Brilla la sabiduría... Hágase la Luz. Parte I

Varios/Otros


Seres superiluminados se han unido a nosotros Elevaremos la vibración.

Excelentes profesores y maestros del espíritu que han caminado por la Tierra en varias de las etapas del desarrollo humano han aludido a través de vuestra historia escrita y vuestros mitos a la 'Sabiduría Secreta1, pero nunca la compartieron abiertamente, pues sus circunstancias eran muy diferentes de las que están teniendo lugar ahora que la Madre Tierra está tomando posiciones y se está produciendo semejante expansión en el inconsciente colectivo de la raza humana.

Los suyos eran tiempos en los que el secreto resultaba esencial para su propia protección y para salvaguardar el conocimiento de la verdadera naturaleza del ser humano y del Universo multidimensional Era necesario que se protegieran del castigo de aquellos de intenciones oscuras -disfrazados estos de académicos, sacerdotes y reyes-. Los suyos eran tiempos de iniciación, reto y obstrucción, a la vez que eran tiempos iluminados, gozosos y guiados por Seres Angélicos, Seres de Luz, por la inteligencia de los ámbitos superiores y por el corazón del Todolo-que-Es.

Ciertamente, los suyos eran tiempos en los que vuestro Logos Solar estaba firmemente entregado al universo de materia, como lo estaba la Tierra y la familia de deidades que han brillado en el resplandor de vuestro Sol desde su materialización en el espacio físico... como lo estaba la mayoría de la humanidad.

Recordad lo que os hemos contado de la Atlántida, de su caída de la gloria en manos del Sacerdocio Oscuro, y resultará claro por qué tantas manifestaciones del progreso espiritual y alquímico logradas durante los momentos cumbre de vuestras más elevadas civilizaciones se han conservado en secreto y se han almacenado -esperando un momento en vuestra evolución en el que la conciencia humana fuese capaz de dar estos pasos de gigante y adelantarse para reclamar su verdadera herencia... caminar en el brillo de mentes y espíritus iluminados.

Ese punto evolutivo en el continuum espacio-temporal es ahora.

Vuestro sistema solar, el cuerpo de Ra, se está transmutando en todos los niveles... esto es ya sencillamente incuestionable. Las radiaciones del Sol han aumentado espectacularmente; algunos cuerpos de luz de los planetas se están volviendo más explosivos; otros son más luminosos; el Universo está literalmente zumbando con las elevadas frecuencias del alma celestial a medida que van elevándose cada vez más.

Aquellos que han despertado pueden sentir este gran cambio; los intelectuales pueden conceptualizarlo; vuestros científicos están descubriendo maneras de medirlo. Ciertamente, todos los seres vivientes de vuestro mundo tienen conciencia, en un nivel u otro, de que este es un momento como ningún otro en la historia de Gaia y aquellos de vosotros que habéis explorado vuestro miedo residual y trabajado con él, estáis sintonizando con las nuevas vibraciones y las radiaciones que regulan activamente el cambio de conciencia en la galaxia.

Vuestros pensamientos de nuevas realidades asombrosas -de vuestra transformación en cuerpos de luz- son parte de esta conciencia que se eleva y del anclaje de la luz como lo es el doloroso (aunque también estimulante) proceso de limpieza de la Tierra, de renovación y preparación de los cambios geofísicos que están alcanzando nuevos extremos, a medida que el planeta gira rápidamente hacia el 'túnel' de la ascensión en el centro del torbellino.

Y a la inversa, quienes están manipulados por la fuerza oscura y quienes eligen aferrarse a sus desacertados temores y otras emociones restrictivas están quedando cristalizados, en cierto sentido, en sus vibraciones desaceleradas -y aquí quisiéramos subrayar una vez más la importancia de vuestra entrega al reconocimiento de cómo y por qué estas energías se están imponiendo deliberadamente sobre la sociedad global... y cómo finalmente toman forma en lo que llamáis las 'creencias centrales' de la colectividad.

Mientras vosotros experimentáis una estimulación de vuestros procesos mentales -vuestra manifestación del pensamiento en la materia y vuestras respuestas emocionales elevadas-, quienes se hallan todavía encerrados en las ilusiones de la realidad física y se aferran a su impermanencia (en el miedo y la ignorancia de lo que hay más allá) están teniendo la experiencia opuesta, el otro polo -en el que las formas mentales se hielan como plantillas sobre las que pueden implantarse y hallar resonancia otras vibraciones negativas-, aquél que cierra el centro del corazón y fortalece el ego.

Las drogas, como hemos dicho anteriormente, están proliferando de manera rápida y furiosa -remedios para controlar el estado de ánimo que se arrojan sobre vuestras sociedades como panaceas para la desarmonía personal y cultural que se está manifestando como reacción a todo aquello con lo que se os está alimentando a la fuerza, algo que el Poder se encarga de hacer.

Su efecto, el entumecimiento y la intoxicación de los cuerpos mentales y emocionales, se registra sobre esas plantillas, desacelerando posteriormente las frecuencias vibratorias de la mente, hasta que lo que resuena en el individuo son formas mentales estériles que se parecen a un lago en invierno, en el que el hielo cubre las profundas aguas que hay abajo.

Estas aguas, espejos de la emoción humana, permanecen atrapadas en una matriz de vulgaridad impura e inarmónica, en las que reflejos de los oblicuos rayos de luz del invierno pueden percibirse en la superficie, pero que son refractados por la densidad de ese escudo de hielo: sin llegar nunca a penetrar hacia abajo y por tanto sin lograr nunca su objetivo.

Quienes habéis aprendido a vivir centrados, caminad siempre con la luz dirigida hacia lo alto. Así, la luz fluye por el tubo astral que recorre vuestra espina dorsal desde la coronilla, bañando los chakras, llenando el corazón y andándoos en la Tierra, en el calor nutricio de la deidad.

Sabéis que se necesita vuestra ayuda para llevar a otros hacia esa luz -allí donde la mente consciente observa, confronta y resuelve la sombra y donde el ungüento de la ilusión es sustituido por el conocimiento y la integridad del alma.

Vuestra voz intrépida es la flauta que conducirá a los perdidos y desorientados fuera del laberinto -por muy convencidos y decididos que estén a permanecer ahí, confundidos y desorientados en cada esquina del laberinto-.

Queremos reconocer, de una vez por todas, que vuestro proceso de ascensión individual, el viaje espiritual, por una parte se halla determinado por el progreso específico de vuestra alma, y por otra, es un reflejo de vuestra contribución a la comunidad de los seres vivientes y vuestra interacción con ella. Vuestro compromiso con la totalidad mayor y el trabajo que estáis realizando en la persecución de vuestro avance espiritual son impulsados a grandes alturas una vez comprendéis plenamente cómo vuestros pensamientos, los motores fundamentales de vuestras realidades personales, reverberan a lo largo de todo el Cosmos... del mismo modo que cristalizan en la densidad de la 3D, como materia.

Si creéis que no podéis influir en el cambio a nivel global, o no deseáis perder vuestro tiempo sirviendo a otros cuando estáis tan ocupados en vuestros propios pasos de gigante a lo largo de la espiral ascendente, no dudéis de que os engañáis cuando contempláis las maravillas del Espíritu y vuestro propio potencial.

Igualmente, si no estáis dispuestos a analizar y examinar los mecanismos que ensombrecen la conciencia humana, os será difícil pasar las pruebas de la gran iniciación, caminar en la cuerda floja con un equilibrio perfecto - intrépidos portadores de la luz durante la ascensión.

Os pedimos que os mantengáis alertas, observando constantemente cómo el ego se pavonea acaparando la atención, y seáis humildes, no confundiendo nunca -ni siquiera por un instante- el brillo de vuestros dones y habilidades con el resplandor que irradia del corazón.

Dicho esto, comencemos recordando el axioma hermético, antaño secreto:

Como arriba, así es abajo y Como abajo, así es arriba Sobre este precepto quintaesencial de la ley universal, queremos construir un entendimiento más claro de la naturaleza de toda conciencia y cómo esto se refleja desde lo que existe más allá de las partículas subatómicas, las células, vuestras realidades personales, la Tierra, a través del universo, los ámbitos superiores y así hasta el infinito del Todo-lo-que-Es (atravesando el mar de toda la existencia).





Extracto del Capítulo 12.
PARTE II - Y EL VELO SE LEVANTA
BRILLA LA SABIDURÍA… HÁGASE LA LUZ

Las Revelaciones Sirianas
No dejéis de leer sus dos primeros libros: El Cosmos del Alma: una llamada al despertar de la Humanidad (Arkano Books) y Vuelve la Atlántida: las luchas de la oscuridad y la luz (Editorial Sirio). Para más información sobre sus conferencias, talleres y programas de facilitadores del ADN, podéis escribir a Patricia a la siguiente dirección: patcori@tiscalinet.it www.sirianrevelations.net

8458 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo