El espíritu.

Varios/Otros


A veces las cosas suceden por sí solas como en el azar de la matemática pura. No siempre todo será como tiene que ser: a veces será lo que ha sido porque algo fue de una manera en lugar de otra y, si llega a ser diferente nosotros tendremos que corregirlo. No quisiéramos corregir eso porque esa corrección será fuerte y a nosotros nos duele eso, eso que Díos nos confió y El nos mira porque El no está en eso. ¡Hay veces sí las hay!

Las hay y por eso el hombre creará al hombre desde el laboratorio de Alemania. ¿Quién dice que ese hombre no tendrá alma? La tendrá porque se ha dicho que toda vibración es el alma y donde hay vida, hay vibración. Lo que no es correcto es ese concepto humano de un alma personal, no hay alma propia así como no hay espíritu propio.

Hay un alma universal, un espíritu universal, una inteligencia universal ¡Todo eso es la gran vibración! ¡Todo eso es lo que hay allá! Eso que constantemente baja a los seres, a quienes más, a quienes menos, y regresa arriba ampliado o minimizado para reincorporarse al Todo único. por eso hay reencarnación y no la hay; y por eso, después de dormir el cuerpo, no hay espíritu de él y sí lo hay porque el espíritu prestado al ser regresa al gran Ser, después que un ser dejó de ser, y entonces, pierde toda característica que lo pueda distinguir de otra esencia. Permanece en el espacio algo que pueden definir como cromosomas vibratorios, algo que pertenece a las partículas vibrantes que son solidarias con las partículas atómicas, algo que los humanos no conocen toda vía ya que creen que el átomo es así como lo conocen. Es la era del gran dogma: el átomo; es la época del más equivocado axioma científico: el átomo.

Señores científicos, el átomo no es como ustedes lo co nocen. Se necesitan intuiciones cuánticas para interpretarlo, el átomo está envuelto por una nada que vibra 17 veces más que (a luz, algo super fotónico muy cerca de Dios, mejor dicho, el último peldaño antes de llegar a Dios. Esta “nada” (¡ya se les ha dicho cuanto de nada tiene esta nada!) es el “algo” que queda de los átomos que se transforman en el pro ceso final del cuerpo humano, es ese “algo” que irá arriba y que “algo” deja por donde estuvo y por donde está. Pero no piensen en seres espirituales que andan por el espacio en varios niveles jerárquicos, en calidad y cantidad distintas.¡Cuan humano es pensar eso! El espíritu está, únicamente, con el gran espíritu, en un solo nivel de calidad y cantidad y solamente pertenece al Ser; sale del Ser en partes y al Ser regresan las partes que salieron de El sin formar estaciones intermedias. Déjense de estar pensando en el karma y en el Paraíso, déjense de estar pensando y aprendan a integrarse, acepten la
vibración sin buscar catalogarla y juzgarla; es así como se aceptan los dones y si mucho están recibiendo, aprendan a distribuir lo que han recibido y acuérdense que todo tendrán que devolverlo porque “lo mío”, no existe. Ni el alma es de uno pero si es “del Uno” y de El y en El está.



Extracto de:
SAO ME HA DICHO…
Coloquio Con Un Ser De Las Estrellas
FUNDACION SAO A.C.

8320 lecturas

Comentario de lectores

Ninguno para este artículo