaron a haber cosas raras, pequeños bamboleos en el proceso, en esta creación que tuvo lugar.

Nada de ángeles malos, solo algo mal creado. Los elementales fueron creados para dos propósitos: el primero era reflejar de vuelta hacia estos grandes seres la naturaleza crística de su existencia que sostenían dentro de ellos. Cuando entraron en la fisicalidad y en este planeta, los elementales sostuvieron la consciencia crística para reflejar de vuelta hacia los seres creadores su naturaleza como seres crísticos. Ellos sostienen el espejo de tu consciencia crística en el Corazón Sagrado, esa luz dorada.

Y el segundo propósito era crear belleza, y permitir a los creadores ver ese reflejo que estaba dentro de los creadores y no se había visto. Belleza, y la consciencia crística de la Fuente. Toma otra respiración, ser creador, porque dentro de este espacio del corazón tú contienes esa consciencia crística. Y aquí mismo, en el centro de la esfera, en el Corazón Sagrado, existen todas las cosas. Entonces, encuentra esa sensación de belleza en la naturaleza crística de quien eres. Y hay una sonrisa. Una sonrisa. Y permite, porque no estás causando estos seres, ellos ya existen aquí mismo. Simplemente lleva tu atención al elemento agua. Nos referimos a él como ondinas. No es una forma, es una consciencia. En esta consciencia hay facilidad, flujo, sin restricción, sin limitación. Siente el agua. Se mueve alrededor y adentro, y fluye, con facilidad. Sin embargo tiene una densidad que no tiene restricciones, se puede mover y darle forma.

Ahora mientras la sostienes, siente la presencia de ese elemento agua que devuelve el reflejo de esa naturaleza crística de quien eres. Empezando a mostrarte a ti, ser creador, quién eres. Feliz. Mueve tu atención, estamos disfrutando este espacio, creando alegría en este espacio; esa era la intención.

Y está el elemento aire, con aún menos restricciones. Fluye. Es menos denso, hay movimiento, hay libertad. Su elemental es llamado sílfide y vuela libremente, no crea barreras, flujo ilimitado. Lleva consigo creación instantánea; hace remolinos, fluye, mueve las nubes y mueve el pensamiento dentro de ti. Y hay una belleza dentro de la sílfide, como si observaras la más fina seda flameando sin restricciones, sin limitaciones. Simplemente respira ese elemento sílfide directo hacia adentro de este espacio del corazón; uno con ella, siéntelo moverse, adentro, alrededor, co-creando, a medida que los humanos toman la responsabilidad de una nueva Tierra. ¡Qué alegría, poder crear!

Y en esa sonrisa, tomas conciencia de los gnomos, los elementales de tierra, si te parece, una densidad mucho mayor, estables, muy sólidos, y sin embargo con la capacidad de transformar la forma, creando las químicas de la tierra, todos los elementos, los materiales sólidos de la tierra, así como los cristales, maestros de creación en la fisicalidad. Una enorme inteligencia. Un reflejo de la creación de belleza. Siente esta estabilidad de la tierra, sin limitaciones. Tú como co-creador puedes simplemente separar los átomos y juntarlos de nuevo, reconstruirlos, y sin embargo no hay restricciones, hasta que dices “¡Esta es mi creación! Soy un ser creador, y soy uno con la creación.”

Mientras sostienes tu atención sobre eso, empieza a hacer calor, y hay una sensación de alegría, se hace presente ese elemento fuego, hay excitación. Nota la presencia del elemento fuego. Es calmo, y liso, y enfocado, y contenido – cuando elige serlo – y puede ser muy expansivo. Puede renovar, puede quitar, permitir que haya nuevo crecimiento. Considera el concepto de añadir y quitar, más bien que el de destruir. Tú eres el ser creador, ¿cuánto calor deseas usar? ¿Cuánto frío deseas para simplemente estabilizar algo que es? Aquí no se requiere pensamiento; solo la fluidez y la facilidad del aire y el agua, la estabilidad de la tierra, la capacidad de excitación del fuego. ¿Y qué tonos de sonido elegirías para crear? ¿Qué aspecto va a tener este mundo, esta nueva Tierra, a medida que te vuelves consciente en este estado multidimensional de bienestar? Capacidad ilimitada, potencial. ¿Cómo te gustaría crear este nuevo reino de consciencia, esta arquitectura, este paisaje, el entorno de bienestar?

Aquí en esta reunión, en el banco del parque, lo que es tu esquema, tu bosquejo, qué aspecto tiene. Belleza. Sin limitaciones, sin fracaso. Tremenda creación. Nota esa intención donde estás jugando; la intención de crear alegría. Y aquí mismo encuentra una palabra, una vibración con que te gustaría jugar en relación con los elementales, una sensación de creación, una palabra. Puede tener fluidez, energía femenina, aprecio, gratitud, misericordia, respetuosidad. Sin aristas, sin rectas ni ángulos. Y luego está lo masculino con un enfoque de estructura, una certidumbre – gran vibración para poner en este reino, certidumbre – Todos tienen certidumbre. Elige una palabra y luego la sostienes aquí mismo. Y hay un aspecto particular de ti que puede no ser notado significativamente, y ese aspecto es que tienes una alineación particular, una alegría, una creatividad, con uno de estos elementos en especial. Está creado en tu alineación astrológica.

¿Con cuál elemento viniste a este cuerpo, con qué alineación? Capricornio es con la tierra, Libra el aire. ¿Cuál es esa alineación? Hazlo realmente simple. Pero hay un aspecto extra de la creatividad, sabiduría, aquí mismo. Trae tu atención a esa palabra, a ese aspecto de contribución, y a esa alineación que es singular de ti. Esa alineación con la tierra, o el aire, o el agua, o el fuego. Simplemente encuentra el sentimiento de esa alineación. Uno con la sílfide, y la libertad del aire. Y luego nota esta palabra única en cómo creas. Esta palabra, con la aplicación de ingresarla en la arquitectura, co-creada con ese elemento. No es algo para hacer solo en este momento; es algo para este próximo período de tiempo hasta que nos encontremos de nuevo. Algo para empezar a volverse consciente de ello. Y todo lo que se requiere es que te sientes en quietud, y aquí mismo traes ese elemento único hacia ti. Simplemente fusiónate con él, siéntelo, vuélvete uno con el aire, o la tierra, o el agua, o el fuego.

Luego permite que esa palabra esté bien presente en tu percepción conciente, y luego no hagas nada. Simplemente te quedas en esa fusión de ti con el elemental, que empieza a afirmarse y es atraída hacia ti. No está en la mente racional; está en el “saber”. Empiezas a saber – nada – empiezas a “saber” en el corazón, y esa palabra empieza a encontrar la trama de la arquitectura, colocando en su lugar una hebra de la arquitectura. Y será simplemente una en ese viaje de la 3ª dimensión que ve esta única hebra y empieza a despertar. Hacer una elección nueva, ir en una dirección diferente. Fluir con el viento. Servicio a otros, al volverte consciente de quién eres.

Quédate un momento sentado con nosotros; permite que esto se mueva dentro de ti. Encuentra la sonrisa, la belleza, la posibilidad. Es un sentimiento, no un pensamiento. Y mientras este sentimiento crece, simplemente exhala hacia el borde de la esfera. Y luego en la inhalación hay una fuerza, una sensación de potencial. Se está desarrollando una percepción conciente que dice quién soy. Este es un viaje del corazón. No es un viaje complicado; de hecho está lleno de facilidad, alegría. Simplemente empezando a fundirse con la presencia de los elementales y sostenerla, como envuelta alrededor de ustedes. Uno con... no dos; uno con... tú y los elementales son uno. Y es en esta quietud que tú sabes lo que ellos saben. Los elementales están apasionados con mostrarte la naturaleza crística de quién eres; ese aspecto creador de quien eres, abriendo las aplicaciones de creación para crear esta nueva Tierra. Acordar. Físicamente, mentalmente, espiritualmente, en los sentimientos, en las sensaciones, sostenidas en las multidimensiones.

Permítenos sugerir que te quedes aquí y absorbas; simplemente permitir absorber; no se requiere pensar. Acude a ti, aquí mismo. Quédate por un rato más; date a ti mismo al reflejar hacia afuera a otros lo que es posible.

Estamos empezando a construir una plataforma de la arquitectura de ese nuevo entorno que tú has pedido que se presente. Quédate un rato más, disfruta de la intención de crear alegría para ti mismo.

Nosotros nos apartamos; nosotros damos un paso atrás, pero nunca nos vamos.

Bendiciones.


Audios en Castellano https://masteringalchemy.com/content/proyecto-banco-del-parque


Jim Self - Mastering Alchemy
www.masteringalchemy.com
10 de Mayo de 2020
Audio en español: https://masteringalchemy.com/content/proyecto-banco-del-parque
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar

431 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo