Actuar para modificar, sanar y crear. Parte II

Satya


Pregunta:

¿Por qué vestir realmente el traje del personaje que se ha elegido interpretar ayuda tanto?

Respuesta:

“Porque el traje encierra la esencia del personaje.

Puede ayudarte a comprender esto, observando cómo a las personas cambian cuando visten un uniforme, cómo son diferentes cuando están vestidas de cierta manera o de otra.

Con alegría viste el traje de la parte que quieres expresar, con Amor tócalo, obsérvalo con orgullo.

Expresa entusiasmo pensando que él puede recordarte quién eres, puede hacer emerger tu Esencia.

Luego, con este traje juega, canta, danza, feliz como una niña.

Cuando hayas hecho esto, detente y permanece en silencio, siempre vistiendo ese traje.

Dentro de ti emergerán cosas antiguas, en tu corazón surgirán emociones y sensaciones antiguas, en todo tu Ser se creará el espacio para tu nueva imagen, para tu nueva expresión.

Sentirás cuánto un traje te ayudará a transcender tu personalidad, cuánto te acompañará fácilmente a convertirte en el rol interpretado, a ser tú misma.

Con alegría por lo tanto, deja abajo del escenario el traje de tu personalidad y viste el traje de tu Esencia.

No te digo de ir lejos de ti, de dejar tu imagen o los trajes que ahora vistes, simplemente de subir sobre Nuestro escenario para jugar representando.

Observa cuidadosamente el traje que vistes para interpretar, observa de ello la forma y los colores: sentirás que tiene una esencia, porque su Esencia habla en el corazón, crea sensaciones en el cuerpo, hace que nazcan emociones en el corazón.

Cuando luego vives tu cotidianidad, piensa en todo lo que has sentido y experimentado mientras has vestido ese traje: sentirás que todo surge en ti, porque la esencia de ese vestido permanece incluso cuando lo quitas.

Esto ocurre si continúas interpretándola ininterrumpidamente, en todo lugar.

Esto puede hacer que ocurran grandes cosas, puede hacerte vivir fuertes emociones, puede hacerte sentir alegrías ahora inimaginables.

Vivir la propia Esencia, vivir la vida como niños alegres, hace vivir felices y libres, lleva a hacia las grandes conquistas, hace conocer las sabidurías del Alma.”


Pregunta:

¿Cómo puedo hacer cuándo no hay nadie que pueda hacer de director para mí?

Respuesta:

“El silencio será el director.

En el silencio puedes comprender mucho, puedes intuir todo, puedes sentir los nuevos lenguajes que allí se te pide interpretar, puedes descubrir otros partes, otras cosas, que puedes interpretar para alcanzar de prisa lo que deseas.

En el silencio pueden llegar las imágenes de cómo tiene que ser realmente la representación, cuál es la Esencia pura del personaje interpretado, pueden volver las imágenes de cómo has interpretado para sentir y comprender aquello que es necesario repetir.

Y esto siempre llamándoMe a tu lado, para que pueda infundir en ti todo lo que es necesario que tú comprendas, y para que tú puedas sentir Mis aplausos.”


Pregunta:

¿Por qué es necesario interpretar ininterrumpidamente el papel elegido?

Respuesta:

“Porque puede ocurrir que interpretando tu reconozcas tu Esencia, que aquello que interpretas es lo que deseas realmente expresar, pero si luego vistes de nuevo los trajes de la personalidad que siempre has vestido, y vives con esos vestidos, existe el riesgo que tu personalidad y el mundo opaquen el vestido de tu Esencia, opaquen incluso tu Esencia luminosa.

Esto puede anular todo lo que la representación ha creado, puede alejarte de alcanzar aquello que has elegido conquistar.

Por lo tanto, no sólo interpreta ininterrumpidamente, permanece incluso atenta a manifestar todo del traje nuevo y de no expresar nada de los trajes viejos que ahora has elegido deponer, comprendiendo que en realidad no te pertenecen.

Esto será fácil si te enamoras de ti, de tu Esencia luminosa, del papel que has elegido interpretar, del traje que vistes durante la representación.

Entonces, enamórate intensamente de lo que interpretas, del traje que usas mientras interpretas, enamórate con todo tu ser.

Enamorarse del Amor nos convierte en Amor, enamorarse de la Luz nos convierte en Luz, enamorarse de la propia Esencia nos convierte en nosotros mismos, enamorarse de aquello que se interpreta nos convierte en aquello que interpretamos, en protagonistas.

Cuando un corazón está enamorado, siente y ve ante todo esa fuente.

Todo lo demás está rodeado de un velo, todo lo que lo rodea pierde su importancia, y su mirada permanece fija en aquello de lo cual se está enamorado.

Un corazón enamorado deja ir todo, se aparta de todo, con tal que vivir junto a quién o a aquello de lo cual se está enamorado.

No sufre en el dejar, sólo la alegría de unirse. No siente la fatiga en caminar hacia la fuente de la que está enamorado, sólo el entusiasmo por llegar de prisa.

Enamórate de tu Esencia y estarás enamorada de la interpretación, del traje que vistes sobre el escenario, serás feliz de subir al escenario, de vivir ininterrumpidamente la representación.

El enamorado sabe dejarlo todo para vivir el propio Amor, sabe dejar todo para alcanzar el propio Amor, sabe protegerse y proteger el propio Amor de todo y de todos.

Es así que el enamorado expresa la alegría de vivir, la fuerza en todo lo que hace, crea las magias del Amor, porque el Amor convierte todo en una magia, un juego.”


“... Mientras vives tu cotidianidad, cuida siempre tu imagen, tu expresión: de prisa emanarás toda tu Esencia.

Permanece atenta a cada detalle y a las pequeñas cosas.

En todas las situaciones piensa en la parte de tu Esencia que allí puedes vivir y di:

– Aquí estoy... –

y nombra la parte que allí quieres expresar. (una Viajante en camino hacia la Luz, una Ofrenda de Amor, una Flor Celestial, etc.)

Verás que de esta manera, cambiarán muchas cosas dentro de ti y alrededor tuyo.

Siente que mientras interpretas estas quitando todo lo que cubre tu Esencia, todo lo que no hace sentir su perfume. Estás reconquistando todo lo que has conquistado en lo Antiguo, para resplandecer en toda tu belleza, para hacer brillar los tesoros antiguos, para hacer resplandecer tu cuerpo, tu corazón, tu Alma.

Recuerda que no tienes que ser una actriz por un día, por una hora, para una comedia, tienes que ser una actriz siempre, ininterrumpidamente, en cada lugar y con cualquier persona.

Presta atención por lo tanto a la mirada, a la sonrisa, a las palabras, al sonido de las palabras, a la voz, a la expresión del rostro y del cuerpo, a la vibración que emanas en ese momento.

Es así que llegará de prisa el momento en el que no interpretarás más nada porque espontáneamente expresarás toda tu Esencia luminosa, y todo el mundo se volverá tu escenario.

Ya no sentirás ninguna fatiga en hacerlo, sólo la alegría de Ser.”


“... Al principio, la representación puede solicitar un esfuerzo, pero luego todo se convierte en alegría.

En el esfuerzo, piensa que estás interpretando para brillar, para alegrarte ininterrumpidamente, para colmar el corazón, para hacer que el Alma sea libre, para alcanzar tu meta.

Así descubrirás que la representación no te pide nada, te está donando todo.

Actúa la representación como un juego, y juega con intensidad como lo hacen los niños.

Actúa con el empeño y la constancia de quien está entrenando para vencer.

Actúa con la sacralidad de quien siente grande aquello que está conquistando.

Actúa con la responsabilidad de saber que estás creando lo que eliges vivir, ser, d expresar, y que todo esto depende solo de ti.

No bajes nunca del escenario, ni siquiera cuando veas que no hay espectadores... Nosotros estamos y siempre te aplaudiremos.

No permitas por ningún motivo de apartarte de la representación, de hacerte bajar del escenario.

No permitas a nadie de hacerte cambiar la representación o de interrumpirte.

Debes protegerte y proteger tu representación y Nuestro escenario, de todo y de todos.

Es así que de prisa expresarás cuánto eliges, vivirás como deseas, manifestarás quien eres y tu Esencia luminosa.

Si algo o alguien podría crearte dificultad, hacerte bajar del escenario, interrumpir tu representación, ven a Mis brazos, hechos para que Yo te abrace fuerte.

Sentirás Mi corazón listo para refugiarte de todo y de todos, sentirás Mi Amor que te envuelve y te protege.”


“... No olvides nunca que eres tú quien crea todo, con tus pensamientos, intenciones, palabras, acciones, expresiones y vibraciones.

He aquí porque la representación verdadera, intensa, continua, y el interpretar con todo vuestro ser, crea todo aquello que os rodea, crea alquimias en el corazón y en el cuerpo.

Si eres triste y recitas la sonrisa, la tristeza desaparecerá.

Si estás sufriendo y recitas la alegría, cantando, bailando, expresando que eres feliz, el sufrimiento perderá en intensidad, podrá incluso desaparecer. Será más fácil comprender de ello su significado y por lo tanto sentir realmente sólo alegría y gratitud hacia aquello que te ha hecho sufrir.

Si te sientes débil y representas la fuerza, saldrá desde lo más profundo de tu interior realmente la fuerza.

Si te sientes cansada en hacer algo y representas el entusiasmo por aquella cosa, el cansancio se desvanecerá.

Si te sientes insegura y representas la seguridad, hallarás confianza en ti.

Si te sientes temerosa y representas el coraje, realmente sentirás la determinación entrar dentro de ti.

Si sientes el corazón hinchado de llanto y representas la risa, el corazón se volverá ligero.

Si te sientes sobrecargada por muchas responsabilidades y representas a la niña despreocupada que corre por los prados, entre los árboles, sentirás que la vida es un juego.

Así recordarás que lo que estás viviendo es una ocasión de aprendizaje, de crecimiento, y puede transformarse en una ofrenda.

Y así es en todo y para todo.

Observa como cambiando sencillamente la expresión del rostro o la postura del cuerpo, cambian tus sensaciones, tus emociones.

Por lo tanto, puedes estar segura que las representaciones crean y crearán siempre, transformarán todo.

He aquí porque la representación puede sanar el corazón, el cuerpo, hacer que el Alma sea libre.”


“... Recuerda que no debes pensar que estás interpretando, debes sentir que estás modificando, que estás conquistando.

Cree en el poder de las representaciones, y representa con intensidad, con entusiasmo, con todo tú ser, sintiendo que estás alcanzando una meta importante: la expresión de tu Esencia.

Siente que estás conquistando tu belleza, tu grandeza, tu luminosidad, la inmensidad de tu Esencia, la libertad del Alma.

Sintiendo esto, dejarás ir, sin darte cuenta, todo lo que ha impedido la expresión de tu Esencia, lo que ha creado obstáculos, dificultad, sufrimientos.

Interpretando dejarás ir, sin fatiga, la personalidad que te ha alejado de tu Esencia, de las fuentes de alegría y del Amor.

Recitando quitarás el espacio a la mente que crea límites y encarcela, darás espacio al corazón que lleva a la libertad.

Tus ojos y tu cuerpo emanarán, todo tu Ser expresará luminosidad, vivirás en el Amor y en la alegría.”


“... Con la representación puedes expresar, vivir y utilizar, todas las ‘Llaves de Luz,’ contigo, con todos, siempre y en todo lugar.”


“... Interpreta la niña que juega en todo, interpreta con todo la niña que juega al juego de la vida.

Llegará el momento en que no jugarás a la vida, pero vivirás la vida jugando, vivirás la magia de un algo que no puede ser expresado con la palabra vida.

Cuando representes de jugar o realmente juegues, hazlo intensamente, expresando la vida en el juego: vivirás intensamente todo, vivirás la vida como un juego.

En realidad la vida es un bonito juego que el Alma ha elegido para aprender, para crecer, para evolucionar.

Representa el juego, juega representando.

Conocerás alegrías inimaginables, vivirás emociones y sensaciones todavía no conocidas, volverás atraerás grandes ofrendas, vivirás el viaje del Alma como una magia, crearás y atraerás todo lo que necesitarás.”


“... En la representación cuida la imagen, el traje, la expresión del rostro y del cuerpo, el lenguaje, el tono y el sonido de las palabras, las vibraciones que emanas.

Sube a Nuestro escenario con la alegría de interpretar, e interpreta con alegría, intensidad, empeño.

Y luego danza, canta, alégrate, celebra lo que has conquistado y lo que conquistarás con la representación.”


“... Puedes interpretar no sólo las partes de tu Esencia, los sentimientos y las emociones que deseas expresar, cómo deseas vivir, sino también cada sueño tuyo, cada deseo tuyo y cada fantasía, incluso lo inimaginable.

Recuerda el poder de las representaciones, y cuánto las representaciones te llevarán a expresar el Poder del Ser, el Poder del Alma.”


“... Y sonriendo Me acerco a ti con músicas, cantos, danzas, juegos, para ayudarte a ser música, sonido, canto, danza, juego.

No he dicho para ayudarte a bailar, cantar, sonar, jugar y crear música, sino para ayudarte a ser música, sonido, canto, danza, juego.

Esto la mente no lo puede comprender, pero tu corazón sí, tu Alma conoce ya su significado.

Todo esto y mucho más puedes ser creyendo en ti, en Nosotros, en la Luz, interpretando lo que elijas, deseas, sueñas, interpretando lo impensable, lo inimaginable.”


Comentario

Querida Alma Luminosa, éstas son las palabras de los Ángeles, éstas son mis experiencias.

Si eliges jugar el juego de la representación, puedes descubrir cosas nuevas, experimentar alquimias inimaginables dentro y alrededor de ti, abrir puertas nuevas, recibir grandes ofrendas.

No temas de perder tu identidad interpretando: cualquier cosa que hagamos junto a los Ángeles nos lleva a hallarnos y a hallar, nunca a perder.

Si observas alrededor de ti verás que muchas personas viven todo el día interpretando..., conscientemente o no..., pero interpretan lo que los otros y el mundo quiere.

Esto lleva a perderse y a vivir encarcelado.

Por lo tanto podemos elegir de interpretar cómo deseamos ser y vivir, elegir de interpretar nuestra Esencia para poder expresarla en cualquier lugar, siempre, con cualquier persona.

Esto nos lleva a vivir libres, alegres y a comportarnos como a Almas Luminosas.

Nos permite de recibir y donar Amor y Luz.

Atrae ofrendas y crea magias.

Como las intenciones, los pensamientos y las palabras, crean o destruyen, lo mismo sucede con la representación.

Es necesario por lo tanto una gran atención a cómo nos comportamos cotidianamente, para sentirnos responsables de lo que con nuestras intenciones, pensamientos, expresiones, acciones y vibraciones, atraemos o alejamos, creamos u obstaculizamos lo que deseamos ser, vivir y tener.

De esta manera podemos ser más conscientes de si estamos actuando interpretaciones que nos encarcelan, nos limitan, crean sufrimientos, destruyen, interpretaciones que hacemos por costumbre, por temores, para obtener ventajas.

Esta conciencia nos permite de elegir interpretar en cambio, aquello que atrae ofrendas, trae alegrías, crea magias, nos hace libres.



Extraído del libro: Sanarse y ayudar a sanar
Autora: Satya
Además de estos libros hemos publicado 22 pequeños-e-book:
http://www.suonidiluce.com/es/libros/libros/peque%C3%B1os-e-books/

3146 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo