Proyecto. Banco del Parque. Percepción conciente.

Varios/Otros


Esta fue la sesión del Proyecto que tuvo lugar el domingo 9 de agosto. Potente.
Interesantes explicaciones sobre la cuarta dimensión.
Afectuosos saludos de Cris

-.-.-

Audio en español: https://masteringalchemy.com/content/proyecto-banco-del-parque

¡Hola, bienvenidos! Muy bueno estar aquí, como siempre. Hay muchos nuevos aquí, esto siempre es excitante, hay casi 5.000 personas participando, esto me deja boquiabierto. Para aquellos de ustedes que son nuevos, es muy lindo tenerlos aquí, bienvenidos. Esta es la sesión nº 10. Es algo asombroso de por sí, que ya ha pasado la mayor parte del año; habíamos dicho que haríamos esto durante un año.

Cada una de estas sesiones vale de por sí, pero se continúan juna a otra, cada una agregando un nuevo bloque de armado a la nueva arquitectura, al nuevo paisaje, donde estamos jugando. Ha sido soñado, este reino de consciencia, durante largo tiempo, este reino de posibilidades, de modo que no debiera ser una sorpresa para los que están aquí. Siempre han sabido que esta era una posibilidad, una oportunidad para construir algo, para participar, para experimentar, para ser encontrado. Todos sabían que sería encontrado. Habrá una oportunidad para realmente salir de este mundo 3D en que todos crecimos hacia un espacio de libertad con conocimiento.

Pero no había claridad en cuanto a cómo iba a suceder, o cuándo sucedería, ni siquiera qué significaba. Y también sabíamos que no estás solo; hay otros que participan en jugar a esto. Esta transición en que nos encontramos, este reinicio, se desenvuelve rápidamente y sin embargo lentamente en la superficie externa de esta 3D ahora mismo la mayoría están en shock, en disrupción, el mundo está torpe, tosco, doloroso para muchos, y sin embargo por debajo de la superficie las inequidades, los desequilibrios, realmente van viniendo a la superficie y rápidamente se hacen conscientes, las cosas burdas de la dualidad, eso de uno por encima de otro, donde la dominación, el aventajarse, la codicia, la competencia, el miedo, todo inapropiado. Y simultáneamente ahí estás tú; el soñador, el que sostiene la diferencia en todo esto.

Ahora bien, yo sé que la mayoría se piensa impotente, insignificante, sin importancia. Pero no están solos. En realidad, hay millones de ustedes ahora; millones de nosotros ahora. Y sostenemos un punto de percepción conciente distinto. Lo que nosotros tenemos es una percepción conciente: sabemos que hay más. No sabemos cómo ni cuándo esto se materializará, pero sabemos que lo hará. Lo sabemos desde un sistema interno de guía y de percepción conciente; una conciencia interna, sostenida dentro del corazón. Distinguimos lo apropiado de lo inapropiado; sabemos cuándo hacer una pausa y cuándo avanzar; sabemos cuándo detenernos, cuándo actuar. Verán, todo esto está contenido en el corazón. En la mayor parte de nuestras vidas hemos sido torpes, porque no prestamos atención a este sistema de guía interno.

En esta percepción conciente hay muchos aspectos de luz, amor, pasión, que nosotros conocemos como posibilidades, como verdades, únicas para cada uno de nosotros. Una parte de esto aún no percibida, es una pasión, un saber que cada uno de nosotros contiene y que ahora está surgiendo a la superficie. Eso es lo que los trae aquí, a sentarse en este banco del parque; a sentarse con otros en este banco del parque. Y recordar esa verdad interna, esa verdad interna que está cobrando vida, que empiezan a darse cuenta, que su pequeñez, su insignificancia, su impotencia, en la co-creación, en el compartir, en la cooperación con otros, ahora se trata de un reino de consciencia con posibilidades y libertad ilimitadas. Eso es lo que empieza a ser conocido por cada uno de los que jugamos en esta conciencia. Esta percepción conciente se está volviendo consciente. Eso es lo que se está desplegando en cada uno de nosotros, es la razón para que nos sentemos en este banco del parque.

Hay mucho para hacer, pero no se hace desde la pequeñez y la insignificancia. Todos tienen una parte para contribuir, y es una parte grande. Eres significativo, eres importante. En esta co-creación todos tienen una parte.

Entonces, ¿cómo eliges, mientras te sientas en este banco del parque? ¿Grande o pequeño? ¿Significativo o insignificante? ¿Importante o sin importancia? Hay mucho para hacer, y muchos desde lo físico y desde lo no físico se juntan ahora para jugar, para crear, para armar esta arquitectura, este nuevo reino de experiencia. De modo que allí estamos, sentados hoy en este banco del parque. Empezando a crear un aspecto nuevo de esta arquitectura. Hemos dicho todo el tiempo que se hace desde 100% estar en servicio a otros, y 100% de darse a sí mismos. No puedes dar servicio a otros sin tener para ti. De modo que este espacio es una co-creación, trayendo realmente a todos a un lugar de poder ser conscientes para jugar este juego. Entonces veamos qué podemos crear en este espacio, porque hay algunas oportunidades muy fascinantes que se están presentando.

Entonces para aquellos de ustedes que son nuevos, van a oír que se hacen algunas referencias a algo del trabajo que se ha creado en el pasado, palabras que pueden entender o no, y que tal vez tengan que incorporar. Simplemente déjenlas pasar, no traten de resolverlas y entenderlas. No pueden hacer esto mal; es imposible cometer un error, y están aquí porque se supone que así sea. De modo que déjenlo evolucionar, siéntanlo así como se desarrolla en este espacio en que vamos a jugar hoy, si les parece.

Entonces tomen una respiración, recuéstense en su asiento, ojos abiertos. Y con esta próxima respiración, estén presentes. Vayan con su respiración directo a este punto central donde están sentados en su asiento. Y lleven su atención al centro de su cabeza, justo detrás de sus ojos, reconociendo “estoy justo aquí”, y al mirar a la habitación, la pared, la puerta, la ventana, están allá, pero yo estoy aquí y aquello está allá. Es muy sencillo. Y otra respiración.

Una percepción conciente con que hemos estado jugando es que tú eres el punto central de tu creación. En ese punto central tú existes, en algo como una burbuja, en una esfera de luz. A medida que te vuelves más y más consciente de ti mismo sentado en este punto central, empiezas a darte cuenta de que todo existe dentro de esta esfera de consciencia. Está todo aquí; todo. Toma otra respiración y tráete un poco más al tiempo presente. Y relaja el cuerpo. Y encuentra ese espacio tranquilo, silencioso, deja que tus ojos se cierren, los párpados se cierren, pero este no es un espacio inconsciente, no es una meditación profunda, no es algo en que te vas a la deriva, simplemente ten la intención de estar muy consciente. Encuentra el lugar para gustar de ti mismo. Realmente cómodo, sentado en tu asiento. “Me gusto”.

En este espacio de quietud, reconoce que este es quien eres, aquí mismo. Con todas las cosas en el trabajo, y en las relaciones, en el mundo externo. Todo eso está allá para jugar allá, pero este es quien tú eres aquí mismo. Con la próxima respiración, reconoce también que hay muchos reunidos aquí en este banco, y el propósito es empezar a construir esa arquitectura, construir ese paisaje, ese ambiente, un aspecto de la nueva Tierra en que tú y todos pueden entrar, saliendo de este estado de consciencia 3D y empezando a recordarnos a nosotros mismos.

Esta arquitectura no es específica; no sostiene una verdad. No reside en constructos que algún otro ha armado, no es la idea de otros. Y sin embargo, es todas las ideas. No hay una verdad única, pero la belleza siempre es representada en muchos aspectos. Toma una respiración y simplemente ten la sensación de esta vibración llamada belleza. Si pudieras vivir en la belleza, ¿cómo se sentiría? ¿Cómo te relacionarías con la belleza? Y sin embargo no es solo nuestra belleza individual; está incorporada en un acuerpo de grupo donde todas las posibilidades de belleza son creadas, traídas a este espacio donde todos pueden disfrutarlas.

Dentro de ese contexto, reconoce que hay muchos sentados en este banco del parque, y la intención es construir esta arquitectura, este reino de consciencia para que todos lo disfruten. Entonces, reconoce que esto es un acuerdo para crear este reino, y toma conciencia de tu chakra coronario, y ten una disposición a establecer el color de tu chakra corona en el mismo color que todos los que están poniendo su atención en este acuerdo. Lleva tu chakra corona a ese color verde esmeralda – simplemente imagínalo – este verde esmeralda es ese verde que ves cuando se está poniendo el sol o cuando recién se está levantando en el amanecer, ese brillo dorado que fluye sobre el pasto, una vibración verde dorada; de bienestar, de belleza. Imagina simplemente; imagina la punta de tu dedo con ese color verde dorado y tocas la parte de arriba de tu cabeza; es muy sencillo este proceso de estar en un acuerdo de belleza.

Hay un tono de sonido que estamos creando como parte de este acuerdo, es un “Ahh” con un sentimiento relajado en el corazón. Un sonido de Ahh, tal vez podrías entonarlo en voz alta, para estar en una vibración con todos. Y luego trata de estar conciente.

Este es un espacio en que estamos jugando, que estamos creando, estamos concientes, no es una meditación en que te sales del cuerpo. Además de estar conciente, puedes permitir, simplemente permitir en tu percepción conciente, posibilidades ilimitadas, posibilidades que tú no habías pensado, pero empiezas a asombrarte ante la belleza de la creación de alguien más. Muy despierto. Otra respiración. No hay apuro.

Una cosa que está pasando en esta transición es un reinicio. Es un reinicio porque la transición ya sucedió; no es que está viniendo, no es que algún día será; ya ha sucedido, y tú estabas participando mucho en ello. He dicho esto antes, existen algo así como dos veredas móviles, empezando a separarse. Una, muy involucrada en aquellos que están en el mundo 3D, que no están despiertos, y sin embargo despertando, pero despertando más despacio que los que están aquí. Y luego, la otra vereda móvil se está moviendo hacia este estado de bienestar, alejándose de esa dominación, codicia, ventaja, competencia, esa clase de palabras, en que uno se impone sobre otro. Pero en esta vereda móvil, parece un espacio de quinta dimensión, un espacio multidimensional, de bienestar. Hagámoslo muy simple. Allí hay co-creación, cooperación, bienestar, y empezamos a navegar desde un lugar que nos ocupa, pero no hay miedos.

Lo interesante de estas dos divisiones es que los que juegan en el estado 3D sostienen su atención sobre los desafíos de la transición y no pueden verte; están tan enganchados; son buena gente, pero están muy ocupados en su desafío. Encuentran muy difícil considerar el bienestar, la belleza, una sonrisa dentro del corazón. Pero en esta vereda móvil hacia la quinta dimensión, tú los ves a ellos, y sigues viéndolos por algún tiempo. Y está en ti extenderte y levantarlos, nutrir, servir, asistir, pero no habrá oportunidad de “repararlos”. Puedes ayudar, pero lo de reparar es su propio camino. Parte de su parte en este juego. Y en su mayor parte lo encontrarás frustrante, porque tendrás una respuesta, una oportunidad, puedes ser una ayuda, pero ellos no te lo piden; no pueden tener esa ayuda. Esa es una de las partes más desafiantes de viajar sobre esta vereda móvil.

La cosa es que si permaneces en ese lugar de querer ayudar y no poder ayudar, eso se convierte en la 3D en el mismo nivel de dolor – de hecho, es la 3D. Acabas jugando el juego, inconscientemente, desde el lugar de querer ser de ayuda. Te vas moviendo en esta vereda móvil; la ayuda que consigues brindar está realmente demostrando quién eres; para que ellos puedan ver dónde está fundado ese sendero para entrar en el bienestar. Entonces cuando comienzas a sostener la belleza, la felicidad, la certidumbre, capacidad, misericordia, bondad, y eres capaz de asumirlo para ti, darte a ti mismo, 100% para ti, permite estar 100% en servicio a otros, se manifiesta simultáneamente. Es como dijimos antes, simplemente sostener abierta la puerta para alguien con los brazos cargados de paquetes de almacén, ellos dicen gracias y tú sonríes. Cien por ciento para ti, cien por ciento para el otro. Toma otra respiración.

Y otra vez toma nota de ti mismo, justo aquí en este asiento donde estás, sintiéndote muy presente, aquí mismo. “Yo existo justo aquí”. Empieza a tomar conciencia de este espacio que creamos, re-creamos. Simplemente toma otra respiración, y al inhalar el oxígeno llega a los pulmones, y al exhalar el oxígeno fluye hacia afuera. Simultáneamente en esa respiración, el prana, la energía de la fuerza de vida, también fluye hacia adentro, al centro del corazón. Toma una respiración y siente eso, respirando hacia adentro del corazón. Y luego simplemente exhalas y toma conciencia de esta esfera que te circunda; estás completamente en una burbuja. Y con la próxima inhalación esa energía de fuerza de vida, cálida, cómoda, plena, la inhalas hacia el corazón y luego la exhalas y la diriges a 360 grados hacia afuera y llenas toda esta esfera. La esfera es tal vez, no tan grande, unos diez pies, unos dieciséis pies, unos 3 metros a tu alrededor. Ten la sensación de estar contenido.

Y cuando inhales otra vez, simplemente exhalas llenando esta esfera. Y en la próxima inhalación, inspiras desde el borde de la esfera, creando un flujo de luz realmente rítmico y suave. Cómodo, agradable, relajado. Dándote a ti mismo. Y continúa con esa respiración, permitiendo que fluya hacia afuera, y hacia adentro.

En la sesión anterior – parece que fue hace mucho tiempo – hicimos algo más bien específico, más bien nuevo. Empezamos a jugar con esta luz dentro del corazón, esta luz rosada, este aspecto del amor, este aspecto muy específico del amor, el amor contenido dentro de la consciencia crística. Qué tal si empiezas a tomar conciencia de esta luz, es muy simple, justo aquí donde estás sentado, es un simple cambio de la conciencia. No te mueves, solo tomas conciencia de ti mismo en el corazón. Luego respiras desde este espacio del corazón. Mira alrededor. En este espacio del corazón hay una vibración, es una vibración de reverencia, muy tranquila y silenciosa, y al empezar a tomar conciencia de esta reverencia, empieza a reconocer este espacio del corazón como un santuario, tu santuario. Todo se trata de ti. Otra respiración, y siente esta vibración de reverencia, de belleza. Dentro de este santuario hay una vibración cristalizada del amor. Mira, está justo frente a ti, es un brillante diamante rosa.

Amor cristalizado dentro del corazón. La luz rosada irradia desde este cristal de amor; tangible; existe dentro de la fisicalidad del cuerpo. En esta última sesión, esta luz rosada, al fluir a través del cuerpo, amplificas esta luz trayéndola desde el reino no físico de luz, el 10º Rayo de Luz, y amplificas esta vibración de la luz hacia un campo de luz cristalizada que vibra en cada célula del cuerpo físico. Cada célula dentro de la Tierra. Elevando el amor a un nivel físico. ¡Una acción más bien extraordinaria! Nunca se había hecho antes.

En el proceso, ustedes hacen participar a los elementales y los empoderan en este amor físico cristalizado para empezar a elevar la Tierra. Nota, siente, esta vibración dentro de ti. Este amor cristalizado tiene un número de propósitos, uno de ellos es construir el constructo del nuevo humano, un humano que está en evolución en este punto. El humano que vibra desde este sistema de guía interno simplemente resuena en este estado cristalizado físico del amor. Siente esa vibración que se mueve dentro de cada célula de tu cuerpo. Y empieza a alterar el cerebro, y empieza a permitir un nivel de consciencia, para volverte consciente, ese aspecto de ti que está fuera de tu consciencia, funcionando en el espacio multidimensional.

Y desde este santuario del sistema de guía interna, empiezas a ver diferente; no es bueno o malo, correcto o equivocado, es simplemente un estado de ser que te permite discernir lo apropiado de lo inapropiado. Te deja discernir, ¿ayudar a otros es ser de ayuda a otros? Cuándo hacer una pausa; cuándo extenderse. Hay una sabiduría en este amor cristalizado. Permite esto, simplemente siéntate en ello, no esperes nada. En esta quietud, esta comodidad, empieza a estar presente un saber.

En este amor cristalizado que creaste, no solo en el cuerpo físico, no solo en la Tierra, sino en el fundamento de la arquitectura del nuevo reino, este amor cristalizado permea las plantas, el aire, y la tierra misma excita el fuego hacia un equilibrio, y resuena en respeto, en respetuosidad, en cómo uno se trata con el otro. Esto es lo que tú has creado, el fundamento de la nueva arquitectura. Y desde este fundamento se presentan muchas oportunidades.

Hemos hablado del reino tridimensional de consciencia; condicional, no hay nada incondicional, dualidad de correcto y equivocado, bueno y malo, tiempo lineal. Y hemos hablado de la quinta dimensión como un estado de bienestar, funcionando en tiempo presente, donde no existe el miedo, la ira, la furia, el resentimiento no existen; esas son vibraciones de tercera dimensión.

Pero con este amor cristalizado que tú has creado, existe una oportunidad dentro de la cuarta dimensión. La cuarta dimensión no es física; es un reino de pensamiento. Es donde residen todos los pensamientos alguna vez pensados. ¿Alguna vez te preguntaste qué pasa con ese pensamiento que acabas de pensar, cuando terminas de pensarlo? No hace simplemente ¡puff! y desaparece. Se alinea en el reino de la cuarta dimensión. Y se adhiere a todos los otros pensamientos similares al pensamiento que recién pensaste. La diferencia entre los reinos de pensamiento de 3ª y 4ª dimensión es que tú piensas el pensamiento y luego activas ese pensamiento a una acción; 3ª dimensión; 5ª dimensión. Pero en la 4ª dimensión tienes pensamientos en los que no actúas, pensamientos de gran oportunidad y belleza; pensamientos de asesinato, incesto, violación; todos los pensamientos que nunca fueron actuados, almacenados en el reino de la 4ª dimensión.

Este también es el espacio astral en que entras, camino al Hogar, cada noche. El espacio astral es un espacio interesante, porque si tuviste un mal día y te vas a dormir en ese día malo, esos pensamientos que sostienes parecen atraer magnéticamente a otros similares a ellos. Si vas a dormir en belleza, bienestar y alegría, la experiencia será similar.

Otra respiración, y toma conciencia de esta próxima exhalación hacia el borde de la esfera de luz, y trayendo de vuelta hacia adentro en ese santuario. Hay otro aspecto de esta 4ª dimensión que es una oportunidad para jugar. Un lugar interesante. En el mundo de las religiones, tomemos la religión católica en particular, hay un lugar llamado Purgatorio. No es aquí ni allá; está entre medio del cielo y la tierra. Este espacio de estado suspendido existe en la 4ª dimensión.

Ahora bien, saquemos los términos religiosos. Es un lugar donde los seres, al dejar el cuerpo, tienen tanta atención puesta en las vibraciones de la tierra, ira, furia, resentimiento, pérdida, carencia, dolor, sufrimiento. Cuando dejan el cuerpo, esas conexiones, esos puntos de atención sobre la tierra se vuelven tan significativos que ellos permanecen suspendidos hacia la tierra. Y la capacidad de mirar hacia arriba – y todo lo que se requiere es mirar hacia arriba - para ver el cielo (lo que sea que eso significa), el cielo, el Hogar. Pero es tan pesado que muchos seres simplemente permanecen en este estado. Y luego, para muchos es aún más complicado, porque los que sostienen tales pensamientos de imponerse sobre otro, se encuentran en esos pensamientos, en este estado suspendido.

De ahí la definición en religión, en el no saber cómo se sostiene esto. Pero es definición. Simplemente es un lugar donde los pensamientos que se han pensado te ligan a ese reino de cuarta dimensión. Muchos grandes seres, bondadosos, maravillosos, están contenidos en este estado suspendido por no poder soltar un pensamiento, cualquiera sea ese pensamiento “Es mi culpa”, “No lo hice bien”, “Si yo hubiera...”, “Si ella/el/ellos todavía vivieran”. Un pensamiento. Toma otra respiración. Es simplemente un estado de ser. No es un estado de ser obligatorio; nadie te retiene en ese estado de ser; nadie está allí para siempre si quisiera salir de ese estado de ser. Pero es simplemente un pensamiento. Otra respiración.

Lo que has hecho en la última sesión, cristalizar la vibración del amor hacia una presencia física, hacia una densidad física, crea una oportunidad para entrar en este reino de pensamiento de cuarta dimensión – los pensamientos son densidad; los pensamientos son físicos; no se manifiestan como una cosa, pero son físicos. Pero al cristalizar el amor y ser capaz de comandar tu presencia, la capacidad de empezar a liberar a aquellos que están suspendidos en este estado de limitación de cuarta dimensión se vuelve accesible. Es un servicio. Toma otra respiración.

Mantén esas palabras como infierno, purgatorio, realmente simples; de hecho, déjalas irse. Esto es una comprensión de cómo funciona este espacio de cuarta dimensión. Si puedes ingresar a este espacio de cuarta dimensión en amor, pudiendo sostener la vibración de 100% para ti, ingresar en este estado de ser de cuarta dimensión te permite empezar a reflejar hacia otros lo que es posible. Verás, no ocurre ninguna sanación; no ocurre una reparación – nada está roto. Es sencillamente entrar en una habitación oscura y encender el interruptor de la luz. La oscuridad se desvanece y los que estaban retenidos en la oscuridad se liberan.

Pero hay otro aspecto de esta cuarta dimensión, en el que tener esta percepción conciente se hace muy valiosa. La cuarta dimensión es el cuerpo emocional de la Tierra. Todos los pensamientos pensados alguna vez, todos los pensamientos feos, todos los pensamientos hermosos, todos los pensamientos de todo el sufrimiento y el dolor, la pérdida y la carencia, que componen una gran parte del cuerpo emocional de la Tierra, al poder reconocer este amor cristalizado en lo físico que ahora contienes es la luz en el candelabro.

Entonces, ¿te gustaría jugar, te gustaría viajar dentro del reino de pensamientos de la cuarta dimensión sosteniendo la luz para que ellos simplemente se liberen? Dándoles la opción en la luz. Toma otra respiración.

Toma conciencia de esa sonrisa que está en el corazón. Y nota la belleza que posees. Complacido contigo mismo. Reconoce que el miedo detiene el movimiento. Pero el amor, la luz y la libertad crean flexibilidad, fluidez y movimiento; una movilidad para entrar en el movimiento. Otra respiración. Y aquí mismo vuélvete egoísta. Egoísmo, maravillosa palabra que significa darme a mí mismo. No el otro extremo de la vara que es usar a las personas. Este extremo que dice “yo puedo darme a mí mismo”, “yo puedo tener para mí”, “tengo recursos ilimitados para dar a otros". Esa sonrisa en el corazón, la sensación de belleza, bienestar. Y aquí mismo toma conciencia de esa reverencia, esa elegante sensación de belleza, “este es quien yo soy”. Hay un señorío: “este soy yo”.

Con la próxima respiración, toma la sabiduría de este amor cristalizado y tráelo a tu percepción conciente – simplemente una respiración. No viene como palabras; viene como conciencia. Hay una sensación de certidumbre, hay una fuerza en esta sabiduría dándote a ti mismo. Nota esa fuerza, también hay un poder que viene en esta luz rosada; no hay espada, no hay empujones, no hay uno por encima de otro. Empieza a construirse en el interior, “este es quien yo soy”, capacidad, misericordia, poder. Y en esta misericordia te relacionas con los elementales. Para los que son nuevos: ustedes tienen una alineación astrológica, hagámoslo simple, un signo, signo de tierra, signo de fuego, signo de aire, lo que es simplemente permitan que eso sea un denominador común entre ustedes y ese elemental. Hemos estado construyendo esta relación durante meses. Esa relación es muy consciente – si permites que sea consciente.

Pero aquí juguemos en términos de creación, en esta nueva arquitectura. Puedes construir belleza; empezar a tener una sensación de todas las posibilidades. Si pudieras construir el hogar, tu hogar, en la Tierra, ¿cómo sería? No hay limitaciones. El mío está en un acantilado, con vista a una laguna, donde los delfines juegan todos los días. Los animales disfrutan libremente del bosque a mi derecha, y el aire está limpio y los pájaros cantan, y el agua es clara y hermosa. ¿Qué aspecto tiene tu hogar? ¿Qué puedes tener para ti mismo? Belleza. El porche hecho de las más bellas maderas, lisas y bondadosas, y me hablan diciendo “gracias por reflejar mi belleza.” Si aparece el fuego, es alegría y excitación, el agua fluye libremente, limpiando, y el aire es libre y natural y ligero. Y la tierra es sólida y fértil, y las plantas se vuelven hacia ti cuando caminas por tu jardín, y los animales te siguen, y un pájaro se posa sobre tu hombro. Todo eso dentro de la nueva arquitectura.

¿Puedes sentir tu hogar? Los jardines. Mira: hay una ballena en la laguna ¿Puedes sentir la alegría y sostener el pensamiento? ¿Puedes darte a ti mismo? Sin limitaciones.

Y esa luz rosada cristalina en el cuerpo empieza a vibrar. Zumba con la excitación del fuego, la alegría, y las aguas dentro del cuerpo físico fluyen suavemente, limpiando y hay una sonrisa. Y luego simplemente vas a caminar en el patio trasero a lo largo del arroyo en la frescura temprana de la mañana, y el sol brilla, y estás disfrutando de ti mismo. ¿Qué aspecto tendría la belleza en tu jardín? Simplemente tráela a la arquitectura, otros pueden disfrutar de tu creación. Y nuevamente toma consciencia de ese chakra corona, esa luz verde dorada. Mira alrededor y mira a los muchos otros vibrando en el mismo acuerdo de alegría, elevando, creando bienestar, y tráelo hacia adentro a esa sonrisa en el corazón. Está la sabiduría, el poder, la fuerza; simplemente asume esto. En toda esta belleza, en todas estas posibilidades en las que ahora estás, en este acuerdo de grupo, apuntemos a ese reino de pensamiento de cuarta dimensión. Aquí, 100% es belleza para mí y 100% es servicio a otros.

¿Puedes estar en el acuerdo para entrar en este reino de pensamiento, estado de cuarta dimensión, donde muchos están en un lugar oscuro? ¿Y qué los hace permanecer allí? No hay un castigo; no hay correcto o equivocado; ellos simplemente no pueden ver la luz, mirar hacia arriba. ¡Muy simple! No hay nada roto. Nadie a quien arreglar.

¿Puedes estar de acuerdo, aquí mismo, para simplemente sostener esta alegría de tu creación de belleza? ¿Puedes simplemente entrar en este reino de pensamiento que se te está mostrando? Hazlo simple. Ámate a ti mismo. Y sostén el pensamiento de la laguna con los delfines, o cómo lucen tus montañas, o la playa en la que estás. Simplemente irradia hacia ese reino de pensamiento de cuarta dimensión este nivel de belleza. La luz en el candelabro. Simplemente amándome a mí mismo. Y puede que veas que empiezan a ocurrir chispazos. Los que están retenidos en la oscuridad empiezan a estar libres para conocerse a sí mismos, entrando en la luz. ¿Puedes permitir que esa sonrisa domine en este espacio? Radiante, para que todos la vean. No hay nada roto. Hay chispas de luz por todas partes.

Mientras sostienes esta sonrisa, esta belleza, esta posición en el candelabro, reconoce a los elementales, el reflejo a los elementales, desmantelando el reino de pensamiento, el cuerpo emocional donde están retenidos en dolor en la Tierra. Dos por uno. Simplemente extiende tu mano y siente esa luz rosada cristalizada, el amor de la consciencia crística, fluyendo libremente dentro de este reino de pensamiento de cuarta dimensión. Y mientras disfrutas de las chispas, simplemente toma consciencia de ir al Hogar. Siéntate aquí con nosotros por unos pocos momentos. (pausa)

Ahora otra respiración suave, hacia el borde de la esfera, y atrayendo este amor hacia adentro del corazón. Complacido contigo mismo, por darte a ti mismo. Ahora una respiración más. Hay muchas oportunidades avanzando simplemente desde este estado cristalizado de amor. Mucho vendrá a ti, sin esfuerzo, en amor.

Hay una oportunidad en este acuerdo, en esta configuración del chakra coronario en verde dorado. No es una configuración arbitraria, es una signatura. Pertenece a la creación de muchas maneras, para construir la arquitectura; la firma de los arquitectos.

Pero, si cuando vas a dormir a la noche haces una pausa y estableces intencionalmente esta luz verde dorada en tu chakra coronario, participando con todos los otros, entrando en el plano astral, en esos reinos donde existen aquellos que están como suspendidos, y en el cuerpo emocional de la Tierra, en este espacio del sueño mucho se hará, creando libertad para muchos, sanando a la Tierra, con los elementales y empezando a estar consciente de estar consciente en tu espacio de sueño. Simplemente establecer la corona en esta luz verde esmeralda dorada y poniendo intención en el bienestar.

Vamos a pedirte que te sientes unos momentos más y te bañes en esta luz, realmente asumiéndola para ti, 100% para ti mismo, expande la capacidad de 100% de servicio a muchos otros. Entonces quédate por unos pocos momentos más, disfruta de esa sonrisa, la belleza de tu creación. Nosotros nos quedaremos contigo durante todo este proceso, justo al lado tuyo. Nos apartamos por un momento.

Muchas bendiciones.



Proyecto Banco del Parque - Agosto 2020 - Jim Self
Transcripción y traducción: M. Cristina Cáffaro
www.traduccionesparaelcamino.blogspot.com.ar
Proyecto Banco del Parque – Jim Self - www.masteringalchemy.com
Agosto de 2020

242 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo