Segunda Triangulación: La estrella Tetaedro.

Varios/Otros


SEGUNDA TRIANGULACIÓN: LA ESTRELLA TETRAEDRO

La segunda triangulación, la activación y síntesis de la cuarta, quinta y sexta hebras, se logrará no como un proceso secuencial, por el que adquirís una hebra tras otra, sino simultáneamente -una perfecta tríada de cuerdas de luz resonando como un gran acorde en la sinfonía de luz que se interpreta a través de vosotros.

Una vez integrada en la matriz, esta exquisita unidad de luz, reflejo dimensional superior de la primera triangulación, enviará enormes frecuencias a través de los núcleos de todas las células de vuestros cuerpos y palpitará (primero a través de vosotros, y luego desde la mente nuclear) con los intrincados ritmos y proporciones de una compleja estrella tetraedro, que como estáis aprendiendo, es el modelo cosmométrico de los campos de energías merkaba que os rodean.

Su compleja estructura representa la unidad de los principios de forma, propósito y orden con los de espacio, fuerza y duración.

La merkaba se manifiesta en cada célula de vuestros cuerpos, reflejando a través de la matriz humana del ADN la 'memoria' fotónica de los campos galácticos de inteligencia codificados en vuestro ser desde el comienzo, cuando el Homo sapiens tocó la Tierra, durante muy poco tiempo, como superseres de cuerpos de luz totalmente luminosos.

Cuando esta segunda fase de vuestro despertar corporal y espiritual se lleve a cabo, vuestros campos áuricos se extenderán enormemente, fundiéndose e intercambiando vuestras energías con las de los otros, de maneras que todavía tenéis que conocer y celebrar, por grande que sea la capacidad del corazón humano expandido y vuestra creciente compasión hacia todos los seres vivientes de vuestro mundo. Vuestro creciente brillo, que se manifestará como un resplandor luminoso que emana de vuestras coronillas, del tercer ojo, de las palmas de vuestras manos y de las plantas de vuestros pies, iluminará y alterará espectacularmente el entorno por el que paséis y en el que os refugiéis.

Igualmente, esa esencia alterará ámbitos en los que entraréis sólo en forma etérica, como puras conciencias -espectadores espirituales, Portadores de luz. Vuestra suave radiación reverberará interminablemente a través de los éteres, el alma de Gaia, a través del cuerpo de Ra y a través de las ilimitadas dimensiones del Cosmos del Alma.

Os pedimos que tengáis en cuenta la expresión microcósmica de esos expansivos cuerpos de energía merkaba, que se extienden a grandes distancias de vuestros cuerpos físicos, definiendo vuestra conciencia 'Yo soy' en los planos etéricos. Os haréis una idea, por limitada que sea dados vuestros actuales puntos de referencia y de observación, de lo poderosa que será la segunda triangulación exaltando vuestra conciencia y alterando vuestra configuración biológica. Esto ocurre a nivel molecular, a medida que vuestro ADN mutante adquiere nuevos niveles de complejidad y la sabiduría del Universo brota de esas doradas cuerdas de luz; se manifiesta en el 'antes5 de las unidades moleculares -las partículas subatómicas- girando hacia el ser lo nuevo que está naciendo constantemente en vosotros; ocurre además en el 'antes' (que es el 'más allá', el 'después' y el 'ahora'), en el que el Espíritu piensa la materia en la forma y 'adelante', donde renunciáis a la densidad de esas formas fundidas y retornáis a la luz.

La segunda triangulación ocurrirá en algunos maestros espirituales, en determinados líderes de los equipos de ascensión y en activos Guardianes de la Tierra, en un tiempo muy breve, o más precisamente, en un punto del continuum espacio-temporal con el que se están sintonizando en este momento de su progreso espiritual.

Ellos vinieron a esta encarnación con este propósito, plenamente conscientes de que la suya iba a ser una vida de servicio y están dedicados a vosotros y a la diosa Gaia. Han antepuesto las necesidades de la humanidad a sus propios intereses y sus programas, y podéis percibir esta generosidad a través de sus enseñanzas, sus sanaciones y su manera de guiaros hacia el santuario interior de vuestra propia divinidad.

Ellos son vuestros sirvientes amorosos, como lo seréis muchos de vosotros que os estáis preparando como miembros del equipo de la primera oleada de la ascensión, para ayudar a los que seguirán en la segunda y así sucesivamente, hasta que todos aquellos que tienen el propósito de participar en la ascensión hayan llegado al resplandor. Que su luz sirva como linterna para vosotros, a medida que pasáis a través de estas últimas iniciaciones -los túneles más oscuros del viaje anímico colectivo- a través de los que estáis pasando ahora, en vuestro camino hacia el Amanecer.

Con seis hebras del ADN plenamente integradas, os liberaréis de algunos de los aspectos más difíciles de vuestro actual caminar a través de la ilusión.

Modificaréis los patrones de salud y de bienestar de vuestro cuerpo, habiendo acogido enormes cantidades de energía fotónica en la matriz molecular.

Los virus, las bacterias invasoras y formas mentales nacidas de la desarmonía en vuestro interior no pueden resistir tal brillo, y simplemente tienen que separarse e irse, pues en esas frecuencias no pueden existir.

Lo que habéis comenzado con la liberación de energías bloqueadas y formas mentales aferradas a vosotros, en el proceso de activar la tercera hebra, se acentuará -de célula en célula, a través de la sangre, todos los tejidos y órganos del cuerpo y, en el exterior, por los éteres, irradiando el bienestar y el fuego extático de vuestros benditos seres.

En este punto, queridos amigos, no podréis comer ningún animal, pues seréis incapaces de ingerir muerte y sufrimiento: la oscuridad. Sólo desearéis y seréis capaces de digerir semillas, hojas y frutos como alimento y hallaréis que están disponibles todavía de manera abundante como productos orgánicos -porque vuestras sociedades están exigiendo esa pureza cada vez más, a medida que vuestra conciencia aumenta y cada vez un número mayor de vosotros estáis hablando a la Tierra, pidiendo ayuda, mostrando vuestro respeto y adoración hacia ella.

Muchos de vosotros estáis convirtiéndoos en cuidadores atentos del suelo y de las aguas de la Tierra, conscientes y vigilantes, y a vosotros, los ecologistas, se os concederá lo que necesitáis para mantener la resonancia.

Como los primeros atlantes, estaréis más sintonizados incluso las energías esenciales de los nutrientes vegetales; pediréis y recibiréis su permiso antes de asimilar su esencia portadora de luz en vuestros cuerpos.

Entonces sus bendiciones se derramarán sobre vosotros; los frutos de este intercambio nacerán de la reverencia que mostráis hacia el reino de los portadores de luz.

Otros, aquellos entrenados en respirar para vivir, habrán logrado ese nivel de resonancia por el que el flujo de prana no recargado será todo lo necesario para la supervivencia del cuerpo. Muy pocos maestros y ascetas han alcanzado este estado en esta época; no obstante, muchos más se mantendrán sólo a través de la respiración pránica una vez la segunda triangulación se haya manifestado en un mayor número de la población.

Hay una disciplina específica que requiere un total dominio sobre el cuerpo físico y constituye un excelente reflejo de su voluntad y su capacidad de ejercitar la mente sobre la materia -pero no es un proceso necesario para el despertar y la transición que os pertenecerá cuando alcancéis la segunda triangulación.

Es el trino el que inicia el florecer del capullo, señalando el momento de su apertura. Es esa dulce música y esas claves vibratorias las que se desplazan por los éteres que llaman a las rosas a levantarse de su lecho con los ritmos circadianos de la naturaleza. Confiamos en que también vosotros oiréis la melodía que se interpreta para vosotros y abriréis vuestros pétalos multicolores, cuando el alma os llame al recuerdo.

Gaia, el fértil campo del colectivo humano, está siempre ahí, marcando el ritmo con el latido de su corazón. Como un gran director, construye su orquesta celestial evocando en cada uno de vosotros el ritmo y la inspiración de todo lo que os habéis entrenado para aportar a la sinfonía.

Vosotros sois sus notas, la vibración wam; vosotros sois sus instrumentos; vosotros sois la Música de las Esferas.

Así pues, tened paciencia, confiando en que lo que habéis sembrado y puesto en movimiento con la activación de la tercera hebra y vuestro incansable compromiso con el bien y el servicio, habiendo silenciado vuestro ego, pronto florecerá a la nueva luz de Ra. La segunda tríada, todavía reflejo ilusorio de la primera triangulación, será tejida en la matriz cuando vuestro espíritu llegue a ese punto del continuum espacio-temporal en el que se active la cámara de resonancia de la conciencia ADN de seis hebras.

Desde la perspectiva del significado cosmométrico, la sabiduría universal expresada a través de los arquetipos de los números y las formas, os daréis cuenta de que la Sabiduría Secreta -Como arriba así es abajo, y como abajo así es arriba- se está imprimiendo en la mente nuclear de cada célula de vuestro cuerpo como naturaleza autoreforzadora de la entrelazada triangulación. La 'forma por excelencia' de Pitágoras se está imprimiendo en las aguas de vuestro ser, cristalizando como seis hebras de ADN.

Esta, la formación cristalina que representa, tanto en sus aspectos físicos como etéricos, vuestra interconexión con las deidades celestes y con la Madre Tierra, graba la exquisita simetría del copo de nieve en cada aspecto de vuestro cuerpo, vuestra mente y vuestra alma en proceso de perfeccionamiento.



SUPRALUMIMSCENCIA: EL NONÁGONO

Os pediremos ahora que agudicéis vuestra imaginación (como habéis hecho durante todas nuestras enseñanzas) un poco más, con el fin de que podáis visualizar en la pantalla de la mente multidimensional lo que se imprimirá en esos modelos de filamentos reconectados de ADN (los que hemos descrito como las triangulaciones primera y segunda) con la activación de la tercera trinidad del ADN: la séptima, octava y novena hebras.

Estamos hablando de la triangulación 'triangulada' en vuestro interior -la experiencia final de la forma esencial, la tríada.

Esta constituye la exaltación de esa forma, lo superlativo... la Supraluminiscencia. Con la activación de las tres trinidades, entrelazadas en un cordón principal de luz, la expresión de cada triangulación es llevada a su manifestación quin-taesencial dentro de vosotros, dando nacimiento a la triple diosa en cada célula... cada aspecto de vuestra existencia, mientras todavía estáis atados a la tierra y preparando el tránsito.

Os pedimos que contempléis cómo las energías vibratorias de todos los arquetipos numéricos, representativas de las proporciones cosmométricas y las vibraciones que abarcan no sólo vuestro universo, sino también la naturaleza fundamenta] del Cosmos del Alma, serán traídas a la manifestación en vuestro interior. Nueve es la finalización y el cierre de los arquetipos numéricos, y con su vibración, tres veces la trinidad, la estupenda biblioteca de todo diseño cosmométrico quedará simbólicamente registrada y grabada en vuestro interior.

Como la trinidad de trinidades de los egipcios, formada por nueve Néters (arquetipos de orden y regulación cósmica) así vosotros -como portadores de luz de nueve cuerdas de luz cósmica- llegaréis a encarnar las proporciones cosmométricas de toda vibración a través de la Creación.

Los Hijos de la Sobre-Alma Violeta han comenzado a llegar ahora con este nivel Su principal función, como guías y modelos de vuestra especie evolutiva, es serviros de espejo de toda la luz de vuestro nacimiento ancestral, luz que está reconectándose ahora a medida que domináis las fórmulas alquímicas de nuestros Ancestros y reclamáis vuestra herencia galáctica.

En esta etapa altamente desarrollada de vuestro tránsito, queridos amigos, estaréis tan cerca del tránsito que dejaréis de pensar en el proceso mismo.

Ciertamente, la apertura de vuestros campos de visión será tan amplia que ya no os centraréis en vosotros mismos y en la inmediatez de vuestras vidas y experiencias personales. Anticipamos, juzgando a partir de nuestro propio tránsito, que estaréis tan asombrados por lo que ocurre en el Cosmos, tan enormemente Ra-diante, que un nuevo sentido de identidad impregnará toda anterior conciencia de vosotros mismos.

Las relaciones personales restrictivas y perjudiciales, las de naturaleza 'condicional', caerán por su propio peso, pues, como los virus, ya no podrán aferrarse a vosotros a la luz de esas enormes frecuencias. Sólo las uniones centradas en el corazón tendrán lugar en vosotros en ese nivel de despertar y será de una magnitud tan grande que os expandiréis por los océanos y los mares 'no cartografiados' del Cosmos con el amor ilimitado, infinito, de toda existencia... amor que fluye de vosotros, hacia vosotros, a través de vosotros.

La luz insondable y la inteligencia universal que tiene lugar en ese nivel aportará a cada aspecto de vuestra existencia consciente una expresión y un significado más elevados que se hallan tan cerca de la pura esencia espiritual que comenzaréis a 'desapegaros' y a 'despegar', en cierto sentido, del reino terrestre.

En esta etapa de vuestro maravilloso tránsito evolutivo, os sentiréis totalmente comprometidos con la elevación de Gaia, sabiendo que la condición humana y la miríada de formas de vida de su exquisito ser están siendo registradas mediante sus vibraciones en la cuarta dimensión.

Llevándola a la vibración más elevada que vuestro amor y vuestra unidad pueda crear, establecerá el tono de la música del ser humano -música que sonará eternamente a través de las dimensiones, cuando todos vosotros os trasladéis.

Y recordad... Gaia, vuestra hermosa Tierra, es el chakra de la comunicación en vuestro sistema solar. Cuando canta, lo hace todo el cuerpo de Ra y la canción del Sol se transmite a todas las galaxias, sonando a través de las dimensiones del Todo-Lo-Que-Es, Ha-Sido y Será.



CUATRO VECES LA TRINIDAD: EL VÓRTICE PERFECTO DE LA LUZ

En ese punto del continuum espacio-temporal en el que Ra inicia la fase final del tránsito y Gaia se dirige hacia la 'silla para dar a luz', indicada (en vuestro tiempo lineal) por el fin del calendario maya, aquellos de vosotros que ascenderán habrán alcanzado ese nivel de perfeccionamiento de 'relaciones cosmométricas internas' que activará la cuarta triangulación (la décima, undécima y duodécima hebras) en la matriz del ADN -logrando cuatro veces la trinidad: el Vórtice Perfecto de Luz.

Existiendo como conciencia de doce hebras de ADN, estaréis en perfecta sincronicidad con todos los seres de luz del ámbito material -aquellos que han andado con vosotros; aquellos que se han agrupado como familias estelares para brillar en los cielos como las doce constelaciones arquetípicas -igual que tendréis una reconexión total y una llamada de la semilla olvidada de vuestros orígenes.

Los retratos galácticos de vuestra verdadera ascendencia y todo lo que se ha perdido de la historia de la humanidad aparecerá ante vosotros leyendo los Registros Akáshicos y nunca más olvidaréis la grandeza que os trajo a este, el más magnífico momento de los momentos. Tendréis este momento presente, pues vuestra historia es tanto cada fragmento del 'futuro' como lo es cada fragmento del 'pasado'.

Las conexiones encajan todas perfectamente -el velo se levanta para siempre y la memoria de quiénes sois, Homo sapiens, vuelve al fin.

Habiendo logrado presencia en la Tierra con vuestro cuerpo de luz, habréis conseguido esa etapa de crecimiento y finalización kármica -el pulido del cristal interno- por la que no necesitaréis nunca más volver a las escuelas del samsara.

Al fin, almas ancianas, diréis adiós a la densidad, la lucha y la sombra, pues la Gran Iniciación habrá terminado.

Habréis pasado las pruebas.

Todos los que hayáis alcanzado la reconexión de todo el ADN uniréis vuestra conciencia para la magnífica tarea de respirar con Gaia a través del proceso de nacimiento, respirando prana a través de vosotros y en el cuerpo de la Diosa -rítmicamente, en absoluta sincronicidad con las pulsaciones que emanan del Sol, a medida que llegáis al punto del nacimiento. Inhalando prana, expulsando, inhalando, expulsando... alcanzando el momento cataclísmico en el que habéis inspirado lo nuevo en el ser y emergéis, en la otra orilla.

Aquí conoceréis al Maestro Codificado; seréis capaces de percibir su presencia como Supervisor Celeste de la Ascensión de Ra. Ellas marcará el ritmo de la Respiración Una, llevándoos a la perfecta resonancia con lo nuevo de Gaia a medida que vuestra diosa planetaria toma su último aliento en la densidad, lanzándose hacia delante, con la Absolución y pureza del ámbito superior -como vosotros.

Todos los Grandes Maestros aparecen ante vosotros, los Guerreros Angélicos, los Sobre-iluminados... todos los Seres de Luz del Cosmos estarán allí para veros, interpretando la Música de las Esferas a través de vuestro instrumento: el Alma Colectiva de la Nueva Aurora.

Al fin, estaremos ante vosotros y nos conoceréis, así como os conoceréis a vosotros finalmente. Oiréis nuestra voz, dándoos cuenta de que habíais oído sus susurros en el viento... durante todo el tiempo. Sentiréis las oleadas ondeando a través de vosotros mientras nuestro amor fluye a través de esas hebras de luz -las autopistas de la inteligencia de vuestras almashacia vuestros corazones, hacia vuestras almas, hacia la luz de vuestros seres.

Que Dios os bendiga, queridos amigos.

Las celebraciones están a punto de empezar.



2. En el original se da esa paradójica mezcla del masculino (al hablar del Maestro Codificado) y el femenino (al hablar de Ella /She). Sobre el Maestro Codificado, véase el capítulo X de E! Cosmos del alma (Nota del traductor).


Extracto del Capítulo 16.
Las Revelaciones Sirianas
No dejéis de leer sus dos primeros libros: El Cosmos del Alma: una llamada al despertar de la Humanidad (Arkano Books) y Vuelve la Atlántida: las luchas de la oscuridad y la luz (Editorial Sirio). Para más información sobre sus conferencias, talleres y programas de facilitadores del ADN, podéis escribir a Patricia a la siguiente dirección: patcori@tiscalinet.it www.sirianrevelations.net

8491 lecturas

1 Comentario de lectores

05/08/2012

Os felicito por toda esta información que vosotros Trabajadores de la Luz estais comunicando, y que me ha sido enviada por mi querido amigo Guillermo Farber, y gracias a él, ahora me dirijo directamente a vosotros. "Yo SOY",por consiguiente soy Dios en Acción; "YO SOY" Vida, Opulencia, Verdad manifestados ya. Gracias

Rojo Alegre Manuel desde Mexico